See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Un estudio cuestiona el síndrome del 'bebé crack'

Los padres descuidados, y no la exposición a la cocaína, podría ser el factor más culpable

VIERNES 16 de julio (HealthDayNews/HispaniCare) -- Padres descuidados en la niñez podría ser un factor más culpable de los problemas de desarrollo de los niños nacidos de madres adictas a la cocaína y no algún efecto de la exposición a la cocaína en el útero, según un nuevo estudio.

El estudio de Georgia encontró que a los niños nacidos de mujeres que usaron cocaína durante su embarazo les va mejor si viven con personas que los cuidan en lugar de su madre u otro miembro de la familia, de acuerdo a un estudio llevado a cabo por la Society for Research and Child Development.

El estudio incluyó a 83 niños cuyas madres consumieron cocaína durante el embarazo y 63 niños no expuestos. Los investigadores dieron seguimiento a los niños desde su nacimiento hasta los 2 años de edad. A esa edad, el 49 de los niños expuestos a la cocaína aún estaban con sus padres, mientras que 34 habían sido cuidados por otros adultos.

De esos 34 niños, cerca de la mitad estaban siendo cuidados por familiares y la otra mitad por adultos no familiares.

El estudio concluyó que la exposición prenatal a la cocaína no afectó directamente los resultados del desarrollo para los 2 años de edad. Encontró que los niños expuestos a la cocaína que recibían cuidados de personas que no eran sus padres, especialmente los que eran cuidados por personas que no eran sus familiares, tenían un mejor ambiente de vida y tuvieron mejor rendimiento en varias áreas del desarrollo que los niños expuestos a la cocaína que vivían con sus padres.

Los autores afirman que sus hallazgos sugieren que los resultados negativos de los niños nacidos de usuarios de cocaína podrían ser el resultado de la calidad de la persona que los cuida durante la infancia en vez de efectos directos de la cocaína usada por la madre durante el embarazo.

En años recientes, los expertos pediátricos han desafiado la existencia del síndrome del 'bebé crack' (que recibió mucha publicidad en los 80 y los 90), el cual afirma que los niños resultan permanentemente dañados por la exposición a la cocaína en el útero.

Los hallazgos de Georgia sugieren que los atrasos en el desarrollo de estos niños podrían estar relacionados con el ambiente en el hogar en vez de a deficits neurológicos relacionados con la cocaína. Según los autores del estudio, los problemas del desarrollo en niños expuestos a la cocaína podrían prevenirse y tratarse más fácilmente mediante una intervención directa con los niños, a través de apoyar a las mujeres en su recuperación del abuso a la sustancia y ayudándolas a mejorar sus habilidades para criar a sus hijos.

Más Información

El American Council for Drug Education tiene más información sobre las drogas y el embarazo.

FUENTE: Society for Research in Child Development news release, July 9, 2004
Consumer News in Spanish