Quedarse en casa podría contener un ataque de viruela

Un estudio reciente afirma que no serían necesarias vacunaciones masivas en caso de epidemia

MIÉRCOLES 12 de mayo (HealthDayNews/HispaniCare) -- ¿Qué haría si supiera que un grupo terrorista ha lanzado un ataque biológico con viruela en su localidad? El mejor consejo, según expertos gubernamentales, es quedarse en casa sentado.

En una carta publicada en la edición del 13 de mayo de Nature, un grupo de investigadores del Laboratorio Nacional de Los Alamos afirman que probablemente no sea necesaria una vacunación masiva en caso de un ataque bioterrorista con viruela. Señalan que si todos los que presentaran un estado febril se quedaran simplemente en casa, se podría evitar una epidemia de viruela a gran escala.

"Las cosas no son tan espantosas como parecen", afirmó el autor del estudio, Stephen Eubank, líder del grupo de simulación de infraestructura urbana del laboratorio, con sede en Los Alamos, N.M. "En realidad, la mejor respuesta ante un ataque de viruela sería animar a la gente que esté enferma a que se quede en casa. Todo el que presente un proceso febril debería quedarse en casa. Esta simple afirmación podría servir para conocer y tener bajo control a todos los infectados", añadió.

La viruela es una enfermedad infecciosa, contagiosa y potencialmente fatal. El último caso natural de viruela surgió en Somalia en 1977. No ha habido ningún caso de viruela en EE.UU. desde 1949, según los U.S. Centers for Disease Control and Prevention.

A pesar de que es contagiosa, no se transmite tan fácilmente como otras enfermedades. La viruela requiere más que un mero contacto casual para transmitir la enfermedad de una persona a otra. La transmisión de la viruela suele requerir un contacto directo y prolongado con una persona infectada o un objeto que haya sido contaminado por una persona infectada.

Las personas con viruela son más contagiosas cuando les aparece el sarpullido típico de la viruela, según la CDC, pero también pueden ser contagiosos antes, mientras pasan por el proceso febril.

Utilizando una herramienta de simulación llamada EpiSims que combina muestras de población con información sobre la transmisión de la enfermedad, los investigadores pudieron realizar un modelo realista de un escenario urbano que experimenta un ataque biológico con viruela. Los datos de población se basaron en Portland, Ore.

El modelo creó una población artificial que puede estimar las posiciones y actividades de todos los habitantes de la ciudad segundo a segundo.

Para el ataque simulado, los investigadores asumieron que la viruela se distribuirá en espacios cerrados durante varias horas en áreas muy concurridas, infectando directamente a unas 1,000 personas. Los investigadores también asumieron que la viruela no se detectó hasta 10 días después del ataque.

Según su modelo, Eubank y sus colegas llegaron a la conclusión de que no eran necesarias vacunaciones masivas en el no deseado caso de un ataque de viruela. La detección rápida de la enfermedad y la vacunación exclusiva a personas en grupos de riesgo, junto con el hecho de mantenerlos separados del resto, probablemente contendría una epidemia de viruela.

La Dra. Elizabeth Halloran, del departamento de bioestadística de la Rollins School of Public Health de la Universidad de Emory señaló que este modelo confirma los resultados de otros estudios y que este modelo es particularmente interesante porque está basado en los datos actuales de la ciudad de Portland.

"El mensaje es que no cunda el pánico. No resulta tan sencillo transmitir la viruela entra la población si se toman las medidas adecuadas. Estar bien preparado evitaría que la enfermedad se propagase", afirmó.

Añadió que la viruela no se propaga tan rápidamente como el SARS o la gripe. "La viruela se mueve muy despacio y tiene un periodo de incubación muy largo. Se puede contener".

Más Información

Para saber más sobre la viruela, visite los U.S. Centers for Disease Control and Protection. Aquí podrá consultar más información sobre cómo el CDC se prepara en caso de un ataque bioterrorista con viruela.

FUENTES: Stephen Eubank, Ph.D., team leader, urban infrastructure simulation suite, Los Alamos National Laboratory, Los Alamos, N.M.; Elizabeth Halloran, M.D., D.Sc., M.P.H., department of biostatistics, Rollins School of Public Health, Emory University, Atlanta; May 13, 2004, Nature
Consumer News in Spanish