¿Son los niños obesos propensos a osteoporosis luego en la vida?

El exceso de peso obstaculiza el desarrollo de los huesos

Domingo, 21 de abril (HealthDayNews) -- ¿Están condenados los niños obesos a una adultez difícil por la osteoporosis?

Esa es la perturbadora conclusión de un estudio realizado por una endocrinóloga pediátrica de Nueva York quien encontró que la gordura en la infancia pudiera comprometer el crecimiento óseo y pudiera conducir a un riesgo mayor de osteoporosis en años posteriores.

"Si tienes dos niños del mismo peso, aquel que tiene más grasa corporal, tiene menos hueso", explicó la doctora Mary Horlick, una endocrinóloga pediátrica del Centro Hospitalario St. Lukes Roosevelt en la ciudad de Nueva York. La doctora Horlick estudió 344 niños y adolescentes para determinar su grasa corporal en relación con su masa ósea.

"Debido a que se necesita adquirir masa ósea durante los años de crecimiento, los niños con más grasa corporal podrían estar en riesgo [de osteoporosis] al llegar a adultos", comentó.

Los adultos pesados tienen un riesgo menor de osteoporosis porque portar ese peso extra fortalece los huesos. Pero parece ocurrir lo contrario en niños, argumentó Horlick.

"Su desarrollo óseo está comprometido", indicó.

El doctor Charles Billington, director asociado del Minnesota Obesity Center, llamó al hallazgo de Horlick "intrigante", y añadió, "Si resultase ser cierto, he aquí otra razón de por la cual debemos preocuparnos por el estado actual de la obesidad".

El porcentaje de niños y adolescentes estadounidenses definidos como en sobrepeso se ha elevado a más del doble desde comienzos de 1970. Aproximadamente 13 por ciento de los niños y adolescentes hoy día se encuentran seriamente en sobrepeso, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

En 1998, 12.3 por ciento de los niños blancos estaban en sobrepeso, esto de un 8 por ciento en 1986. Entre africanos-americanos y niños hispanos, el porcentaje creció de 10 por ciento para cada grupo en 1986, a 21.5 por ciento y 21.8 por ciento, respectivamente, para 1998. Estos hallazgos, del Estudio Nacional Longitudinal de la Juventud, se publicaron en una reciente edición de "Journal of the American Medical Association".

Funcionarios de la salud también advirtieron que los niños en sobrepeso se están estableciendo para desarrollar potenciales problemas de la salud al llegar a adultos, incluyendo diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Para su investigación, Horlick y sus colegas realizaron un estudio representativo de niños saludables y adolescentes entre las edades de 5 y 18 años, cuyos pesos comprendían "bajopeso", "normal" y "sobrepeso". Descubrieron que cuando compararon niños del mismo sexo y peso, el niño con más grasa corporal por lo general tenía menos masa ósea. Inversamente, los niños con mayor tejido muscular sin grasa, tenían mayor masa ósea.

Vale la pena señalar, no obstante, que los resultados fueron en alguna medida diferentes para niñas y niños, expuso Horlick.

"Aunque la grasa no contribuye al hueso de la misma manera que lo hace el tejido sin grasa, la grasa de la niñas aporta algún desarrollo óseo, pero en los niños no hubo ninguna aportación", señaló.

Una posible explicación, sostuvo Horlick, es que las féminas necesitan la grasa para propósitos reproductivos, de manera que el cuerpo ayuda a balancear su grasa y el crecimiento de masa ósea.

Aún así, Horlick indicó que sus hallazgos son preocupantes debido a lo que auguran a los niños de hoy día.

Lo que es más, los adultos pesados cuyo peso en exceso ahora reduce su riesgo de osteoporosis pudieron haber tenido huesos más densos cuando niños, manifestó Horlick.

"Esto es puramente especulativo", agregó, "pero las personas quienes son obesas ahora, cuando estaban en el crecimiento llevaban un tipo de vida diferente", con más ejercicios y el consumo de más productos lácteos, que contiene el calcio que fortifica los huesos.

Billington expresó, "Sería interesante medir la densidad ósea de estos niños [en el estudio de Horlick] en la adultez. ¿Se van a quedar así o se convertirán en adultos gruesos, para quienes el peso añadido ayuda a prevenir la osteoporosis?".

Horlick espera descubrir esto. Está participando en estudio en progreso de 1,500 niños y adolescentes que se conduce por el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de los Institutos Nacionales de la Salud.

El estudio está tomando lugar en cinco centros hospitalarios a través del país, incluyendo St. Lukes-Roosevelt. Se dará seguimiento a jóvenes, con edades de seis a 16, durante un periodo de cuatro años para medir su peso corporal, la grasa y el contendido de tejido sin grasa y la masa ósea, indicó.

Qué hacer

Puedes leer más acerca de la obesidad infantil de la Academia Americana de Médicos de Familia. Y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades tiene información sobre obesidad tanto para niños como para adultos.

Para una explicación sobre osteoporosis, visita los Institutos Nacionales de la Salud.

FUENTES: Mary Horlick, M.D., endocrinóloga pediátrica, Centro Hospitalario St. Lukes-Roosevelt, ciudad de Nueva York; Charles J. Billington, M.D., profesor de medicina, Centro de Veteranos de Minneapolis, y director asociado, Minnesota Obesity Center, Minneapolis
Consumer News in Spanish