See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los padres con frecuencia eligen la sala de emergencias para la atención de rutina de sus hijos

Un estudio halla que los tiempos de espera y la frustración con los médicos de atención primaria suscitan la tendencia

LUNES, 24 de noviembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los padres que llevan a sus hijos a la sala de emergencias para atención que no es urgente no lo hacen por abusar del sistema.

En cambio, lo están haciendo porque tienen preocupaciones y preguntas sobre la atención y el cuidado que reciben en los consultorios de sus médicos de atención primaria.

Es lo que halla un estudio reciente publicado en revista Academic Pediatrics. Con frecuencia, los médicos de atención primaria (en inglés PCP) en realidad remiten a sus pacientes al departamento de emergencia (en inglés ED) de un hospital, según hallaron los investigadores.

"Hubo tres razones principales que los padres dieron [para llevar a sus hijos a emergencias por asuntos que no eran urgentes], problemas con el PCP, remisión del mismo PCP y ventajas de la atención en el departamento de emergencia", señaló la Dra. Jane M. Brotanek, coautora del estudio, profesora asistente de pediatría y becaria médica del profesorado Robert Wood Johnson del centro médico Southwestern de la Universidad de Texas en Dallas.

Pero los departamentos de emergencias sobrecargados también pueden ser un problema. "Si hay una cantidad abrumadora de visitas, puede haber esperas más largas, exigencias sobre el personal, eventos adversos por retrasos en la atención", señaló Brotanek.

"Esto señala el hecho de que el sistema necesita mejorar", continuó. "Menos visitas a los departamentos de emergencia para visitas que no sean urgentes podrían exigir mejores al acceso, la eficiencia y la experiencia de la atención de la salud en los consultorios de los PCP".

Según la información de respaldo del artículo, el uso de los departamentos de emergencia aumentó en 18 por ciento entre 1994 y 2004. Los niños representaron el 25 por ciento de esas visitas (28 millones al año).

Además, la mayoría de las visitas a la sala de emergencias (entre el 58 y el 82 por ciento) son para afecciones "no urgentes".

Aún así, nadie ha examinado realmente a qué se debe esto.

Los autores entrevistaron a 31 familias cuyos niños habían llegado al departamento de emergencias de un hospital infantil entre semana entre las 8 a. m. y las 4 p. m. durante cuatro semanas. Cerca del 95 por ciento tenía algún tipo de seguro y el 97 por ciento tenía un médico de atención primaria.

"Cuando hablamos con los padres, nos dimos cuenta que había problemas en el sistema", señaló Brotanek. "Señalaban varias dificultades y decían sentirse frustrados con las largas esperas para las citas en los consultorios de los PCP, las actitudes negativas, los problemas de comunicación. Además hubo remisiones de los mismos PCP.

"Incluso nos dijeron que el departamento de emergencias era eficiente. Consideraban que podían caminar por el departamento. Les resultaba cómodo", continuó. "Una madre señaló que ni siquiera había que pedir cita para ir".

Entre las soluciones posibles podrían encontrarse que los médicos hagan citas el mismo día para problemas agudos, horarios de atención más largos, mejores relaciones con médicos, pacientes y familias, y mejores instrucciones para atender problemas más rutinarios en casa.

Un estudio mostró que indicarle a los padres con anticipación cómo cuidar del dolor y las infecciones simples del oído en casa redujo las visitas a la sala de emergencias para esos problemas en ochenta por ciento.

"Sí me parece que una de las razones por las que los pacientes eligen acudir al departamento de emergencias es por la incapacidad de acudir al consultorio del médico de atención primaria en el periodo de tiempo que el paciente o la familia desearían", señaló el Dr. Robert Femia, presidente del departamento de medicina de emergencia del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York. "No es solo la salud del niño, también tienen que ausentarse del trabajo, todo eso hace parte del asunto".

Femia agregó que muchas salas de emergencia de los hospitales están acondicionadas para atender casos que no son urgentes.

Sin embargo, este estudio en particular se realizó en un solo hospital infantil. "Podría haber alguna variación en otras salas de emergencia, en otras regiones del país y en departamentos de emergencia que no hagan parte de un hospital infantil", señaló Brotanek.

De hecho, el Dr. Pete Richel, jefe de pediatría del Hospital Westchester de Mt. Kisco, Nueva York, señaló que los hallazgos no coinciden con lo que ve en su práctica suburbana. "Si es fuera el caso en general, no habría consultorios pediátricos", dijo. "Lo que sucede en el ambiente suburbano es que los médicos tienen una muy buena relación con las familias, queremos hacer parte de ellas".

"No es que no esté de acuerdo, pero en general no vemos eso", dijo. "Aquí, generalmente no se usa mal por falta de confianza o por la relación con el proveedor primario".

Más información

Para más información sobre la salud de los niños, visite la American Academy of Pediatrics.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Jane M. Brotanek, M.D., assistant professor, pediatrics, Robert Wood Johnson Physician Faculty Scholar, University of Texas Southwestern Medical Center at Dallas; Pete Richel, M.D., chief of pediatrics, Westchester Hospital, Mt. Kisco, N.Y.; Robert Femia, M.D., chairman, department of emergency medicine, Lenox Hill Hospital, New York City; Academic Pediatrics
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined