See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los niños aseguran que los alimentos saben mejor si llevan el logotipo de McDonald's

Un estudio sugiere que las técnicas de marca ejercen un efecto poderoso sobre la dieta de los preescolares

LUNES 6 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio halla que la mayoría de los niños de 3 a 5 años que probaron una variedad de alimentos señalaron que preferían los que tenían la envoltura de McDonald's, aunque los alimentos eran exactamente iguales.

El estudio sugiere que, al igual que los adultos, los niños jóvenes se ven altamente influenciados por las técnicas de marca, señalan los expertos.

"Este estudio demuestra que, simple y elegantemente, la publicidad lava de manera literal el cerebro de los niños pequeños para crear una preferencia sin base hacia determinados productos alimenticios", aseguró el Dr. David Katz, director del Centro de investigación preventiva de la Facultad de medicina de la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut.

"Los niños, según parece, juzgan literalmente los alimentos por su envoltura. Y prefieren la cobertura que conocen", dijo Katz, que no participó en la investigación.

El estudio fue dirigido por el Dr. Thomas Robinson, director del Centro para el peso saludable del Hospital infantil Packard y profesor asociado de pediatría y medicina en la Facultad de medicina de la Universidad de Stanford, en Stanford, California. Su equipo hizo que 63 niños, entre 3 y 5 años, probaran cinco alimentos: croquetas de pollo, una hamburguesa, papas fritas, zanahorias tiernas y leche.

Las croquetas de pollo, la hamburguesa y las papas fritas eran de McDonald's; y las zanahorias y la leche de una tienda de comestibles.

Cada muestra era dividida en dos raciones: una con la envoltura de McDonald's o dentro de una bolsa de McDonald's y la otra en una envoltura que no tenía el logotipo de McDonald's.

Tras la prueba de degustación, los niños señalaron con más frecuencia que las croquetas de pollo, las papas fritas, las zanahorias y la leche envueltas con el logotipo de McDonald's sabían mejor, aunque los alimentos eran los mismos.

"Los niños no sólo piden que los alimentos sean de McDonald's", dijo Robinson en una declaración preparada. "En verdad piensan que las croquetas de pollo que creen que son de McDonald's tienen mejor sabor que una croqueta idéntica sin marca".

Una investigación posterior reveló que un tercio de los niños comían en McDonald's más de una vez por semana, y más de tres cuartos tenía juguetes de McDonald's en casa. Además, los niños del estudio tenían una media de 2.4 televisiones en sus hogares. Más de la mitad de los niños tenía una televisión en su habitación.

"Hallamos que los niños que tenían más televisiones en sus casas y los que comían en McDonald's con más frecuencia eran incluso más propensos a preferir los alimentos con la envoltura de McDonald's", apuntó Robinson. "Es una compañía que sabe lo que hace. Ninguna otra invierte tanto en promocionar sus productos de comida rápida a los niños". Se estima que McDonald's gasta más de mil millones de dólares al año en publicidad en los EE.UU.

"En realidad el mercado es injusto con los niños pequeños", dijo Robinson. "Está más que claro que no pueden entender la naturaleza persuasiva de la publicidad".

El informe aparece en la edición de agosto de Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine.

McDonald's respondió que está manejando el problema.

"Éste es un tema importante, y McDonald's lo ha estado abordando activamente desde hace tiempo", dijo Walt Riker, vocero de McDonald's. "De hecho, McDonald's sólo está promocionando las Happy Meals con croquetas de carne blanca, rodajas de manzana fresca y leche baja en grasa, una comida del tamaño apropiado de unas 375 calorías", apuntó.

"El asunto es que los padres toman las decisiones por sus niños, y nuestra investigación confirma que nos hemos ganado su confianza con una mercadotecnia responsable basada en décadas de ofrecer los alimentos más seguros, juguetes de la más alta calidad y el tipo de opciones y variedad que buscan las familias de hoy en día", apuntó Riker.

El pasado diciembre, McDonald's y otras nueve compañías alimenticias más anunciaron la Children's Food and Beverage Advertising Initiative (Iniciativa de publicidad de alimentos y bebidas para niños). Las compañías acordaron destinar al menos la mitad de su publicidad a promover opciones más saludables para los niños.

Sin embargo, muchos expertos siguen sin estar impresionados.

"Existe un consenso general entre todos los que estamos ligados a la salud pública de que el mercadeo de alimentos de poca calidad nutritiva dirigido a los niños debería ser regulado o incluso prohibido", dijo Katz.

Los niños de los Estados Unidos ya son víctimas de obesidad epidémica y de tasas crecientes de diabetes que era exclusiva de los adultos, apuntó Katz. Incluso mayores amenazas, como la enfermedad cardiaca en la adolescencia, podrían volverse algo común si persisten las tendencias actuales, agregó.

"Tenemos la obligación clara y urgente de eliminar cualquier influencia que según nuestro criterio fomente las tendencias actuales", dijo Katz. "Las técnicas de marca de la comida rápida y la comida basura dirigidas a las mentes de los más pequeños es una de esas influencias. Cuando la familiaridad de un producto da lugar a una mala salud, es tiempo de frenarla".

Más información

Los U.S. Centers for Disease Control and Prevention pueden darle más información sobre la obesidad infantil.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: David Katz, M.D., M.P.H., director, Prevention Research Center, Yale University School of Medicine, New Haven, Conn.; Walter Riker, spokesman, McDonald's Corporation, Oak Brook, Ill; Aug. 6, 2007, news release, Stanord University; August 2007, Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined