Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Los airbags de hoy son menos peligrosos, según un estudio

Ayudan a evitar las muertes en choques, pero constituyen poca amenaza para los pasajeros más pequeños

MARTES 18 de julio (HealthDay News/HispaniCare) -- Un estudio del gobierno estadounidense halla que los airbags frontales que ahora se instalan en los automóviles ofrecen tanta protección como los de primera generación, aunque es menos probable que maten a los niños o a los adultos de tamaño pequeño cuando son desplegados.

Según la información de respaldo del estudio, los airbags de primera generación, que se instalaron en vehículos hasta 1988, salían con tanta fuerza que eran potencialmente mortales para los niños y los adultos de tamaño pequeño. Los airbags de segunda generación fueron refinados para desplegarse con menos fuerza y reducir este riesgo. Sin embargo, ha habido preocupaciones de que los airbags más recientes podrían no proteger del todo a las personas de mayor tamaño que, debido a que no llevan puesto el cinturón de seguridad, son impulsadas hacia delante con mucha fuerza durante un choque.

En su informe de la edición actual de American Journal of Epidemiology, los investigadores analizaron datos de la U.S. National Highway Traffic Safety Administration sobre más de 128,000 ocupantes de más de 53,000 automóviles (fabricados entre 1987 y 2003) que estuvieron involucrados en choques entre 1990 y 2002.

El estudio halló que los airbags de primera generación se relacionaron con una reducción del 10 por ciento en el riesgo de muerte para un ocupante promedio del asiento delantero, mientras que los de segunda generación se relacionaron con una reducción del 11 por ciento.

También halló que los airbags de primera generación se relacionaron con un aumento estadísticamente significativo en el riesgo de muerte para niños menores de 6 años. No hubo tal asociación con los airbags de segunda generación.

"Los ocupantes que están en el camino del airbag podrían recibir toda su fuerza y resultar lesionados por éste", aseguró en una declaración preparada la Dra. Carin Olson, profesora asociada de medicina y profesora adjunta de epidemiología de la Universidad de Washington.

"Esto resulta especialmente cierto para las mujeres y los niños, que se sientan relativamente cerca del tablero. Hallamos que los airbags de segunda generación, diseñados para golpear a los ocupantes que estén en su camino con menos fuerza que los de primera generación, no se relacionaron con un riesgo significativamente mayor para ningún tipo de ocupante, en comparación con el riesgo de muerte de los airbags de primera generación", sostuvo. "Los consumidores, los que establecen políticas, y los fabricantes pueden estar seguros de que la mayor seguridad de los airbags de segunda generación para los niños no resultó perjudicada por una menor protección de los ocupantes de mayor edad".

El estudio fue financiado por los U.S. Centers for Disease Control and Prevention.

Más información

El National Safety Council tiene más información sobre los airbags.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: University of Washington, news release, July 17, 2006
Consumer News in Spanish