Los parques no siempre son pura diversión

Por suerte, hay formas de prevenir las lesiones en los niños, según una médica de emergencias

In English

MARTES, 16 de mayo de 2017 (HealthDay News) -- Se supone que los parques infantiles son divertidos. Pero las barras oxidadas, la basura y el equipamiento mal mantenido pueden hacer que esas zonas aparentemente aptas para niños sean en realidad peligrosas, según un grupo de médicos de medicina de emergencias.

Cada año, más de 200,000 niños son tratados en el departamento de emergencias por lesiones relacionadas con los parques infantiles, y ha habido un aumento dramático en años recientes, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Y unos 20,000 de esos niños son tratados por una lesión cerebral traumática, incluyendo la conmoción, cada año. Los niños también pueden fracturarse un hueso, o incluso desarrolla una hemorragia interna debido a los accidentes que ocurren en un parque infantil.

Pero el Colegio Americano de Médicos de Emergencias (American College of Emergency Physicians, ACEP) anotó que muchas de esas lesiones son prevenibles.

"Muchas lesiones en los parques infantiles se pueden evitar si los padres son conscientes de los riesgos, y enseñan a sus hijos a obedecer las normas de seguridad", aseguró en un comunicado de prensa de la ACEP la Dra. Rebecca Parker, presidenta de la organización. "Animamos a los niños a salir a jugar para promover un estilo de vida más saludable, pero queremos asegurar que nuestros hijos estén lo más seguros posible".

Alrededor de un 75 por ciento de las lesiones relacionadas con parques infantiles ocurren en lugares públicos. En la mayoría de los casos, el equipamiento del parque infantil está en una escuela o guardería, muestra la investigación. Los médicos de emergencias apuntaron que los padres, los niñeros y otros supervisores adultos pueden ayudar a mantener la seguridad de los niños en los parques infantiles mediante las siguientes medidas:

  • Preste atención. Hay que vigilar a todos los niños de cerca en el parque infantil. Incluso los niños mayores deben ser vigilados para garantizar su seguridad.
  • Inspeccione el equipamiento. Asegúrese de que cualquier aparato del parque que un niño esté usando esté bien mantenido. Asegúrese de que el área tenga suficiente acolchado para prevenir las lesiones. También es importante estar atento a botellas rotas y otras basuras que podrían provocar una lesión.
  • No luche contra la muchedumbre. Si un parque está hacinado, vuelva en otro momento. Los niños deben estar claramente visibles para un supervisor adulto en todo momento.
  • Tenga en cuenta la edad. Los niños solo deben usar equipamientos del parque infantil que sean adecuados para su edad. Los niños más pequeños no deben jugar con aparatos para niños mayores, y viceversa.
  • Quite las capuchas y los cordones. Los niños deben quitarse las capuchas o la ropa con cordones mientras estén en el parque. Las capuchas pueden bloquear la vista y los cordones pueden ser un peligro de estrangulamiento.
  • Siga las normas. Se debe esperar que los niños cumplan las normas de seguridad del parque infantil. No deben correr, empujar o dar empujones a otros niños. También hay que enseñar a los niños a ser conscientes de su ambiente, por ejemplo, a no caminar delante de un columpio o a subir por la parte delantera de un tobogán en lugar de usar la escalera.

Más información

La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE. UU. ofrece lista de comprobación de seguridad en los parques públicos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

FUENTE: American College of Emergency Physicians, news release, May 15, 2017

--

Last Updated: