See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Decepciona vacuna dual experimental para la infancia

Aún así, los expertos aseguran que el hallazgo no aplica para vacunas combinadas usadas actualmente

MARTES 12 de abril (HealthDay News/HispaniCare) -- Un reciente estudio británico halla que la combinación experimental de una vacuna para la infancia creada para proteger tanto contra la neumonía como la meningitis ofreció menos protección que las vacunas separadas para estas enfermedades.

La vacuna combinada estaba en las etapas iniciales de desarrollo y fue diseñada para proteger contra una forma de infección por neumococos y una forma de meningitis. Pero el estudio halló que cuando los niños recibían la vacuna combinada desarrollaban menor respuesta inmunológica a la meningitis que con la vacuna separada estándar.

En el estudio participaron 240 bebés saludables entre 7 y 11 semanas de edad al inicio del ensayo. A la mitad se le administró la vacuna experimental tres veces, a los 2, a los 3 y a los 4 meses de edad, mientras que la otra mitad recibió dos vacunas separadas que ahora se usan comúnmente a la misma edad. Todos los niños recibieron, al mismo tiempo, las vacunas de rutina recomendadas para su grupo de edad.

Las pruebas de la respuesta de su sistema inmunológico un mes después de recibir las últimas inyecciones revelaron menor protección contra la meningitis en los niños que recibieron la vacuna combinada. Esos niños también presentaron menor respuesta a dos de las otras vacunas que recibieron.

Los hallazgos aparecen en la edición del 13 de abril del Journal of the American Medical Association.

Los hallazgos no aplican para las vacunas combinadas que se utilizan actualmente, aseguró el autor del estudio, Dr. Jim P. Buttery, director de investigación del Instituto de Investigación Infantil Murdoch de la Universidad de Melbourne. Buttery, se encontraba en la Universidad de Oxford cuando se realizó el estudio.

Sin embargo, "subraya la importancia no sólo de comprobar los componentes de las vacunas combinadas sino de cualquier otra vacuna administrada al mismo tiempo, aunque no viniera en la misma inyección", relató Buttery.

Debido a que los niños estadounidenses están recibiendo hasta 20 vacunas, ha habido un esfuerzo conjunto para minimizar la cantidad de pinchazos que reciben mediante el desarrollo de vacunas combinadas. Quizá la más conocida sea la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (SPR). Pero varias otras se están utilizando también, incluida una que protege contra siete formas de neumonía.

"Nosotros los trabajadores de la salud pública tenemos que ser muy cuidadosos y comprobar todas las combinaciones de manera cuidadosa", aseguró el Dr. William Schaffner, presidente de la junta del departamento de medicina preventiva de la Universidad Vanderbilt y miembro del grupo asesor de la Red Nacional de Información sobre la Inmunización, una organización sin fines de lucro.

El ensayo británico muestra que una precaución de ese tipo se está poniendo en práctica, relató Schaffner, debido a que se informa sobre un artículo con relación a la vacuna experimental en una publicación dirigida principalmente a médicos practicantes.

"Obviamente, con nuestra capacidad para prevenir cada vez más enfermedades, el uso de vacunas combinadas ha sido de alta prioridad", aseguró Schaffner. "Pero, como lo comprobamos, hacer una vacuna combinada es más que simplemente adicionar el contenido de un tubo de ensayo en otro tubo. Cada vacuna combinada debe ser analizada, para asegurar que no interfiera con otras vacunas administradas al mismo tiempo".

El informe es un ejemplo de qué tan bien se están evaluando los efectos de las vacunas combinadas, agregó Schaffner. "Tengo la plena seguridad de que las vacunas que se administran de manera combinada y al mismo tiempo han sido evaluadas muy concienzudamente y examinadas por las autoridades competentes", aseguró.

No está claro si la menor respuesta inmune producida por la vacuna experimental fue lo suficientemente alta para ser clínicamente significativa, sostuvo Buttery. Lo que sí muestra es que "si queremos utilizar vacunas autorizadas ya establecidas en conjunto con aquellas que no han sido examinadas antes de que se administren simultáneamente, deberían ordenarse estudios similares", dijo.

Más información

Para más información sobre las vacunas, visite la National Network for Immunization Information.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Jim P. Buttery, M.D., research director, University of Melbourne, Australia, Murdoch Children's Research Institute; William Schaffner, M.D., chairman, department of preventive medicine, Vanderbilt University, Nashville, Tenn.; April 13, 2005, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish