El rol vital de la abuela

Nuevo estudio arroja luz a la menopausia y lapsos de vida prolongados

Miércoles, 10 de marzo (HealthDayNews) -- No fue accidental que tu abuela te criara: Fue una necesidad social y biológica que te ayudó a sobrevivir y ayudó a tu madre a tener más hijos, según investigadores.

Aunque, en los animales, la mayoría de las hembras continúa reproduciéndose hasta que muere, la mujer vive mucho tiempo luego de la menopausia. La explicación evolutiva podría ser la tan llamada "hipótesis de la abuela".

Esta hipótesis sostiene que la menopausia y el lapso de vida femenino más allá de la capacidad de tener hijos evolucionaron porque la ventaja de ayudar a las hijas a reproducir y criar sus hijos sobrepasan las ventajas de continuar dando a luz.

Esto sugiere que la selección natural favoreció la menopausia, una vida prolongada y quizás incluso estrechos lazos familiares, porque sólo las abuelas quienes no están ocupadas alimentando sus hijos tienen tiempo para ayudar con sus nietos.

En un reciente estudio, investigadores examinaron dos grupos de mujeres uno en Finlandia y el otro en Canadá. En Finlandia, recogieron datos sobre 537 mujeres, en los que se estudiaban a las familias de 1702 a 1823.

La población canadiense se compuso de 3,290 mujeres nacidas de 1850 a 1879. El equipo investigativo dio seguimiento a estas familias durante 130 años.

En ambos grupos examinaron el lapso de vida de las mujeres, de acuerdo con el reporte de la edición del 11 de marzo de Nature.

"Abuelas supervivientes podrían tener algún efecto en la reproducción de sus hijos", argumentó el coautor del estudio Marc Tremblay, director del Grupo de Investigación Interdisciplinario en Demografía, Epidemiología y Genética en la Universidad de Québec.

Esta influencia está en el número de hijos que sus propios hijos tiene y cuántos sobrevivieron a la adultez, explicó.

"En promedio, en las familias donde la abuela todavía vivía cuando sus hijos comenzaron a tener hijos, hubo más partos, al compararse con familias en las que había muerto la abuela", señaló Tremblay.

Además, más niños sobrevivieron cuando estaba rondando la abuela que cuando no, añadió.

Los investigadores también encontraron que para que estos beneficios ocurrieran, la abuela tenía que estar cerca y disponible para ayudar en la crianza de sus nietos. Si la abuela vivía, pero en la distancia, no se reflejó en beneficio.

Además, encontraron que las abuelas eran más propensas a morir cuando sus hijas alcanzaban la menopausia y ya no podían tener hijos.

Este fenómeno parece ser un resultado social más que razones psicológicas, expuso Tremblay. Puede ser que haya un componente biológico, pero no se puede apoyar por este estudio, añadió.

El equipo de Tremblay planea dar seguimiento al estudio examinando el rol de los abuelos de ambas familias.

"El mensaje es que la presencia de los abuelos puede mejorar el éxito de la crianza de los hijos", afirmó.

La doctora Kristen Hawkes, profesora de antropología en la Universidad de Utah, comenta que "este análisis demuestra el impacto que tienen las mujeres menopáusicas en el éxito reproductivo de sus hijos y la supervivencia de sus nietos".

Hawkes señala en su editorial en la misma edición de revista que los humanos tengan una vida adulta inusualmente larga en comparación con otros primates. Podría tener algo que ver con el rol de las abuelas, aseveró.

Muchas personas piensan que el aumento en la expectativa de vida vista en los pasados 160 años es la razón de por la cual hay más personas mayores alrededor, pero "la fracción de mujeres adultas mayores de 45 es esencialmente indistinguible a través de cambios realmente grandes en la expectativa de vida con el tiempo", afirmó Hawkes.

"Aunque las cosas están cambiando nuestras tasas reproductivas, no debemos cegarnos a un patrón más profundo en nuestra evolución que envejecer mucho más lentamente que otros primates y podría ser la consecuencia del rol clave que desempeñan las abuelas", expresó Hawkes.

Más información

El Centro de Información Nacional de Salud de la Mujer tiene más información sobre la menopausia, aunque Becoming Human de la Arizona State University puede infomarte más acerca de la evolución humana.

Fuentes: Marc Tremblay, Ph.D., director, Grupo de Investigación Interdisciplinaria en Demografía, Epidemiología y Genética, Universidad de Québec; Kristen Hawkes, Ph.D, profesora, antropología, Universidad de Utah, Salt Lake City; 11 de marzo de 2004, Nature
Consumer News in Spanish