See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Divertirse en verano no tiene que ser peligroso

Los expertos señalan que es mucho lo que los padres pueden hacer por garantizar la seguridad de sus hijos

DOMINGO, 7 de junio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Las vacaciones escolares ya casi están aquí y es probable que los más pequeños pasen más tiempo corriendo, saltando y lanzándose al agua que sentados en un sofá.

El verano es sinónimo de diversión y juegos, hasta que alguien se haga daño, algo que le suele ocurrir a muchos niños durante esta temporada estival, advierten los expertos en seguridad infantil.

Aunque muchas de estas lesiones consisten en golpes leves, contusiones y abrasiones, otros incidentes resultan en fracturas de huesos que pueden hacer que un niño pase la mayor parte del verano frente a una consola de videojuegos en lugar de disfrutar de la piscina o de un parque.

Además, algunos accidentes infantiles pueden ser graves, causando discapacidades a largo plazo, como por ejemplo una lesión cerebral traumática o incluso la muerte.

De acuerdo con un estudio de 2007 dirigido por Safe Kids USA, el 42 por ciento de las muertes relacionadas con lesiones involuntarias entre los niños ocurren durante los meses de verano. Las muertes entre los niños de 10 a 14 años aumentan un 45 por ciento durante los meses de verano.

Las cinco causas más comunes de muerte infantil por lesiones accidentales son ahogamiento, accidentes por montar en bicicleta, caídas, lesiones por ir de pasajero en un vehículo de motor y lesiones por accidentes de peatón.

¿Cómo podemos proteger a los niños?

La supervisión de los padres es clave, enfatizó Beth Wildman, profesora de psicología de la Universidad Estatal de Kent.

Con solo decirles a los niños que usen un casco protector cuando monten bicicleta, que no corran en la cubierta de la piscina o que dejen de saltar sobre la cama no es suficiente.

Aunque los niños acepten las reglas y puede que hasta incluso las repitan de memoria, quizá no entiendan realmente el por qué de ellas y dejen de cumplirlas tan pronto los padres se den la vuelta.

Sin embargo, los padres constituyen la red de seguridad, dijo, y si se involucran de manera efectiva reducen el riesgo de lesión.

Safe Kids USA sugiere varias formas de mantener a los niños seguros:

  • Para evitar las caídas, mantenga las sillas, las cunas u otros muebles lejos de las ventanas, además instale protectores de seguridad para ventanas en todas aquellas ventanas que estén por encima del primer piso. No permita que los niños pequeños jueguen en los balcones ni en el tejado o cerca de ventanas abiertas que no tengan algún tipo de barreras.
  • Supervise activamente a los niños cuando estén en un parque y asegúrese de que usen el equipo apropiado para su edad.
  • Opte por parques que tengan superficies con cubiertas de al menos 12 pulgadas (poco más de treinta centímetros) de goma, de fibra de madera dura o de arena fina, que se extiendan al menos seis pies (casi dos metros) en todas las direcciones alrededor del equipamiento.
  • Asegúrese que los niños vistan equipo protector adecuado, como cascos para bicicletas, cuando practiquen y jueguen deportes. Asegúrese que el equipo se ajuste de manera adecuada.
  • Supervise a los niños en cada momento cuando estén alrededor de la piscina, lago o cerca de cualquier otra fuente de agua, incluso en la bañera. Nunca deje a los niños sin vigilancia cuando estén cerca del agua, ni siquiera por un momento.

Más Información:

La National Injury Prevention Foundation tiene una página web para los niños sobre cómo divertirse de manera segura.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: Kent State University College of Public Health, news release, May 18, 2009
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.