See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Implantes de un sólo óvulo reducen las probabilidades de nacimientos múltiples

Estudio revela que la estrategia modificada de fertilización in vitro mantiene el mismo índice de nacimientos vivos

MIÉRCOLES 1 de diciembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Una estrategia modificada de la fertilización in vitro (FIV) redujo el índice de nacimientos en mujeres más jóvenes mientras mantuvieron casi el mismo índice de nacimientos vivos.

La estrategia, practicada en mujeres menores de 36, involucró la transferencia solamente de un embrión fresco (en lugar de dos), y luego, si el primer embrión no "agarraba", se transfería un embrión que había sido congelado previamente y se descongelaba, reportan los investigadores suecos.

"El beneficio es la drástica disminución del índice de nacimientos múltiples sin que haya una reducción sustancial del índice general de nacimientos", dijo la Dra. Christina Bergh, autora principal del estudio que aparece en la edición del 2 de diciembre del New England Journal of Medicine. Bergh es una profesora de obstetricia y ginecología del Hospital Universitario de Sahlgrenska en Goteborg, Suecia.

Se calcula que 1.2 millones de niños han nacido como resultado de la FIV en todo el mundo, y cerca del 1 por ciento de los recién nacidos en los EE.UU. son concebidos con tecnología reproductiva auxiliar, de acuerdo con una nota editorial adjunta en la publicación.

La FIV incrementa significativamente las probabilidades de tener mellizos, trillizos o incluso más bebés. Y los nacimientos múltiples son una preocupación ya que aumentan el riesgo para el nacimiento prematuro, un peso al nacer bajo o muy bajo, e incluso la muerte del bebé. La mortalidad neonatal es cuatro veces mayor entre mellizos que en bebés únicos, y los mellizos están también bajo un riesgo mayor para las discapacidades de largo plazo, incluyendo parálisis cerebral, de acuerdo a la nota editorial.

La práctica de implantar múltiples embriones data desde la introducción de la FIV, hace aproximadamente 25 años, cuando los índices de embarazos exitosos eran extremadamente bajos.

"La FIV ha avanzado mucho desde sus etapas iniciales cuando se usaban cuatro embriones y se tenía un índice de embarazos del 15 por ciento", dijo el Dr. Owen K. Davis, autor de la nota editorial y director asociado de la FIV de la Facultad de Medicina Weill de la Universidad de Cornell en la ciudad de Nueva York.

"Ahora que cada embrión tiene una mejor probabilidad de ser implantado que antes, podemos darnos el lujo de preocuparnos por los nacimientos múltiples", dijo Davis, presidente inmediato anterior de la Society for Assisted Reproductive Technology.

En 1993, los médicos suecos comenzaron a reducir el número de embriones transferidos en una mujer de tres a dos. Como resultado, casi no se tienen trillizos, mientras que el índice de embarazos permanece en un 35 por ciento y el índice de nacimientos vivos en un 25 por ciento, indicaron los investigadores.

En los Estados Unidos, las directrices recomiendan no transferir más de dos embriones y que se considere sólo uno cuando sea posible.

Para el estudio actual, realizado en Suecia, las mujeres menores de 36 años con al menos dos embriones de buena calidad fueron aleatoriamente asignadas a uno de dos grupos. Las mujeres del primer grupo fueron sometidas a una transferencia de dos embriones frescos al mismo tiempo. Aquellas en el segundo grupo tuvieron solo un embrión fresco primero, y si no había nacimiento, eran sometidas a una transferencia subsiguiente de un solo embrión previamente congelado que se descongelaba.

En el grupo de los dos embriones frescos, 142 de las 331 mujeres (un 42.9 por ciento) tuvieron embarazos que resultaron en al menos un nacimiento vivo. En el segundo grupo, 128 de 330 mujeres (38.8 por ciento) tuvieron embarazos que resultaron en al menos un nacimiento vivo (sólo el 27 por ciento se embarazó tras la primera transferencia mientas que el resto requirió de una segunda transferencia).

Sin embargo, el estudio reportó que los índices de nacimientos múltiples fueron del 33.1 por ciento para el grupo de los dos embriones y del 0.8 por ciento para el grupo de sólo un embrión.

"Este es el primer estudio con suficiente poder para probar la hipótesis de que un embrión transferido por una o dos ocasiones comparado con la transferencia convencional de dos embriones en una misma vez puede ofrecer un índice similar de nacimientos", dijo Bergh. "El estudio enfatiza la importancia de un programa de congelamiento de buen funcionamiento y considero que las clínicas deberán mejorar sus resultados tras el congelamiento".

Es importante resaltar que las mujeres participantes en el estudio eran propensas a embarazarse de la FIV, recalcó Davis. Eran jóvenes (la edad media era de 31), este era tan sólo su segundo intento de la FIV, y cada una de ellas contaba con al menos dos embriones viables.

"En mi clínica, la edad media es considerablemente mayor y la mayoría de las pacientes han fracasado por varias ocasiones", declaró Davis.

Lo que hace surgir la pregunta de que si estos resultados obtenidos en la relativamente homogénea población de suecia son aplicables a los Estados Unidos. "En los EE.UU., a diferencia de Europa, las pacientes van a la FIV como un último recurso por lo que ya han tenido tratamientos [de fertilidad] sin éxito con frecuencia, mientras que en Europa, hay una tendencia de ir directamente a la FIV", indicó Davis.

Además, sólo entre el 50 y 75 por ciento de los embriones sobrevive el descongelamiento. "En este estudio, el 17 por ciento de las personas que no tuvieron éxito en la transferencia única" no contaron con la opción de un segundo embrión, según Davis. "El estudio es básicamente una revelación que tiene buenos puntos, pero que no necesariamente se van a utilizar con todas".

Más información

Visite la American Society for Reproductive Medicine para más información sobre la fertilización in vitro.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Christina Bergh, M.D., Ph.D., professor, obstetrics and gynecology, Sahlgrenska University Hospital, Goteborg, Sweden; Owen K. Davis, M.D., associate director, IVF, Weill Medical College of Cornell University, New York City, and immediate past president, Society for Assisted Reproductive Technology; Dec. 2, 2004, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined