See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Relacionan la ropa que hace propaganda a las bebidas alcohólicas con el consumo entre adolescentes

Investigadores informan que los niños que usan tales gorras y camisetas son propensos a beber más o a beber por atracón

LUNES, 2 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Todas esas camisetas, gorras y otros artículos que usan los jóvenes que promueven bebidas alcohólicas podrían significar algo más que una moda.

Los adolescentes que tienen tales mercancías son más propensos a comenzar a beber y a comenzar a beber por atracón, según advierte un estudio reciente.

Los científicos de la Dartmouth que llevaron a cabo la investigación afirmaron que este es el primer estudio en relacionar directamente las mercancías que llevan marcas de alcohol con la bebida en adolescentes y resultados como la bebida por atracón que puede resultar en enfermedad y muerte. Además, los datos ofrecen evidencia de que tales mercancías promueven la bebida entre adolescentes y que podrían ser una base para plantear políticas que restrinjan esta práctica de mercadeo del alcohol, dijeron los investigadores.

"Unos tres millones de adolescentes tienen mercancía con marcas de alcohol en EE. UU.", afirmó la Dra. Auden C. McClure, investigadora principal y pediatra del Centro médico Hitchcock de la Dartmouth en Hanover, Nuevo Hampshire. "La posesión de estos artículos se asocia a susceptibilidad al uso de alcohol y bebida por atracón", añadió.

McClure apuntó que estos artículos sirven como un marcador de que los adolescentes beben. "Pero también constituye una relación directa con la susceptibilidad y la iniciación en la bebida", dijo. "Ya no se puede decir que estos artículos sean un marcador solo de niños que beben".

El informe aparece en la edición de marzo de la revista Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine.

Para el estudio, el equipo de McClure encuestó a 6,522 adolescentes de diez a catorce años de edad sobre sus conductas relacionadas con la bebida y su susceptibilidad a esta, lo que incluía la presión de los compañeros, las intenciones de beber y las expectativas positivas sobre el alcohol. En tres encuestas de seguimiento, los investigadores pidieron a los adolescentes que respondieran preguntas sobre cambios en sus hábitos de bebida y si tenían mercancía que hiciera propaganda a marcas de alcohol.

El número de adolescentes que poseía mercancía que hacía propaganda a marcas de alcohol varió de once por ciento en la encuesta a los ocho meses a veinte por ciento en la encuesta a los 24 meses.

Los productos más comunes fueron ropa (64 por ciento), gorras (24 por ciento), y otros artículos como joyería, llaveros, vasitos para tragos, afiches y bolígrafos. El 75 por ciento de las marcas eran de cerveza, 45 por ciento de la marca Budweiser, dijeron los investigadores.

La mayoría de mercancía fue comprada por amigos o familiares (71 por ciento), pero los adolescentes también compraron artículos (24 por ciento), según encontraron los investigadores.

De manera significativa, el grupo de McClure encontró que tener estos artículos predecía la susceptibilidad a comenzar a beber y a comenzar a beber por atracón.

Este estudio añade a la evidencia que relaciona la mercancía con marcas de alcohol a la bebida en adolescentes, dijo McClure. "Realmente subraya la importancia de políticas que restrinjan el alcance de este mercadeo, de manera que estos productos no lleguen a los adolescentes ni influencien su conducta", sentenció.

David H. Jernigan, profesor asociado de la Escuela de salud pública Bloomberg del Johns Hopkins en Baltimore y autor de un editorial acompañante en la revista, estuvo de acuerdo en que debe haber restricciones para evitar que estos productos lleguen a manos de los niños.

"Prevenir una iniciación temprana en el uso del alcohol es crítico para nuestros niños", aseguró Jernigan. "Hay una situación en que casi 5,000 niños menores de 16 años comienzan a beber cada día".

Los niños que comienzan a beber antes de los quince años son cuatro veces más propensos a volverse dependientes del alcohol, siete veces más propensos a tener un accidente automovilístico, y once veces más propensos a estar involucrados en violencia relacionada con el alcohol más adelante en sus vidas que las personas que esperan hasta los 21 años para comenzar a beber, advirtió Jernigan.

"Este estudio presenta pruebas de las más potentes hasta la fecha de que la posesión de mercancía que hace propaganda a marcas de alcohol es un potente pronosticador de que los niños comiencen a beber", dijo Jernigan. "La autorregulación no funciona".

Jernigan cree que deben haber restricciones constitucionalmente permitidas que sean eficaces para que esta mercancía no llegue a los niños. Señaló que el método más eficaz es lograr que las compañías dejen de producir esta mercancía.

"Se debe presionar a estas empresas", aconsejó Jernigan. "Si alguien fabrica algo y gran parte llega a los cuerpos de una audiencia que no es el objetivo del mercadeo, creo que deberían replanteárselo".

Sin embargo, la compañía que fabrica los productos de Budweiser defendió su método mercadológico.

"Dirigimos nuestro marketing a nuestros clientes, que son mayores de 21 años. Nuestra ropa y mercancía promocional se dirige a los adultos, vienen en tamaños adultos y se colocan en las secciones para adultos de nuestras tiendas", aseguró a HealthDay Carol Clark, vicepresidenta de responsabilidad social corporativa de Anheuser-Busch Inc.

"Cuando se trata de prevenir la bebida entre menores, nos debemos enfocar en restringir el acceso, no en censurar la publicidad y el mercadeo. Según la investigación del gobierno, los adolescentes que beben informan principalmente que obtienen el alcohol de sus padres y otros adultos", añadió Clark.

"Por eso Anheuser-Busch y nuestros 600 mayoristas por todo el país provee programas que fomentan que los padres hablen con sus hijos sobre la bebida en menores, recuerdan a los padres no comprar alcohol para los adolescentes ni suministrárselo para fiestas, capacitan a los detallistas para detectar identificaciones falsas para prevenir la venta a menores, y respaldan a las autoridades policiales en el cumplimiento de la ley", aseguró Clark.

Más información

Para más información sobre el abuso de alcohol, visite el Centro Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Auden C. McClure, M.D., M.P.H., pediatrician, Dartmouth Hitchcock Medical Center, Hanover, N.H.; David H. Jernigan, Ph.D., associate professor, Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health, Baltimore; Carol Clark, vice president, Corporate Social Responsibility, Anheuser-Busch, Inc., St. Louis; March 2009 Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined