Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Filtros cibernéticos bloquean algunos temas de salud

Estrictos controles sacan información de salud y dejan entrar la pornografía

Martes, 10 diciembre (HealthDayNews) -- Los filtros que protegen a los niños de la pornografía de Internet pueden estar evitando el acceso a información de salud. Sin embargo, algunos tópicos como condones y homosexualidad son mucho más propensos que otros temas a ser bloqueados sin importar cuán flexible fuese el filtrado, ha encontrado un nuevo estudio.

El estudio, realizado por investigadores en la Universidad de Michigan y la Fundación Familiar Kaiser, encontró que en sus funciones (settings) menos restrictivas las niñeras de los software bloquean sólo uno por ciento más o menos de los portales cibernéticos relacionados con la salud. Sin embargo, a medida que las restricciones incrementan para incluir una gama más amplia de temas tales como desnudez y violencia, el total de los portales de salud bloqueados asciende a casi una cuarta parte.

"Lo principal es que los settings que se eligen en el software determinen cuán bueno es en bloquear material censurable", sostuvo la doctora Caroline R. Richardson, especialista en medicina familiar en la Universidad de Michigan y autora principal del estudio.

De hecho, indicó Richardson, páginas cibernéticas mal organizadas y con mala gramática son obstáculos mucho mayores para acceder a información de salud con eficiencia en la Internet que los sistemas de filtración.

Aún así, en las más estrictas funciones de filtrado los temas benignos frecuentemente caen víctimas de la censura, y algunos términos de búsqueda son mucho más probable que otros de llamar la atención de filtros sin importar cuán sutilmente se presenten. Un informe de los hallazgos aparece en la edición de mañana de la "Journal of the American Medical Association".

Richardson y sus colegas evaluaron siete programas de filtración en búsquedas en la Red para la salud y la pornografía en seis populares motores de búsqueda en la Internet. Los tópicos de salud comprendían desde cosas totalmente no relacionadas con el sexo, tales como diabetes, hasta temas controversiales tales como el aborto. Los sistemas de búsqueda ignoraron los anuncios.

Los filtros más flexibles bloquearon un promedio de 1.4 por ciento de legítimos portales de salud, aunque filtraron 87 por ciento de páginas pornográficas. En el sistema de operación intermedio, cinco por ciento de los portales de salud fueron rechazados, y el control pornográfico aumentó a casi 90 por ciento. Mientras que en el sistema de operación más estricto se bloqueó 24 por ciento de los portales de salud, junto con 91 por ciento de páginas pornográficas.

No sólo fue el mejor filtro el más restrictivo a la información de salud, sino que tuvo dificultad en discriminar material libre de sexo de páginas cuestionables. Los filtros estrictos bloquearon casi 14 por ciento de los enlaces de las dietas de diabetes, encontraron los investigadores, junto con 10 de portales de diabetes.

Incluso en settings menos restrictivos, alguna información era mucho menos propensa a hacer sonar la alarma. Los filtros más débiles bloquearon el acceso al 10 por ciento de los sitios relacionados con condones, sexo seguro y homosexualidad. En el modo más restrictivo esa cifra aumentó entre 50 y 60 por ciento. "Luego comenzamos a entrar en los números que bloquean el acceso completamente", indicó Richardson.

El Tribunal Supremo de los EE.UU. acordó el pasado mes considerar la constitucionalidad de la Ley de Protección de Niños de la Internet del 2000 (2000 Children's Internet Protection Act), que reduce los fondos gubernamentales suministrados a las bibliotecas públicas que no instalan filtros. El pasado mayo, un panel federal de jueces en Filadelfia desestimó la ley por infringir el derecho a la libre expresión.

La Asociación Americana de Biblioteca (ALA, por sus siglas en inglés), la Unión Americana de Libertades Civiles y otras instituciones demandaron al gobierno por la ley. Judith Krug, directora de la oficina para la libertad intelectual de la ALA, dijo que el estudio confirma la investigación de su grupo que demuestra que los filtros bloquean demasiado material no censurable mientras que dejan pasar contenido pornográfico. Aunque la cifra de 14 por ciento parece pequeña, indicó Krug, "la verdad es que cuando se comienza a mirar el número de páginas involucradas se torna muy sustancial".

Chris Hansen, un abogado para la Unión Americana de Libertades Civiles, dijo que las bajas tasas de error no reflejan la magnitud de la censura que pudiera ocurrir con un filtro de Internet. Bloquear incluso un lugar accidentalmente puede prevenir que decenas de miles de personas vean el portal cada año, sostuvo.

Sólo aproximadamente dos por ciento de las varias miles de millones de páginas cibernéticas actualmente en la Red contienen material sexualmente explícito, indicó Krug. Mucho de esto no es pornografía, sino más bien portales de salud que hablaban de cáncer testicular y cáncer de seno, lactancia materna y otros temas con palabras que recibieron una clasificación particular de los filtros. "Cuando se habla de aparatos mecánicos, hablas de cosas que no tienen juicios críticos", expuso.

Will Doherty, un portavoz para la Electronic Frontier Foundation, un grupo de libertades civiles en San Francisco dedicado a defender los "derechos digitales", dijo que transcurrirán "muchos años" antes de que los programas de bloqueo estén lo suficientemente avanzados para monitorear la Internet de manera eficaz mientras dejan pasar material que no es ofensivo. Un nuevo estudio realizado por la fundación y por el Online Policy Group encontró que los filtros en las escuelas clasificó erróneamente tantos como de un tercio a la mitad de las páginas en la Red.

La ley del 2000 aplica tanto a bibliotecas como a escuelas, aunque el caso del Tribunal Supremo involucra sólo las bibliotecas. Hansen, quien también es director ejecutivo de Online Policy Group, dijo que la defensa abierta de la Internet puede cambiar la parte académica del proyecto de ley si el tribunal desestima la parte de la biblioteca.

Qué hacer

Para más sobre los filtros de la Internet, visita la Asociación Americana de Bibliotecas. Lee acerca de la Ley de Protección de Niños de la Internet (Children's Internet Protection Act) en el Departamento de Educación de Colorado.

Fuentes: Caroline R. Richardson, M.D., conferenciante, departamento de medicina familiar, Sistema de Salud de la Universidad de Michigan, Ann Arbor; Judith Krug, director, oficina para la libertad intelectual, Asociación Americana de Librerías, Chicago; Will Doherty, portavoz, Electronic Frontier Foundation, San Francisco; Chris Hansen, consejero de personal titular, Unión Americana de Libertades Civiles, ciudad de Nueva York; 11 de diciembre de 2002, "Journal of the American Medical Association"
Consumer News in Spanish