See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Ayudando a los que mojan su cama a superar el hábito

El castigo nunca es la respuesta, indican los expertos

Lunes, 18 de febrero (HealthDayNews) -- Mojar la cama es un asunto que ni los niños ni sus padres desearían pensar, y mucho menos hablar de ello.

Esto es probablemente porqué muchos no se dan cuenta de que esto se puede tratar de manera eficaz y curarse en un periodo de tiempo relativamente corto.

La falta de entendimiento y de comunicación acerca del asunto fueron el foco central de un panel de discusión sobre mojar la cama que se presentó en una reciente edición de "Infectious Diseases in Children". Médicamente referido como "enuresis nocturna primaria", el mojar la cama se considera típicamente como un problema si los niños no son capaces de mantenerse secos durante la noche luego de los cinco o seis años. El problema es más común en los niños que en las niñas.

Pero a menos que el mojar la cama comenzara luego de que un niño haya estado seco durante la noche por al menos seis meses, expertos indicaron que el problema probablemente no está en el comportamiento.

"La mayoría de los padres creen que mojar la cama tiene una base emocional o en el comportamiento, e intentan dirigir el asunto en ese nivel. Pero, [ si no ha habido un periodo anterior de permanecer seco durante la noche], este no es el caso, médicamente" explicó el doctor Alan Greene, un pediatra y profesor auxiliar clínico de la Escuela de Medicina de Stanford University.

La condición, de hecho, se cree que es mayormente hereditaria y se ha vinculado con el cromosoma 13, explicó el doctor Mark R. Zaontz, director de la Sección de Urología Pediátrica en el Childrens Regional Hospital en el Sistema de Salud Cooper en Camdem, N.J.

"Sabemos que si ambos . . . padres mojaron la cama cuando eran jóvenes, hay aproximadamente un 77 por ciento de probabilidad de que uno de sus hijos también tengan el problema. Si un padre tuvo el problema, tiene cerca de 44 por ciento de probabilidad de que su hijo lo tenga. Y si ningún padre ha tenido problemas mojando la cama, tiene un 15 por ciento de probabilidad aproximadamente", explicó Zaontz. "Por lo tanto hay un fuerte componente hereditario".

De acuerdo con Greene, los expertos entienden que mojar la cama es causado específicamente por una combinación de dos componentes importantes de desarrollo: los niños necesitan orinar de noche más de lo normal, y sus señales internas no están completamente desarrolladas, que son las que despiertan a la mayoría de los adultos cuando tienen que orinar.

"A medida que envejecemos, las personas no fabricamos tanta orina de noche, y también tendemos a estar más alerta de las señales externas para despertarnos con mayor facilidad", sostuvo Greene.

"Hay algunas personas que sentirán la mayor necesidad de orinar de noche, pero quienes son concientes de las señales internas, y hay algunas personas quienes tienen el sueño profundo pero no tienen esa necesidad incrementada de orinar de noche", añadió Greene. "Pero es la combinación de ambas cosas que causa que los niños mojen la cama".

Los dos tratamientos que dicen los doctores que son más eficaces, sin embargo, tratan por separado los dos componentes de la enuresis.

Un método ayuda a las señales internas, mediante el uso de protectores de pijamas o ropa interior equipado con un sensor de humedad que activa una alarma cuando incluso una gota se presenta.

Debido a que el niño que moja la cama tiene todavía el sueño profundo, la alarma al principio sólo levanta por lo general a un adulto en la casa, quien puede lleva al niño al baño.

Pero la rutina de ser levantado y ser llevado al baño noche tras noche puede ayudar al niño a desarrollar las señales internas para despertarse cuando sea necesario.

"Es como cuando comienzas un nuevo trabajo y tienes que levantarte más temprano", indicó Zaontz.

"Al principio, necesitarás un reloj despertador para despertar, pero en un periodo corto de tiempo de que la alarme te despierte a la misma hora, probablemente comenzarás a levantarte de forma natural despertando justo unos minutos antes de que la alarma suene", señaló. "Estos artefactos funcionan con el mismo principio, y luego de doce semanas, los niños establecen patrones de despertar más alertas".

Otro método es dirigir la necesidad de orinar con medicamento que trabaje para reducir la cantidad de orina que un niño produce durante la noche.

El medicamento, llamado DDAVP, es una forma sintética de una hormona, llamada vasopresina, que naturalmente reduce la cantidad de orina que el cuerpo produce en la noche.

"El (DDAVP) ha probado ser muy eficaz", planteó Greene. "El niño fabrica menos orina en la noche, y si están bajo el medicamento, sólo el ritmo de mantenerse seco puede crearles un hábito permanente hasta que salgan del problema".

Pese a que los dos métodos son las elecciones más populares recomendadas por doctores, no son los más comunes llevados a cabo por la mayoría de los padres.

"El castigo es uno de las cosas más comunes que las personas hacen en respuesta a la enuresis de su hijos, y eso lo que hace es empeorar el problema", argumentó Greene.

Incluso los que intenten métodos más sensitivos, como tablas de ejecución positiva, están dirigiendo el asunto a un nivel de comportamiento que probablemente no funcione, añadió Greene.

"Si las tablas de ejecución positiva no han funcionado en dos semanas, probablemente no funcionarán en lo absoluto y en su lugar tienden a dejar al niño con una sensación de impotencia y desánimo", expresó.

Ambos expertos dicen que los padres y los doctores necesitan tomar mayor responsabilidad en discutir problemas potenciales de enuresis.

"Hay muchos niños allá afuera con problemas de enuresis, pero si los padres no ofrecen la información y el doctor no pregunta, el niño probablemente no va a recibir el tratamiento apropiado", dijo Zaontz.

Greene añade que los padres y los niños no deben sentir vergüenza en silencio, porque mojar la cama es un problema generalizado.

"Existen, de hecho, unos 5 a 7 millones estimados de niños mayores de 6 años en este país solamente quienes sufren de problemas de enuresis", manifestó Greene.

Qué hacer

La Academia Americana de Pediatría ofrece esta información útil sobre la enuresis y los niños en edad escolar.

Lee más acerca de mojar la cama en familydoctor.org de la Academia Americana de Médicos de Familia.

FUENTES: entrevistas con Mark R. Zaontz, M.D., director, Sección de Urología Pediátrica, el Childrens Regional Hospital en el Sistema de Salud Cooper, y profesor de cirugía y pediatría, Escuela Médica Robert Wood Johnson, Camdem, N.J.; Alan R. Greene, M.D., pediatra, profesor auxiliar clínico, Escuela de Medicina de Stanford University, Palo Alto, Calif.
Consumer News in Spanish