EE.UU. ataca la viruela del mono desde varios frentes

Funcionarios de salud recomiendan vacunas de viruela y la prohibición de roedores africanos

(HealthDay es el nuevo nombre de HealthScoutNews)
Miércoles, 11 de junio (HealthDayNews) Funcionarios de salud estadounidenses se movilizaron agresivamente el miércoles para contener la primera epidemia de la viruela del mono en el hemisferio occidental, a medida que el número de casos sospechosos y el número de estados afectados aumentaba dramáticamente.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) recomendaron inyecciones inmediatas para un pequeño grupo de personas quienes estuvieron o pudieron haber estado expuestos al virus que se transmitió aparentemente por medio de perros de la pradera que fueron vendidos como mascotas.

Al mismo tiempo, el Departamento de Salud y Servicios Humanos instituyó una prohibición inmediata en la importación de roedores de &AACUTEfrica y también prohibió la transportación comercial y la venta de roedores de &AACUTEfrica y perros de la pradera dentro de los Estados Unidos.

Las acciones vinieron a medida que el número de casos sospechosos de viruela del mono aumentó a 54. Hay nueve casos en cuatro estados: Wisconsin, Indiana, Illinois, y Nueva Jersey. Pero la Associated Press reportó que la prueba se ha expandido a otros 11 estados: Kentucky, Florida, Tennessee, Mississippi, Massachusetts, Michigan, Nueva York, Pensilvania, Tejas, Ohio, y Carolina del Sur.

La AP, citando al gobierno de EE.UU., informó que un vendedor de mascotas exóticas de Illinois pudiera haber vendido perros de la pradera infectados a numerosos compradores en estos estados desde mediados de abril.

Representantes de los CDC indicaron que la decisión de recomendar la controversial y peligrosa vacuna de viruela, que no se ha aprobado para la viruela del mono, se determinó con el apoyo de la Administración Federal de Droga y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) que permite su uso en casos de emergencia.

"La vacuna de la viruela es aproximadamente 85 por ciento eficaz en la prevención de la viruela de mono", expresó en conferencia de prensa el miércoles el doctor David Fleming, subdirector de los CDC. "Los expertos han señalado que era prudente aprobar y recomendar la vacuna a personas quienes pudieran haber estado expuestos o potencialmente expuestos".

Esta es la primera vez que la exótica enfermedad, que se relaciona con la viruela común, se ha visto en los Estados Unidos. Es más común en &AACUTEfrica, donde existe un índice de mortandad de 1 a 10 por ciento en humanos, aunque se transmite fácilmente de animal a animal y de animal a humano.

Sin embargo, Fleming advirtió que los Estados Unidos debe anticipar un índice de mortandad similar en este país.

"Existen muchas razones de por qué las cosas podrían ser diferentes aquí, incluyendo tratamiento médico mejorado y mejor nutrición, pero necesitamos ser concientes de que la viruela del mono es una enfermedad fatal", sostuvo.

Generalmente, la viruela del mono causa fiebre, dolor de cabeza, tos seca, escalofríos, sudor, y, con el tiempo, un salpullido consistente de ampollas con pus.

Desde que la enfermedad arribó al medio oeste el pasado fin de semana, funcionarios de salud en todos los niveles del gobierno se han comprometido en una cacería concertada de perros y roedores.

Un grupo inicial de perros de la pradera en el medio oeste que enfermaron ahora ha vuelto a distribuirse al centro de Tejas. Ese centro de distribución también manejó un cargamento africano de ratas de Gambia, que ahora se ha convertido en el primer sospechoso de la génesis de la enfermedad. La enfermedad, sin embargo, todavía no se ha confirmado en ninguno de los roedores.

"Un probable candidato es la rata de Gambia, pero en este punto no tenemos una confirmación definitiva", aseveró Fleming.

Funcionarios ahora están tratando de determinar cuántos animales podrían haber sido expuestos a los iniciales sospechosos.

Saber qué animales han estado expuesto ayudará a determinar a quienes se debe inocular. En estos momentos, este grupo "limitado" incluye funcionarios de salud pública en el campo, empleados de salud quienes podrían tratar personas enfermas, familiares y contactos cercanos de personas enfermas, o personas quienes hayan tenido algún contacto con un animal enfermó.

Aunque Fleming dijo que anticipó que sólo un "modesto número" de personas sería vacunado, este grupo incluiría potencialmente mujeres embarazadas y niños, dos grupos que normalmente no reciben la vacuna debido a los varios riesgos involucrados.

"La recomendación de vacunación concentrada es diferente en que no estamos lidiando con un riesgo potencial futuro sino que lidiamos con la realidad de que estas personas hayan estado expuestas", expresó Fleming. "En este contexto, cambia la perspectiva de riesgos y beneficios. Estamos llevando a cabo un método más agresivo para quiénes deben recibir la vacuna en este grupo. Creemos que el riesgo de la enfermedad es suficiente para hacer que esa recomendación sea a mujeres embarazadas y a niños".

Se sabe que la vacuna de viruela puede matar o causar varios efectos secundarios que incluyen infección cerebral y salpullido severo.

Los departamentos de salud locales y estatales llevarán a cabo las vacunaciones y utilizarán reservas ya acumuladas para propósitos bioterroristas.

Mientras tanto, los CDC piden a las personas quienes hayan estado expuestas a un roedor exótico o perro de la pradera que estén atentos a síntomas como enfermedad respiratoria y salpullido.

Las personas que han adquirido perros de la pradera o roedores pequeños desde el 15 de abril deben observar sus animales para señales de enfermedad, incluyendo síntomas similares al catarro, ojos llorosos, enfermedades respiratorias y salpullido. Quien note algunos de estos signos en una mascota deben contactar el departamento de salud local o estatal y/o un veterinario.

Los CDC enfatizan que las mascotas enfermas no deben liberarse. La agencia también insta a las personas a contactar a un veterinario antes de llevar al animal, de manera que el veterinario tome las medidas de precaución adecuadas.

"Nos hemos movilizado con rapidez para desarrollar órdenes intermedias, que entendemos son los pasos apropiadas para prevenir la difusión de esta epidemia", comentó Fleming. "Estoy confiando de que se está haciendo todo lo que se puede para prevenir el futuro esparcimiento de esta enfermedad".

Más información

Los CDC y Stanford University tienen información sobre la viruela del mono.

Fuentes: Conferencia de prensa con David Fleming, M.D., subdirector, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Atlanta; Associated Press; portal de los CDC; comunicado noticioso de los CDC.
Consumer News in Spanish