Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Una dieta apropiada combate el acné

Dieta occidental culpable por la proliferación de granos faciales

Lunes, 16 de diciembre (HealthDayNews) -- La dieta occidental estándar de almidones y azúcares refinados podría ser una principal causante de altos índices de acné de lo que se piensa.

Esa es la creencia de un equipo internacional de investigadores quienes sospechan que alimentos altamente procesados, tales como panes, cereales, chocolate y pizza, causan que el cuerpo produzca altos niveles de insulina, que a su vez conduce a un exceso de hormonas masculinas. El exceso de hormonas masculinas causa una sobreproducción de sebum una materia grasosa que bloquea los poros y el resultado es el acné.

"El acné puede ser psicológicamente devastador para un adolescente", según un autor del estudio Loren Cordain, profesora de salud y ciencia del ejercicio en Colorado State University.

De mayor importancia, añadió, es que "el acné es sólo un pequeña parte de un mayor problema de salud". La típica dieta occidental también contribuye a condiciones cardiacas y otras enfermedades.

De acuerdo con el estudio, publicado en la edición de diciembre de la "Archives of Dermatology", de 79 a 95 por ciento de los adolescentes en las sociedades occidentales tienen acné. De cuarenta a 54 por ciento de los jóvenes mayores de 25 años lo tienen, y para los occidentales en la mediana edad, 12 por ciento de las mujeres y tres por ciento de los hombres todavía sufren de acné.

Cordain dijo que se interesó en la conexión luego de leer un artículo acerca de una tribu que vive en una parte del mundo no desarrollado cuyos miembros no tenían granillos en el rostro hasta comenzar a ingerir una dieta occidental.

Por lo tanto, los investigadores comenzaron a estudiar dos poblaciones libres de granos faciales una de Papua Nueva Guinea y la otra de Paraguay. Estas personas primitivas viven sin electricidad ni agua e ingieren una dieta indudablemente no occidental. Comen sólo los alimentos que cazan, recolectan o cultivan.

Los investigadores examinaron 1,200 isleños Kitavan (incluyendo 300 adolescentes) de Papua Nueva Guinea y 115 cazadores y recolectores Ache (incluyendo 15 adolescentes) de Paraguay. No encontraron casos de acné en ninguna población. De hecho, el estudio indica que no encontraron granos faciales en ninguna de las personas estudiadas.

"Hubo una sorprendente falta de acné", indicó Cordain, y no fue un efecto que se produjera una sola vez. Los investigadores estudiaron la personas Ache por dos años y nunca vieron un solo caso de acné.

Investigación previa había demostrado que cuando los integrantes de la tribu, tales como los estudiados, adoptaban un estilo occidental, el acné se producía. De manera que la genética podría no estar protegiendo los sujetos de la investigación de Cordain.

Eso implica, sostuvo, que la falta de acné tuvo algo que ver con el ambiente, y el único factor ambiental conocido que causa exceso de insulina, hormonas masculinas y sobreproducción de sebum vistos en la civilización occidental es la dieta.

Otros investigadores, sin embargo, no están tan seguros.

"Si los alimentos procesados ocasionan acné, ¿por qué ni los ancianos ni los niños tiene acné?" , inquirió el doctor Ted Daly, un dermatólogo en Nassau University Medical Center en East Meadow, Nueva York. Daly dijo que también encontró que es difícil creer que de las 1,200 personas estudiadas por el grupo de Cordain, los investigadores no pudieran encontrar un barrillo o una espinilla. Si ése es el caso, manifestó Daly, no existe prueba de que no es una genética básica, o algo en el ambiente que sea responsable de una piel más limpia.

El doctor Harry Saperstein, director de dermatología pediátrica en Cedars-Sinai Medical Center Los Angeles, dijo que la teoría de Cordain es "un punto de partida interesante", pero todavía no se ha probado científicamente.

Cordain, sin embargo, no está convencido de que la dieta occidental esté libre de culpa y recomienda cambiarla para reducir el acné y mejorar una salud en general. Se apresura a indicar, no obstante, que no aboga por ninguna de la populares dietas altas en proteínas, porque son con frecuencia altas en grasas saturadas.

Lo que recomienda es una dieta baja en contendido glucémico. El índice glucémico predice cuánto un alimento particular aumentará los niveles de insulina. Pan, patatas, muchos cereales y dulces tienen altos índices glucémicos, mientras que las frutas, vegetales y productos del salvado tiene bajos índices glucémicos. Daly apoya una dieta que contenga un tercio de proteína (de carne magra pescado), un tercio de grasa y un tercio de carbohidratos complejos tales como frutas y vegetales.

Daly indicó que si se desea reducir las erupciones del acné, se debe mantener la piel limpia y usar diariamente una crema o un limpiador con peróxido de benzoico. Señaló que aunque no conoce de ningún estudio que vincule científicamente el alimento y el acné, si consideras que un alimento en particular lo produce, debes evitarlo.

Qué hacer

Para mayor información sobre el acné y sus tratamientos, visita el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades de la Piel y Músculo-Esqueléticas o la Academia Americana de Dermatología.

Fuentes: Loren Cordain, Ph.D., profesora, salud y ciencia del ejercicio, Colorado State University, Fort Collins, Colo.; Ted Daly., M.D., dermatólogo, Nassau University Medical Center, East Meadow, N.Y., Harry Saperstein, M.D., dermatología pediátrica, Cedars-Sinai Medical Center, y profesor asociado, medicina y pediatría, Universidad de California, Los Angeles; diciembre 2002, "Archives of Dermatology"
Consumer News in Spanish