See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Un inhalador que combate los gérmenes podría proteger contra agentes de bioterrorismo

Sus fabricantes señalan que podría proteger a los primeros socorristas o a los que tienen sistemas inmunodeprimidos

LUNES 3 de diciembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Al escuchar la palabra inhalador la mayoría de la gente piensa en el asma, pero una nueva investigación muestra que los inhaladores podrían combatir la infección y salvar la vida de los bomberos, trabajadores de emergencia y otros primeros socorristas.

También podrían ayudar a proteger a las personas que tienen sistemas inmunitarios debilitados por la quimioterapia o el VIH, de acuerdo con dos científicos que han evaluado el nuevo inhalador en ratones.

"Demostramos que podíamos proteger a los ratones contra cuatro clases importantes de patógenos: bacterias Gram-positivas, bacterias Gram-negativas, hongos y virus. Este inhalador protegía contra todo lo que lo probamos", afirmó el autor del estudio Brenton Scott.

El equipo tenía previsto presentar sus hallazgos el lunes en la reunión anual de la American Society for Cell Biology en Washington, D.C.

La neumonía, en especial, es una causa significativa de muerte para los pacientes de quimioterapia, así que los investigadores decidieron averiguar si podían proteger a los pacientes contra la enfermedad al aumentar la actividad inmunológica de los pulmones de antemano.

El equipo expuso a los ratones a una formulación aerosolizada llamada estimulante inmunológico innato pulmonar aerosolizado (ALIIS, por su sigla en inglés), un extracto bacteriano soluble.

Luego expusieron a los ratones al Streptococcus pneumoniae inhalado, el patógeno que causa la neumonía.

Todos los ratones que no fueron tratados murieron a causa de la infección, pero el 83 por ciento de los que fueron expuestos dos horas tras el tratamiento sobrevivieron, así como el 100 por ciento de los ratones que fueron expuestos entre cuatro y 24 horas más tarde. La protección duró tanto como cinco días, apuntó el equipo, y también resultó efectiva contra un amplio rango de patógenos, incluida la bacteria responsable del ántrax, la plaga, tularemia, el hongo Aspergillus y el virus de la influenza.

De acuerdo con Scott, esta protección de amplio espectro significa que ALISS podría ser usado potencialmente en los primeros socorristas en caso de un ataque bioterrorista.

"Los primeros socorristas podrían tomar potencialmente una dosis de ALIIS y estar protegidos sin saber de qué tipo de bacteria se trata, y tener la oportunidad de ver qué bacterias hay diseminadas", dijo Scott, que ideó un sistema de liberación similar al de un inhalador de asma.

Sin embargo, Steven Mizel, profesor de microbiología e inmunología en Ciencias de la salud de la Universidad de Wake Forest en Winston-Salem, Carolina del Norte, se muestra escéptico.

"Si los primeros socorristas se hacen un corte en un dedo, están muertos", apuntó.

Eso se debe a que la protección ofrecida por ALIIS se limita a los patógenos inhalados; la exposición a la bacteria inyectada sigue causando la muerte, anotó Scott. Pero Scott cree que este hallazgo también es beneficioso, dado que sugiere que el medicamento induce solamente una respuesta inmune focalizada, en lugar de una respuesta potencialmente dañina por todo el cuerpo.

Scott también anotó que ALIIS no indujo la formación de mucosidad ni la exacerbación del asma, y que la exposición repetida de los ratones al tratamiento pareció causar poco daño a largo plazo más allá de la fibrosis, un engrosamiento de las vías respiratorias.

ALIIS induce la estimulación masiva de la llamada respuesta inmunológica innata, una mezcla de péptidos (proteínas) antimicrobianas, factores de crecimiento y glóbulos blancos que de manera colectiva, aunque no específica, se enfrentan a patógenos potenciales. En efecto, es tan efectivo, apuntó Scott, que los microbios mueren prácticamente al entrar en contacto con el recubrimiento de las vías respiratorias.

Pero ALIIS no tiene ningún efecto sobre el otro brazo de la inmunidad, la respuesta adaptativa de los linfocitos B y T que son los responsables de los anticuerpos protectores y la memoria inmunológica a largo plazo. Como resultado, señaló Mizel, su eficacia potencial en el mundo real podría ser limitada.

"Creo que esta investigación respalda el argumento de que la respuesta inmunológica innata se puede desencadenar, y esa es una buena acción contentiva", dijo Mizel. No obstante, agregó que "se necesita una inmunidad adaptativa para accionar esa respuesta a la larga", sobre todo si el cuerpo se expone a grandes dosis de patógenos, y esto es lo más probable durante un incidente de bioterrorismo.

"Si una persona se encuentra en el epicentro de un ataque, y hay altas concentraciones de bacterias alrededor, me sorprendería si el sistema inmunológico innato fuera capaz de manejar todo eso", señaló.

El autor principal del estudio, el Dr. Burton Dickey y Scott han creado una compañía llamada Pulmotect para comercializar el ALIIS. Los ensayos clínicos están en las fases de planificación, apuntó Scott, pero tendrán que esperar al menos hasta que se completen estudios de seguridad y eficacia en otros modelos de animales.

Más información

Para más información sobre las enfermedades infecciosas, visite los U.S. Centers for Disease Control and Prevention.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Brenton L. Scott, Ph.D, MBA, University of Texas M.D. Anderson Cancer Center, Department of Pulmonary Medicine, Houston; Steven B. Mizel, Ph.D., professor, Department of Microbiology and Immunology, Wake Forest University Health Center; Dec. 3, 2007, presentation, American Society for Cell Biology annual meeting, Washington, D.C.
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.