Los expertos urgen que se evalúe la cognición de los niños epilépticos

Un estudio encuentra que anormalidades cerebrales subyacentes podrían causar problemas de aprendizaje

MIÉRCOLES, 12 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los niños a los que recientemente se la ha diagnosticado epilepsia deben someterse a una evaluación de su lenguaje, memoria, aprendizaje y otras habilidades cognitivas, ya que están en mayor riesgo de problemas, advierten investigadores de EE. UU.

La investigación surge de un estudio de 282 niños en edad escolar que tenían un coeficiente intelectual (CI) de al menos 70 y que habían experimentado su primera convulsión epiléptica durante los tres meses anteriores. Los investigadores buscaron factores de riesgo adicionales para los problemas cognitivos, como convulsiones múltiples, el uso de antiepilépticos, y señales de epilepsia en pruebas tempranas de las ondas cerebrales. Para fines de comparación, examinaron los mismos datos de 147 hermanos de los niños que no sufrían convulsiones.

Entre los niños que habían tenido al menos una convulsión, el 27 por ciento mostró dificultades cognitivas en, o alrededor de, el momento de la primera convulsión, y el 40 por ciento de los niños que tenían factores de riesgo adicionales mostraron problemas cognitivos significativos. Los niños que tenían los cuatro factores de riesgo eran tres veces más propensos a presentar problemas cognitivos en su primera visita clínica que aquellos que no habían sufrido convulsiones.

"Nuestro estudio resalta la importancia de evaluar a los niños epilépticos en cuanto a posibles problemas cognitivos poco después de que se les diagnostique epilepsia, para evitar que estos problemas los afecten más adelante en la vida, sobre todo si presentan factores de riesgo adicionales", afirmó en un comunicado de prensa de la American Academy of Neurology (Academia Estadounidense de Neurología) el autor del estudio, Philip Fastenau, profesor de neurología de la Facultad de medicina de la Universidad Case Western Reserve y del Instituto neurológico de los Hospitales universitarios de Cleveland.

Fastenau y sus colegas también encontraron que los niños que tomaban antiepilépticos tenían problemas asociados con la velocidad de procesamiento, el lenguaje, la memoria verbal y el aprendizaje, frente a los niños que no los tomaban.

"Los niños que toman estos medicamentos deben ser vigilados de cerca en cuanto a los problemas cognitivos resultantes de los antiepilépticos", subrayó Fastenau.

"Es sorprendente que nuestro estudio también encontrara que el logra académico de estos niños no se veía afectado alrededor del momento de la primera consulta, nos tres meses tras la primera convulsión en este estudio, lo que sugiere que hay una ventana a principios de la epilepsia para intervenciones que eviten el daño al rendimiento escolar de los niños", apuntó.

Sin embargo, David Loring, de la Universidad de Emory en Atlanta, dijo en un editorial acompañante que, dado que los problemas cognitivos se notaron alrededor del momento de la primera convulsión, estaba claro que ni la epilepsia ni los fármacos causaban las dificultades cognitivas.

"Proporciona evidencia contundente de que estos problemas cognitivos pueden atribuirse a anormalidades cerebrales subyacentes que llevan a la epilepsia, en lugar de a una exposición prolongada a los antiepilépticos o al efecto de convulsiones numerosas", aseguró Loring.

El estudio aparece en la edición del 12 de agosto de la revista Neurology.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia tiene más información sobre la epilepsia.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
Robert Preidt

Robert Preidt

Published on August 13, 2009

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ