See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los infantes que estornudan tienen una risa más duradera

Los niños que van a guardería infantil desarrollan resistencia a resfriados

Jueves, 14 de febrero de 2002 (HealthDayNews) -- Los padres que se sienten culpables por enviar a sus niños a los catarros que los esperan en las guarderías infantiles ahora pueden respirar tranquilos.

Una nueva investigación demuestra que los mismos niños sufrirán menos gripes luego, cuando sus homólogos que no asistieron a los centros de cuido estornuden en la escuela elemental.

Investigadores en conjunto con el Centro Respiratorio de la Universidad de Arizona rastrearon 1,246 niños desde su nacimiento hasta los 20 años. Encontraron que los niños que tenían dos años y asistían a guarderías infantiles aquellas que tienen más de cinco niños tenían casi el doble de resfriados que los niños de la misma edad que fueron cuidados en casa. Sin embargo, desde las edades de 6 a 11, aquellos que no estuvieron en guarderías infantiles tuvieron sólo una tercera parte del número de resfriados comparado con los niños quienes no estuvieron en los centros de cuido diurno.

A la edad de 13, no hubo diferencia entre ambos grupos.

El estudio es la primera visión abarcadora al curso de enfermedades respiratorias entre los niños de la generación de guarderías infantiles. Ofrece fuerte evidencia de lo que los doctores han sospechado por mucho tiempo que la exposición a resfriados en los primeros años permite a los niños desarrollar inmunidad que los protegerá años después.

"Este estudio da crédito a la teoría de que adquirir inmunidad obtenida en los centros de cuido diurno puede proteger al niño de resfriados luego en la vida", dijo el autor principal del estudio, el doctor Thomas M. Ball, profesor asociado de pediatría clínica en la Universidad de Arizona. "Pero además demuestra que a pesar de que la inmunidad se adquiere a los dos años en una guardería, o a los 6 en la escuela elemental, para el tiempo en que el niño tenga 13, están similarmente protegidos contra los virus".

La investigación aparece en la edición de febrero de "Archives of Pediatric and Adolescent Medicine".

Aunque ambos grupos alcanzaron igual sistema inmunológico en la pubertad, existen algunas diferencias en los resfriados que sufrieron a las edades de 2 y 3, comparado con las edades de 6 y 7.

Por una parte, los síntomas de los resfriados son más exagerados en los niños más jóvenes y las oportunidades de complicaciones, como bronquitis, son más comunes, dijo el doctor Stan Block, profesor clínico asociado de pediatría en University of Louisvile y la Universidad de Kentucky.

"Una gran advertencia de estas infecciones respiratorias es que tienden a ser más severas cuando eres más joven", dijo.

Entonces entran las desagradables infecciones de oído.

Las enfermedades respiratorias en infantes son más propensas a convertirse en infecciones de oído que en los niños mayores de 5. Sin embargo, Block dice que los padres no deben preocuparse.

"Estudios recientes han demostrado que generalmente las complicaciones a corto plazo de resfriados recurrentes o infecciones de oído no deben preocupar a los padres", dijo.

Aun, los padres que desean permanecer con sus hijos la miseria de constantes resfriados tiene pocas opciones además de mantener los niños en casa.

Por una parte, matricular a los niños en guarderías pequeñas parece reducir el número de resfriados, dijo Ball.

"El tamaño de los centros importa porque es simplemente mayor exposición a los virus", dijo.

Además, desde que se comprobó que la lactancia ofrece tremendos beneficios en el sistema inmunológico de los niños, Ball habla a favor de las madres que traten de lactar a sus niños tanto tiempo como puedan. Además, insta a que las guarderías ofrezcan apoyo y servicios a la lactancia, como refrigeradores donde las madres puedan almacenar la leche.

Sin embargo, lavarse las manos sigue siendo una de las mejores formas de combatir la propagación de gérmenes. "No puedes permitir dejar de lavarte las manos ni que los niños dejen de lavarse las manos para evitar la propagación de gérmenes", dijo Ball.

El Centro Nacional de Estadísticas de Educación reporta que 59 por ciento de los niños estadounidenses entre las edades de 3 a 5 fueron matriculados en centros de cuido diurno en 1999.

Qué hacer

A continuación un artículo muy útil de la Academia Americana de Pediatría sobre el cuidado de los niños enfermos a las guarderías. Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades ofrece este artículo sobre infección de oído en las guarderías.

Fuentes: entrevistas con Thomas M. Ball, M.D., profesor asociado, pediatría clínica, Universidad de Arizona, Tucson; Stan Block, M.D., profesor clínico asociado, University of Louisville, Louisville, Ky; y la Universidad de Kentucky, Lexington, Ky.; febrero de 2002, "Archives of Pediatric and Adolescent Medicine"
Consumer News in Spanish