See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los CDC monitorizan la escasez de vacuna contra la Hib

La inyección protege contra infecciones que pueden causar meningitis y neumonía en niños pequeños

MARTES, 20 de noviembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los funcionarios sanitarios estadounidenses señalaron el jueves que una escasez de la vacuna los está llevando a monitorizar las infecciones por Hib, una de las causas más importantes de infecciones bacterianas en niños pequeños.

Aunque la agencia todavía no ha registrado un aumento en los casos, el incremento en la vigilancia fue suscitado por una alteración en el suministro de vacuna que virtualmente ha eliminado las infecciones por Hib (Haemophilus influenzae tipo b) desde su lanzamiento en 1988.

La infección por Hib puede causar diversas enfermedades, como meningitis (la inflamación de las membranas que recubren la columna vertebral y el cerebro), infecciones en el torrente sanguíneo y neumonía, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU. La Hib no es causa de la gripe de temporada.

"La escasez no es grave, aunque sí preocupante", señaló Michael Jackson, epidemiólogo de los CDC.

El déficit fue causado por el retiro de ciertos lotes de la vacuna conjugada de Hib y luego por la suspensión de la producción por parte de Merck & Co., el fabricante, en diciembre pasado. Los CDC aseguraron en la edición del 21 de noviembre de su publicación Morbidity and Mortality Weekly Report que Merck esperaba originalmente reanudar la producción al final de este año, pero los retrasos han postergado la programación hasta mediados de 2009.

Una razón por la que la escasez de la vacuna no ha sido más grave es que el laboratorio Sanofi-Aventis también la fabrica, señaló Jackson.

Los CDC anotaron que antes del lanzamiento de la vacuna, unos 20,000 niños estadounidenses adquirirían infecciones graves y a veces fatales por Hib cada año.

Amy Rose, vocera de Merck, aseguró que los problemas con el proceso de esterilización de la vacuna exigieron retirarla y luego suspender la producción. Las vacunas se comercializan como PedvaxHIB y Comvax.

Para gestionar la escasez, los funcionarios sanitarios están recomendando administrar la vacuna contra la Hib a los bebés, pero retener el refuerzo recomendado para niños entre los 12 y los 15 meses, con excepción de quienes estén en mayor riesgo de enfermedad por Hib.

"En este momento, las recomendaciones son asegurarse de que todos los niños reciban las series primarias de vacunación y que los proveedores posterguen la dosis de refuerzo hasta que aumente el abastecimiento de la vacuna", aseguró Jackson. "No nos preocupan los aumentos repentinos en la enfermedad por Hib, pero sí, con el tiempo, que no tener el refuerzo pueda causar aumentos", señaló.

La agencia le está pidiendo a médicos, departamentos estatales de salud y laboratorios estatales que incrementan la vigilancia de la Hib.

Jackson aseguró que darle seguimiento a los casos de Hib no es fácil. Hay muchos tipos distintos de influenza y muchos pasos involucrados con las pruebas y los informes sobre diversos tipos, por lo que la información con frecuencia se pierde por el camino, dijo.

"La información que estamos recibiendo en los CDC es que estamos dejando de detectar cerca del cuarenta por ciento de los casos", aseguró Jackson. "Eso preocupa un poco porque ese es el cuarenta por ciento de la gente que no sabemos si tiene el tipo B, el que se puede prevenir con una vacuna, el que realmente nos preocupa, o si tienen otra cosa. Esto nos dificulta ver cambios en la Hib si realmente está sucediendo algo en la población".

El Dr. Marc Siegel, profesor clínico asociado de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, aseguró que los padres no deberían entrar en pánico por causa de la escasez de la vacuna.

"Solía haber 20,000 casos al año, pero la vacuna los ha llevado a menos de 100", aseguró Siegel. "Estas cifras siguen siendo reducidas. Casi hemos erradicado esto con la vacuna, así que no hay que suponer que su hijo se enfermará por esto":

Más información

Para más información sobre la enfermedad por Hib, visite los CDC.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Michael Jackson, Ph.D., epidemiologist, U.S. Centers for Disease Control and Prevention, Atlanta; Amy Rose, spokeswoman, Merck & Co., Whitehouse Station, N.J.; Marc Siegel, M.D., associate professor of medicine, New York University School of Medicine, New York City; Nov. 21, 2008, Morbidity and Mortality Weekly Report
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined