Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

La cirugía para perder peso rompe el 'círculo de la obesidad' en las familias

Un estudio halla que las madres que se operan antes de quedar embarazadas tienen hijos más delgados

MIÉRCOLES, 2 de septiembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Las madres obesas tienen hijos más propensos a la obesidad, pero un estudio reciente concluye que la cirugía para perder peso puede romper ese círculo.

Los investigadores encontraron que las mujeres que se sometían a la cirugía para perder peso antes de quedar embarazadas tenían hijos que eran menos propensos a la obesidad cuando se les comparó con los hermanos que nacieron antes de la cirugía.

Los hallazgos del estudio subrayan la importancia del ambiente intrauterino, que parece predominar incluso sobre los genes y el medioambiente en el que crece el niño.

Los resultados del estudio aparecen en la edición de noviembre de la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism.

La obesidad es un problema de salud creciente y puede conducir a resistencia a la insulina, enfermedad cardiovascular y complicaciones del embarazo. Es un importante factor que contribuye a las causas de muerte en países industrializados. Estudios previos de mujeres embarazadas obesas han mostrado que la obesidad y sus problemas de salud relacionados se pueden transmitir a los niños, lo que indica que el ambiente intrauterino podría determinar si un niño está destinado a ser obeso.

"Nuestro estudio confirma las investigaciones anteriores al demostrar que el ambiente intrauterino podría ser más importante que los genes y el ambiente postnatal en lo que se refiere a la asociación entre obesidad materna y obesidad infantil", afirmó el coautor del estudio, el Dr. John Kral, del Centro Médico Downstate de la Universidad Estatal de Nueva York en Brooklyn, en un comunicado de prensa de la Endocrine Society (Sociedad de Endocrinología). "Cualquier tratamiento médico o quirúrgico para reducir la obesidad y los trastornos metabólicos existentes antes del embarazo puede constituir una inversión en la vida de los hijos que se tengan en un futuro".

El nuevo estudio se centró en las mujeres que se sometieron a un procedimiento para perder peso llamado derivación biliopancreática antes de quedar embarazadas. Este procedimiento altera la digestión al reducir el tamaño del estómago y redireccionar los alimentos mediante una derivación a una parte del intestino delgado, lo que resulta en la absorción de menos calorías.

Los investigadores estudiaron a 49 madres que se sometieron a la derivación biliopancreática y a sus 111 hijos, que tenían entre 2.5 y 25 años. Todas las madres que participaron en el estudio tuvieron hijos antes y después de la cirugía para perder peso.

Los autores del estudio encontraron que los niños que nacieron después de la cirugía para perder peso tenían un peso más bajo al nacer así como una cintura más pequeña, y que eran tres veces menos propensos a la obesidad que sus hermanos. Los hermanos más pequeños también mejoraron sus marcadores cardiovasculares, ya que mostraron menor resistencia a la insulina y menores niveles de colesterol, hallaron los investigadores.

Más información

Para más información sobre la obesidad infantil, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: Endocrine Society, news release, Sept. 1, 2009
Consumer News in Spanish