Un químico utilizado para ablandar artefactos médicos plásticos, que incluyen bolsas de sangre y tubos intravenosos, podrían presentar un problema a la salud de niños, advirtió la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés).

La agencia indica que el químico DEHP puede arreglárselas para ir del material plástico a la corriente sanguínea. Estudios en animales demuestran que el químico afecta el desarrollo de los testículos y la producción de semen, reportó la Associated Press.

Aunque todavía no existe prueba de que el químico afecta a los humanos, la FDA indicó que el riesgo teórico es suficiente para advertir a los doctores de tratar de utilizar otros materiales en pacientes de alto riesgo. Estos incluyen niños recién nacidos quienes necesitan transfusiones o que se alimenten por vena, varones adolescentes quienes necesiten diálisis renales, y mujeres embarazadas que portan un feto varón o que alimenten un bebé varón.

La FDA aseveró que los doctores no deben restringir el tratamiento a estos pacientes si no pueden encontrar artefactos alternativos, indicó que la necesidad de cuidado médico casi siempre tendría más peso que un riesgo teórico de DEHP.

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ