See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Las futuras madres estresadas pueden traer al mundo niños con problemas del comportamiento

El período vulnerable durante el embarazo es de 12 a 22 semanas, según un estudio

VIERNES 16 de julio (HealthDayNews/HispaniCare) -- Una mujer ansiosa o estresada durante el embarazo está en riesgo mayor de dar a luz un niño que desarrollará algún trastorno de ansiedad o problemas del comportamiento, señala un nuevo estudio.

Se encontró que el lapso entre las 12 y las 22 semanas de embarazo es particularmente crucial para aumentar el riesgo, afirmó Bea Van den Bergh, psicóloga de la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica.

Van den Bergh es la autora principal del estudio, publicado en la edición de julio y agosto de Child Development.

La ansiedad de las madres durante ese período se asoció con mayor riesgo de que el niño desarrollara síntomas de hiperactividad, problemas del comportamiento de indisciplina y sus propios problemas de ansiedad, según halló Van den Bergh.

Los médicos han sabido durante años que el estado emocional de la mujer durante el embarazo puede afectar al niño aún no nacido.

El nuevo estudio se añade a los resultados de los estudios anteriores que habían encontrado la misma asociación, sostuvo Van den Bergh, pero con una diferencia fundamental.

"La fuerza de este estudio es que los cuestionarios sobre el comportamiento del niño no fueron llenados sólo por la madre, sino también por la profesora o el profesor, por un observador independiente y también por el niño", aseguró Van den Bergh.

En el estudio, el equipo de Van den Bergh evaluó la información de 71 madres y sus 72 primeros hijos recién nacidos, recogiendo información durante el embarazo y cuando los niños cumplieron 8 ó 9 años de edad. Las madres informaron acerca de sus niveles de ansiedad durante todo el embarazo. Cuando los niños llegaban a los 8 o los 9 años de edad, los cuestionarios eran llenados por sus madres, el profesor o profesora y un observador imparcial. Se recolectó información completa sobre 52 niños.

Según los datos, "la ansiedad durante el embarazo explicó el 22 por ciento de las diferencias que los niños muestran en sus síntomas de hiperactividad, el 15 por ciento de las diferencias en los problemas de agresión y de indisciplina y el 9 por ciento de las diferencias en cuanto a la ansiedad, luego de controlar otros factores, como fumar durante el embarazo, el peso al nacer y la ansiedad de las madres después del parto", dijo.

Van den Bergh se adhiere a la "hipótesis de programación fetal", que establece que ciertos factores angustiantes que tienen lugar durante períodos importantes del desarrollo del feto pueden "programar" ciertos sistemas biológicos en el niño aún no nacido. Esta programación puede predisponer al niño a ciertas enfermedades y trastornos emocionales, sostuvo.

El hallazgo no sorprende a la Dra. Diana Dell, catedrática asistente de obstetricia y ginecología y de psiquiatría en la Universidad de Duke. "Creo que esto está muy en línea con lo que la información sobre animales ha sugerido por mucho tiempo, al igual que sobre seres humanos por un tiempo algo menor", dijo.

"Lo que el estudio dice es que los hijos de las madres que se mantienen bajo estrés constante en el segundo trimestre, están en mayor riesgo de trastornos del desarrollo en la infancia. No es inocuo que una madre esté ansiosa o deprimida durante el embarazo", sostuvo Dell.

Si una mujer necesita ayuda para para manejar la ansiedad durante el embarazo, Dell sugiere que visite a un terapeuta, aprenda técnicas de relajación o le pregunte a su médico por otras opciones.

El estrés durante el embarazo está parcialmente dictado por la sociedad, afirmó Dell. "Las mujeres están sometidas a una enorme presión de tener bebés perfectos". Aún si el obstetra le pregunta si está estresada, una mujer quizá no reconozca sus propios sentimientos de ansiedad o depresión, según Dell.

No es fácil para las mujeres embarazadas liberarse del estrés, pero Van den Bergh sugiere que deben tratar de relajarse lo más posible. "Trate de entender que cuando está estresada, su cuerpo reacciona y que las hormonas [del estrés] van al feto", les dice.

"Trata de sobrellevar la situación cognitivamente, por ejemplo, si está en un embotellamiento de tránsito, mantenga el control", aconsejó.

Más Información

Para más consejos sobre cómo criar un hijo sano, visite la American Academy of Pediatrics.

FUENTES: Bea R.H. Van den Bergh, Ph.D., psychologist, Department of Psychology, Catholic University of Leuven, Belgium; Diana Dell, M.D., assistant professor of obstetrics and gynecology and psychiatry, Duke University, Durham, N.C.; July/August 2004 Child Development
Consumer News in Spanish