See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Virus causante de infección en perros resulta más resistente de lo pensado

Se urge a dueños de mascotas que las vacunen contra el parvo

MARTES 28 de diciembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- El parvovirus canino, un organismo que puede enfermar y matar perros, se ha vuelto epidémico debido a su expansión desde su aparición hace ya 25 años y es capaz de duplicar el tamaño de su población en pocos años.

Esa es la conclusión de un nuevo estudio sobre el virus, que los expertos esperan motive a las personas a que lleven sus perros, especialmente cachorros que a menudo son regalados como presentes de navidad y que son especialmente vulnerables, a vacunarse contra el patógeno.

El parvo, como es denominado con frecuencia por veterinarios, fue identificado por primera vez en 1978 y a partir de entonces se ha vuelto omnipresente en todo el mundo. Incluso con tratamiento, puede resultar mortal.

El rápido crecimiento del parvo estuvo asociado con un linaje del virus que adquirió una amplia gama de huéspedes y se hizo más infeccioso. "Estamos intentando entender cómo surgió este virus canino", afirmó Colin Parrish, profesor de virología del Colegio de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell y coautor del estudio, que aparece en la edición de esta semana de los Proceedings of the National Academies of Sciences.

Es un ejemplo de un virus que saltó a otras especies después de haber infectado gatos, indicó. "Parvo fue visto por primera vez [en perros] en 1978, que fue cuando se propagó por todo el mundo", señaló Parrish. "Se extendió por todo el mundo demasiado rápido, en dos o tres meses aproximadamente.

"Pensamos que le llevó cerca de una docenas de cambios [o mutaciones] para evolucionar de un virus de gatos a un virus de perros", prosiguió. "Consideramos que sucedió en un periodo corto de tiempo y en dos o tres etapas. El virus se ha establecido bastante bien en perros y nunca desaparecerá".

Edwin Hahn, decano asociado de investigación en la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad de Illinois en Champaign-Urbana, manifestó que el estudio es digno de mención ya que determina que la tasa de cambio evolutivo del parvo es más rápida que lo que los expertos habían especulado para ese tipo de virus.

Parvo es un virus ADN, explicó. "Las personas creían que los virus ARN eran de rápida evolución y que los virus ADN eran más lentos", apuntó. "Ese es el dogma". Pero la investigación sobre el parvo y su rápida evolución y mutación demuestra que el dogma es incorrecto, afirmó Hahn.

El comportamiento del parvo, señalaron Parrish y sus coautores, es más próximo a los virus ARN. Parrish agregó que parece que ese parvovirus canino seguirá mejorando su capacidad de propagación en sus huéspedes.

El mensaje tiene mayor significado durante esta época festiva, cuando muchas familias reciben cachorros como presentes de navidad. (Esta es una práctica que preocupa a muchos expertos en cuidado de animales, en parte debido a que el presente es una sorpresa y el receptor a menudo no es capaz o está poco dispuesto a asumir un compromiso con una nueva mascota). Parrish y Hahn están de acuerdo en que los dueños no deben descuidarse con la vacunación de sus mascotas.

"Es un virus capaz de cambiar rápidamente y es muy importante que los animales reciban la vacunación apropiada, porque esos virus aún siguen con nosotros", destacó Hahn.

Los cachorros son especialmente susceptibles al parvo, sostuvo Parrish, y agregó que el periodo cumbre de infección a menudo ocurre entre los 2 y 4 meses de edad. Los síntomas incluyen letargo y diarrea. Puede ser mortal.

Parrish recomienda que los dueños de mascotas vacunen a sus cachorros con la inmunización de parvovirus a los 2 meses, 3 meses, de nuevo a los 4 meses de edad y luego cada año.

Más información

Para más información sobre el parvovirus canino, visite la American Veterinary Medical Association .


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Edwin Hahn, Ph.D., associate dean of research, College of Veterinary Medicine, University of Illinois at Urbana-Champaign, Urbana, Ill.; Colin Parrish, Ph.D., professor of virology, College of Veterinary Medicine, Cornell University, Ithaca, N.Y.; Dec. 27-31, 2004, Proceedings of the National Academies of Sciences
Consumer News in Spanish