See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los niños estadounidenses no están recibiendo la atención de salud necesaria

Un informe halla que los más pequeños están en peor situación que los adultos y que la brecha es más grande en la atención preventiva

MIÉRCOLES 10 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio reciente halla que los niños estadounidenses no están recibiendo la atención de salud que necesitan, sobre todo en el área de prevención.

"Los niños estadounidenses reciben solamente el 46 por ciento de la atención que necesitan, por tanto reciben peor atención que los adultos de este país, que reciben el 55 por ciento de la atención necesaria", dijo la autora del estudio, la Dra. Rita Mangione-Smith, investigadora del Instituto de investigación del Hospital Infantil de Seattle y profesora adjunta de pediatría en la Facultad de medicina de la Universidad de Washington.

"Éste es un llamado de atención real para el pueblo estadounidense", agregó la autora principal Elizabeth McGlynn, directora adjunta de Rand Health. "Es fácil ser complaciente cuando no se ven las cosas, pero hemos mostrado que la atención de los niños está muy por debajo de nuestras expectativas, y espero que el interés que podamos atraer como resultado de este estudio nos lleve a emprender acciones que puedan mejorar la atención de los niños a partir de hoy. Seremos mejores, como país, si tomamos medidas serias".

Tanto Smith como McGlynn hablaron en una teleconferencia el miércoles para anunciar los resultados.

Los hallazgos, que aparecen en la edición del 11 de octubre del New England Journal of Medicine, se presentan justo después del veto presidencial al proyecto de ley del Programa de seguro médico estatal para niños (SCHIP), que pretendía dar cobertura de salud a millones adicionales de niños en este país.

"[El estudio] es tan sólo una razón más de por qué el veto debería ser invalidado", dijo la Dra. Lisa Simpson, directora del Centro de investigación de políticas infantiles del Centro médico del Hospital Infantil de Cincinnati. "El estudio muestra claramente que la calidad de la atención de los niños a menudo no llega a lo que podría ser. Y, particularmente en la atención preventiva, ¿cuáles son las barreras que la obstaculizan? No tener un seguro médico es una barrera bien documentada".

"Y el proyecto de ley contiene algunas de las provisiones más importantes para la calidad de la atención de salud de los niños en la historia de este país", agregó Simpson.

La información sobre la calidad y seguridad de la atención médica de los adultos en los Estados Unidos ha sido bien documentada, pero la información respecto a la atención de salud de los niños ha sido escasa, declararon los autores.

Smith y sus colegas analizaron los expedientes médicos ambulatorios de 1,536 niños de 12 áreas metropolitanas de EE.UU. para comparar la atención real con 175 indicadores de calidad.

En promedio, los niños del estudio recibían el 46.5 por ciento de la atención indicada; el 67.7 de la atención indicada para problemas médicos agudos, el 53.4 por ciento de la atención indicada para afecciones médicas crónicas, y el 40.7 por ciento de la atención preventiva indicada.

La calidad variaba según el área clínica, oscilando entre una observancia de 92 por ciento para las infecciones del tracto respiratorio hasta apenas el 34.5 por ciento para los servicios preventivos para los adolescentes.

Menos del 50 por ciento de los niños que alcanzaron los 2 años de edad durante el periodo del estudio estaban inmunizados por completo.

A sólo el 31 por ciento de los niños de 3 a 6 años se les medía el peso en su revisión médica anual. "¿Cómo sabemos si un niño está en riesgo de obesidad si no lo examinamos?", planteó Smith. "¿Cómo prevenimos las complicaciones si no hacemos un seguimiento del peso?".

Del mismo modo, sólo el 19 por ciento de los niños gravemente enfermos había sido sometido a las pruebas de laboratorio apropiadas, apenas el 44 por ciento de los que tenían asma estaban tomando la medicación correcta, y tan sólo el 38 por ciento de los niños eran examinados adecuadamente para la anemia en los dos primeros años de vida.

Y estos resultados representan el escenario en el mejor de los casos. "La mayoría de estos niños eran blancos, de clase media o media alta con seguro médico privado", dijo Smith. "La mayoría de la gente asume que los niños están recibiendo una atención médica excelente, pero por desgracia no es así".

La brecha en la atención preventiva era la más sorprendente.

"Como pediatra, me quedé impactada con algunos de nuestros hallazgos, sobre todo con los asociados a la atención y evaluación preventiva", apuntó Smith. "La mayor parte de nuestro trabajo tiene que ver con la prevención. Incluso volví a examinar los cuadros, porque no me podía creer esos resultados".

¿Por qué ocurren estas deficiencias?

En parte debido a la estructura del sistema de atención de salud, que obliga a los médicos a atender a tantos pacientes como sea posible en un periodo corto de tiempo, apuntó Smith. "En muchos casos, las revisiones médicas anuales ocupan un espacio de 10 minutos en el itinerario de un médico", señaló. "¿Cómo podemos lograr todo lo que se supone que hagamos y dar a los pacientes el tiempo necesario para que expresen sus preocupaciones?".

Los médicos también necesitan recibir capacitación para mejorar la atención preventiva. En estos momentos, el énfasis es en cómo manejar las enfermedades agudas.

Los padres también deberían tener un papel. "Los padres necesitan ser bastante proactivos con la atención médica de sus hijos", dijo Smith.

Y quizá llevar una lista de preguntas para el médico podría mejorar el problema.

"Somos humanos, al igual que los pilotos de un avión, y con esa herramienta podemos hacer mucho por resolver este problema", destacó Smith.

Pero gran parte de la solución se encuentra en manos de los legisladores.

"Nuestro estudio muestra que la calidad de la atención médica es un problema independiente del problema de acceso, que es igual de importante pero un asunto aparte", declaró Smith. "Los que están promoviendo un mejor acceso de los niños a la atención médica a través del proyecto de ley SCHIP reconocen que esta necesidad va de la mano con los esfuerzos por evaluar y mejorar la calidad de la atención".

Más información

Para más información sobre este tema, visite la National Initiative for Children's Healthcare Quality.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Oct. 10, 2007, teleconference with Elizabeth A. McGlynn, Ph.D., associate director, Rand Health, and Rita Mangione-Smith, M.D., researcher, Seattle Children's Hospital Research Institute, and associate professor, pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle; Lisa Simpson, M.B., director, Child Policy Research Center, Cincinnati Children's Hospital Medical Center, and professor, pediatrics, University of Cincinnati; Oct. 11, 2007, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined