See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El ronquido de los niños puede ser una estridente señal de problemas

Doctores instan a examinarlos y tratar la apnea obstructiva del sueño

Lunes, primero de abril (HealthDayNews) -- Deja de pasar por alto los ronquidos de tus niños.

El principal grupo de pediatras de los EE.UU. insta a los doctores que estén atentos y traten más agresivamente el síndrome de apnea obstructiva del sueño (OSAS, por sus siglas en inglés), el trastorno respiratorio nocturno que afecta al menos 2 por ciento de los niños. Roncar, aunque con frecuencia es benigno en los niños, es una señal del trastorno.

La Asociación Americana de Pediatría (AAP) ha publicado la primera guía clínica práctica para el diagnóstico y manejo de OSAS, que puede conducir a problemas de aprendizaje y de conducta. En casos severos, puede causar problemas cardiorrespiratorios que amenacen la vida. La guía aparece en la edición de abril de Pediatrics.

No creo que el [OSAS] esté en aumento, pero fue pasado por alto en el pasado. Si estudias los años 60 y 70, estos niños no fueron diagnosticados hasta que cayeron en coma o tuvieron insuficiencia cardiaca, dijo la doctora Carole Marcus, jefa del centro pediátrico del sueño en Johns Hopkins University en Baltimore, y presidenta del subcomité de AAP que publicó la guía.

Se ha vuelto claro que [los especialistas] hacen cosas muy diferentes y no se mantienen informados con la literatura y no hacen el mejor manejo de la condición, dijo.

La condición es irreconocida, acordó el doctor Raouf Amin, profesor asociado de pediatría y director de la Clínica de Trastornos del Sueño en Childrens Hospital Medical Center en Cincinnati. La Sociedad Torácica Americana publicó anteriormente guías similares, pero fueron dirigidas a especialistas.

La guía de AAP va dirigida a todos los pediatras.

Con bastante frecuencia, los pediatras generales no preguntan detalles sobre la apnea del sueño y trastornos del sueño en general, por esto las guías hacen que los pediatras sean más conscientes del síndrome y de qué cosas necesitan utilizar para examinar este tipo de anomalía, dijo Amin.

Los niños con OSAS experimentan obstrucción de las vías respiratorias superiores (con frecuencia por amígdalas o adenoides recrecidas), que interrumpe su respiración mientras duermen. Los síntomas incluyen ronquidos, dormir inquieto y problemas de neuroconducta. Si se deja sin tratamiento, la condición puede llevar a complicaciones severas, que incluyen problemas de aprendizaje y de conducta.

Aunque el OSAS puede afectar todos los niños desde bebés hasta adolescentes, se cree que es mayor entre los niños de edad preescolar. En esta edad las amígdalas y las adenoides, que causan la obstrucción, son más grandes en relación con el tamaño de la vía respiratoria.

Los factores de riesgo incluyen obesidad, anomalías craneofaciales y trastornos neuromusculares.

Entre otras cosas, la AAP recomienda que los pediatras examinen todos los niños que roncan; que el diagnóstico se lleve a cabo con la asistencia de polisomnografía, una máquina que graba varias funciones corporales durante el sueño; y que la primera línea de tratamiento sea una adenotonsilectomía o remoción quirúrgica de las amígdalas y las adenoides.

Uno de los mayores asuntos de esta guía es que recomendamos pruebas objetivas y no tomar una decisión de tratamiento a base del historial, dijo Marcus.

Ahora la AAP recomienda que un historial detallado de ronquidos durante el sueño se convierta en parte de todas las visitas al consultorio. Este historial, en conjunto con el examen del especialista, no son suficientes para diagnosticar el OSAS, enfatizó la Academia.

El grupo llama a la prueba de polisomnografía el estándar de oro para el diagnóstico de OSAS. Otras técnicas de diagnóstico, como la videocinta, pueden ser útiles pero sólo como adjunto.

Una vez se realiza el diagnóstico, debe considerarse la adenotonsilectomía como primer tratamiento. En otros niños saludables, esto curará cerca del 95 por ciento de ellos, dijo Marcus.

La continua presión positiva de las vías respiratorias o CPAP (por sus siglas en inglés), es una alternativa para quienes no son candidatos a cirugía o no responden a cirugía. La CPAP incluye enviar presión aérea constante a través de una máscara nasal utilizada durante el sueño. A diferencia de la adenotonsilectomía, que corrige el problema inmediatamente, el CPAP tiene que utilizarse indefinidamente y requiere acatamiento continuo del niño.

La AAP enfatiza que las guías son sólo para casos sencillos de OSAS en otras palabras para niños que de lo contrario son saludables.

Los niños que tienen otras condiciones subyacentes puede que necesiten terapia adicional, dijo Marcus.

Qué hacer

Si tu niño ronca, no necesariamente él o ella tiene apnea. El sonido podría ser inofensivo. Aun, sería bueno que lleves al niño al médico de todas formas.

Para ver la nueva guía clínica práctica, visita la Academia Americana de Pediatría.

Visita este sitio de Stanford University para más información sobre OSAS.

Fuentes: Carole Marcus, M.B.B.Ch., jefa, centro pediátrico del sueño, Johns Hopkins University, Baltimore; Raouf Amin, M.D., profesor asociado de pediatría y director de Clínica de Trastornos del Sueño, Childrens Hospital Medical Center de Cincinnati, Cincinnati; "Pediatrics", abril de 2002
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined