Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

La clasificación de las películas pasa por alto la violencia

Investigadores hallan que las clasificaciones PG, PG-13 y R muchas veces no reflejan el contenido violento

LUNES 2 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Una reciente investigación sugiere que las clasificaciones de las películas fracasan estrepitosamente cuando se trata de advertir a los padres acerca de la violencia en la pantalla grande.

En una análisis de 98 de las películas más populares de 1994, investigadores de California hallaron que la mayoría de las clasificaciones PG, PG-13 y R mostraban poca correlación con la frecuencia de los actos violentos en las películas.

En los primeros tres lugares de su lista de de las películas con más violencia corporal, como ejemplo principal, estaba "The Jungle Book" (El libro de la selva), una película familiar animada con una clasificación PG.

"Al final, nos parece que el sistema no está funcionando tan bien como debiera", aseguró la coautora del estudio, Theresa Webb, becaria posdoctoral del Centro para la Investigación y la Prevención de Lesiones del Sur de California, parte de la Universidad de California en Los Ángeles.

La Motion Picture Association of America (MPAA), en un sistema de clasificación instituido en 1968 y dirigido a la orientación paterna, clasifica las películas de acuerdo con su contenido de desnudos, violencia, drogas, lenguaje fuerte y temática, además de difundir descripciones cortas del material que contribuyó a decidir la clasificación de las películas, como "violence" (violencia), "language" (lenguaje fuerte), "strong sexual content" (alto contenido sexual) y "drug-related material" (material relacionado con drogas).

Las clasificaciones son G para público en general de todas las edades; PG cuando se sugiere orientación paterna porque algo del material no es apropiado para los niños; PG-13 como advertencia para los padres porque el material podría ser inapropiado para los menores de 13; R para restringido, lo que significa que los menores de 17 necesitan la compañía de un adulto; y el menos usado de todos, NC-17, equivalente a la desaparecida "X", que significa que nadie menor de 17 puede entrar al teatro.

Webb y sus colegas observaron 98 de las 100 películas más taquilleras de 1994, sin incluir "El Rey León", de clasificación G, y una película no clasificada llamada "The Madness of King George".

Sus hallazgos, que aparecen en la edición de mayo de Pediatrics, compararon la clasificación de las películas con la frecuencia en la que aparecían actos violentos en la pantalla.

Entre las principales películas del 94 estaban "Pulp Fiction", "Forrest Gump", "Cuatro matrimonios y un entierro", "Somos los mejores", "Los Picapiedra" y "The Santa Clause". Los investigadores aseguran que de las 98 películas, todas menos tres, "Reality Bites", "Acoso" y "Quiz Show", tenían al menos una escena de violencia corporal. En muchos casos, agregaron, se suponía que la violencia debería ser graciosa.

Los investigadores hallaron que la cantidad promedio de actos violentos por película aumentaba a medida que las clasificaciones se hacían menos aptas para menores. Las películas de clasificación PG tenían 14 actos violentos en promedio, en comparación con 20 de las películas clasificadas PG-13 y 32 de las clasificadas R.

Sin embargo, los investigadores hallaron que las clasificaciones no coincidían con la "seriedad" de la violencia en las películas como la habían definido.

Las tres películas que contenían la mayor cantidad de actos violentos eran "Timecop", una película de acción clasificado como R que contenía 110 actos violentos; "El libro de la selva", que tenía 97 actos violentos; y "Mentiras Verdaderas", una película de acción de clasificación R que tenía 91.

También dijeron haber hallado "numerosas contradicciones flagrantes". Por ejemplo, según los investigadores, la MPAA consideró las el lenguaje fuerte como el factor más problemático de algunas películas, generalmente las clasificadas PG o PG-13, aunque las películas eran tan violentas como aquellas marcadas como específicamente violentas.

Los investigadores también hallaron cinco películas clasificadas PG que habían sido marcadas principalmente por lenguaje fuerte que contenían al menos 14 actos violentos.

"De la misma manera", informaron, "en la categoría R, varias películas que fueron así clasificadas por lenguaje fuerte estaban saturadas de violencia".

La MPAA se negó a responder las llamadas en las que se pedía su comentario.

El profesor de psicología de la Universidad de Michigan, L. Rowell Huesmann, quien estudia la violencia en la sociedad, no se mostró sorprendido por los hallazgos porque dijo que había mayor preocupación por el lenguaje fuerte y el sexo que por la violencia en los EE.UU.

"Existen grupos de interés que se enfurecen si ven aparecer un seno, como en el caso de Janet Jackson, o sugerencias de sexo, pero no les importa que alguien sea estrangulado, apuñalado o muerto a tiros [en pantalla]", declaró.

¿Qué podemos hacer?

Webb sugirió a los padres examinar otras fuentes de información sobre el contenido de las películas, como guías en línea, porque "no se puede confiar en que las clasificaciones consideren totalmente el contenido violento de cualquier película".

Más información

Para saber más acerca de las clasificaciones de las películas de la Motion Picture Association of America, visite la Classification and Ratings Administration.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Theresa Webb, Ph.D., postdoctoral research fellow, Southern California Injury Prevention Research Center, University of California at Los Angeles; L. Rowell Huesmann, Ph.D., professor, psychology and communications, University of Michigan, Ann Arbor; May 2005 Pediatrics
Consumer News in Spanish