Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Correr en kart puede producir lesiones en los más pequeños

No son juguetes, según muestra una investigación sobre accidentes

MIÉRCOLES 30 de noviembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Correr en kart puede ser algo divertido, pero esa diversión a menudo se interrumpe de golpe con la lesión seria de un niño, según halla un informe reciente.

"Estos vehículos, que son básicamente juguetes y que suelen ser vendidos como tales, son peligrosos", dijo la autora principal Annemarie Relyea-Chew, científica investigadora de la Universidad de Washington en Seattle. "No están regulados y, si los padres van a permitir que los niños los usen, tienen que familiarizarse primero con las reglas de seguridad".

En el estudio, 18 niños acabaron en las salas de emergencias de los hospitales tras chocar, dar vueltas o quedar inmovilizados entre un kart y un árbol o tras ser expulsados del vehículo y luego ser atropellados por otro kart.

Y conducir con un adulto no garantizó la seguridad de un niño, pues cinco de los 18 niños del estudio resultaron lesionados tras haberse parado en la estructura del kart mientras otra persona mayor conducía o tras ser expulsados del vehículo mientras iban en las piernas del conductor.

De acuerdo con la Comisión de Seguridad para Productos del Consumidor, de 1985 a 1996, las salas de emergencia de los hospitales trataron 10,500 lesiones por correr en kart en los Estados Unidos. Los niños menores de 15 representaban el 65 por ciento de esas lesiones.

Aunque las reglas se han endurecido en las pistas de kart como resultado de varias demandas, el uso privado de karts sigue ampliamente sin regular.

El nuevo informe será presentado el miércoles en la reunión anual de la Radiological Society of North America en Chicago.

En su estudio, Relyea-Chew y sus colegas estudiaron las imágenes diagnósticas así como los registros médicos de 18 chicos y chicas ingresados en el Centro Médico Bautista Wake Forest de Winston-Salem, Carolina del Norte, por lesiones sufridas en karts privados. La edad promedio de los niños era de 10.3 años.

Entre estos niños, el 22 por ciento fue ingresado por lesiones en la cabeza, el 17 por ciento tenía lesiones serias en la cara y el cuello, el 28 por ciento tenía lesiones en el torso, el 28 por ciento en los brazos y el 39 por ciento en las piernas, informan los investigadores.

De los 14 pacientes de los que se conocía el estado del casco, el 71 por ciento no lo llevaba puesto. Cuatro de estos niños presentaban traumatismo craneal.

"Además, el 28 por ciento de los niños resultaron lesionados mientras iban de pasajeros", destacó Relyea-Chew.

El cincuenta por ciento de los niños necesitó cirugía, y el 28 por ciento necesitó dos operaciones o más. Los niños fueron hospitalizados durante alrededor de cinco días a un costo promedio de $18,882 por paciente.

Los karts "no son juguetes", afirmó Relyea-Chew. "Tienen el motor expuesto y funcionan con gasolina", agregó. "Los niños deberían ser supervisados y usar equipos de seguridad".

Los expertos recomiendan que los conductores de kart deben tener al menos 12 años de edad y pesar 80 libras (36 kilos) o más antes de ponerse delante del volante.

Sin embargo un experto halla que el estudio es deficiente.

"Usar el registro médico de 18 niños ingresados por lesiones causadas por karts para plantear el caso de que los karts son peligrosos sería similar a usar los registros médicos de personas ingresadas por aspirar caramelos de goma para plantear el caso de que son letales", dijo el Dr. David L. Katz, director del Centro de investigación preventiva de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale.

"Por supuesto que los karts son peligrosos, como el esquí, los patines, las patinetas o el monopatín, los patines de hielo, las motocicletas, los caballos y los trineos, y todo lo que implique diversión", agregó Katz.

Casi cualquier actividad recreativa que involucre velocidad viene con el potencial de una lesión seria, destacó Katz.

"Se deben aplicar restricciones prudentes sobre la recreación activa que hagan un balance entre la diversión y el peligro. Porque, después de todo, como dice el dicho, los chicos son chicos y lo mismo aplica para las chicas", afirmó.

Más información

Para más información sobre cómo ayudar a los niños a permanecer libres de accidentes, visite Safe Kids USA.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Annemarie Relyea-Chew, J.D., M.S., research scientist, University of Washington, Seattle; David L. Katz, M.D., M.P.H., associate professor, public health, and director, Prevention Research Center, Yale University School of Medicine, New Haven, Conn.; Nov. 30, 2005, presentation, Radiological Society of North America, annual meeting, Chicago
Consumer News in Spanish