Los pediatras recomiendan el uso de medicamentos para reducir el colesterol en algunos niños

Un grupo señala que la prueba de colesterol se le debería hacer a niños de hasta dos años

LUNES, 7 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- En una concesión más al impacto de la epidemia de obesidad infantil en los Estados Unidos, un destacado grupo de pediatras recomienda que los niños de 8 años en adelante deberían recibir medicamentos para reducir el colesterol con el fin de prevenir problemas cardiacos en el futuro.

La American Academy of Pediatrics también recomienda que a los niños de hasta dos años se les debería hacer pruebas de colesterol si tienen un historial familiar de enfermedad cardiaca o colesterol alto. La evaluación deberían empezar antes de los diez años, dijo la academia.

El Dr. Steven P. Shelov, director de pediatría del Centro médico Maimonides y jefe del Hospital de bebés y niños Maimonides en la ciudad de Nueva York, dijo que está de acuerdo con las nuevas directrices. "Evaluar a los niños de manera más agresiva es una buena idea, y el uso de estatinas [medicamentos reductores del colesterol] a dosis relativamente bajas ayudará a mantener los niveles de colesterol en un rango seguro".

La academia también recomienda que los niños con historial familiar de colesterol desconocido o que tengan factores de riesgo para enfermedades cardiacas, incluidas la obesidad, la presión arterial alta o la diabetes, sean examinados para el colesterol.

Las recomendaciones fueron publicadas en la edición de julio de la revista Pediatrics.

De acuerdo con las recomendaciones, el mejor método de examinar el colesterol es mediante un análisis de sangre en ayunas. Los niños con colesterol normal deberían repetir la prueba cada tres o cinco años.

Para los niños mayores de 8 años que tengan niveles elevados de colesterol LDL (malo), los médicos deberían considerar el uso de estatinas.

Los niños menores de 8 años con colesterol alto deberían implementar cambios en el estilo de vida como perder peso y aumentar la actividad física, así como recibir asesoría nutricional.

También, para los niños de un año o más con problemas de obesidad o sobrepeso, la academia recomienda productos lácteos bajos en grasa como leche al 2 por ciento y otros alimentos lácteos bajos en grasa.

Antes de poner en práctica las nuevas directrices, la academia dijo que los medicamentos reductores del colesterol deberían considerarse para niños mayores de 10 años, si no fueron capaces de perder peso luego de intentarlo durante un año.

Entre el 30 y 60 por ciento de los niños de EE. UU. con colesterol alto son ignorados por el sistema, ya que no son diagnosticados ni tratados.

Shelov, que no participó en la elaboración de las recomendaciones, dijo que no le preocupa en exceso la administración de estatinas a los niños. Los efectos secundarios son poco comunes, y los beneficios del medicamento superan el riesgo, apuntó.

"Esta recomendación parece bien planeada, dado los niveles de obesidad actuales y el nivel poco seguro de colesterol en nuestros adolescentes, incluso en niños tan jóvenes como de cuarto y quinto curso", apuntó.

Shelov admitió que se sabe muy poco sobre los riesgos y beneficios de medicamentos reductores del colesterol como las estatinas en una gran población pediátrica.

Potencialmente, millones de niños seguirán una terapia basada en medicamentos reductores del colesterol, apuntó. "Al mismo tiempo, existe la necesidad de un análisis sistemático a los efectos de estos medicamentos en los niños, porque sí tienen efectos secundarios", agregó.

"Si vamos a seguir adelante con esto, vamos a necesitar directrices que nos digan con exactitud quién necesitará la terapia y la medición cuidadosa de cualquier efecto secundario", destacó Shelov.

Es posible que muchos niños que empiecen a tomar estatinas no lo hagan de por vida. Los cambios en la dieta y el ejercicio podrían hacer que algunos niños sólo necesiten la terapia por un corto tiempo, señaló Shelov.

Más información

Para más información sobre los peligros del colesterol, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Steven P. Shelov, M.D., chairman of pediatrics, Maimonides Medical Center in New York City, and head, Maimonides Infants & Children's Hospital, New York City; July 2008, Pediatrics
Consumer News in Spanish