Médica ofrece consejos sobre cómo viajar con los niños

Experta afirma que una planificación adecuada puede ayudar a los padres a mantener a los niños felices y sanos en las vacaciones

MARTES, 2 de agosto (HealthDay News) -- Desde largos vuelos en avión hasta apretujados viajes en coche, las vacaciones familiares pueden estar llenas de problemas, pero los padres pueden tomar medidas para ayudar a sus familias a regresar con buenas memorias en lugar de cuentos de terror, afirma una pediatra.

"Tengo tres hijos, y sé lo estresante que puede ser viajar con niños, sobre todo los pequeños. Escuchar la pregunta '¿ya llegamos?' [e] intentar pasar por los controles de seguridad, o simplemente intentar aliviar el aburrimiento de estar en el coche o avión puede poner a prueba la paciencia de cualquiera", aseguró en un comunicado de prensa de la Universidad de Loyola la Dra. Hannah Chow, pediatra del Sistema de Salud de la Universidad de Loyola y profesora asistente del departamento de pediatría de la Facultad de medicina Stritch de la universidad.

No importa qué tan divertido o emocionante sea el destino, el proceso de ir hasta ahí puede ser totalmente aburrido para los niños, pero la médica anotó que la cura para el aburrimiento es la variedad. Para prepararse para el viaje, los padres pueden comprar juegos, libros y juguetes baratos en su tienda del dólar local, señaló.

"Lleve libros, películas, juegos, juguetes, y no olvide pilas adicionales y los cargadores, o cuando se acaben las pilas sus hijos estarán muy tristes. Siempre es una buena idea también llevar auriculares adicionales, porque se rompen o pierden muy fácilmente", apuntó Chow. "Mi esposo siempre dice que el que se inventó los reproductores de DVD para coches se merece el Premio Nobel de la Paz".

Dadas las incertidumbres de los viajes, los padres tampoco deben ir muy lejos de casa con los niños sin empacar refrigerios saludables y adecuados, anotó la experta.

Para los viajes en carretera, sugirió llevar un refrigerador portátil con refrigerios nutritivos, como frutas frescas, verduras troceadas, bebidas, galletas, emparedados y rollitos de fruta.

Las familias que viajan en avión tienen más límites en lo que pueden llevar, pero es esencial tener refrigerios por si hay retrasos o problemas técnicos. La pediatra aconsejó a los padres empacar cereales, barritas de granola, refrigerios o rollitos de frutas, naranjas y frutos secos. Las mezclas individuales de bebidas que solo necesitan añadir agua también son buena idea, comentó.

Antes de que la familia salga de casa, los padres también deben preparar un botiquín de primeros auxilios, advirtió la pediatra. Dado que cuando se está lejos de casa puede suceder toda una variedad de lesiones inesperadas, la experta aconsejó incluir los siguientes artículos:

  • Medicamentos sin receta para el dolor, la fiebre y los resfriados.
  • Varias vendas adhesivas y gaza.
  • Medicamentos para el mareo o dimenhidrinato para los niños a partir de los 10 años. Para el mareo en niños más pequeños se debe consultar a un pediatra.
  • Cremas contra el picor para las picaduras de mosquitos. Esos remedios pueden hallarse en supermercados o farmacias. Los padres deben tener en cuenta que al principio pueden picar.
  • Crema de hidrocortisona para los sarpullidos que pican.
  • Filtro Solar.
  • Aerosol contra insectos con menos de 10 por ciento de DEET si el destino de vacaciones es cerca de un bosque o en áreas llenas de insectos.
  • Solución electrolítica en polvo. Añadiendo agua, ese polvo puede servir como solución pedialítica para ayudar a que los niños que contraen influenza estomacal no se deshidraten.

Sin embargo, Chow advirtió que los padres no deben pedir a sus pediatras que les envíen recetas de antibióticos cuando están fuera de casa. "Eso afecta nuestra capacidad de proveer una atención médica precisa a su hijo. Si tiene medicamentos recetados, asegúrese de tener suficiente para el viaje. He tenido que explicar a los padres que en México no tengo licencia y no puedo enviar una receta", explicó Chow.

Los padres que piensan llevar a sus hijos en viajes a países extranjeros deben primero consular el sitio web de viajes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. sobre cualquier vacuna adicional que podrían necesitar, señaló la médica.

También aconsejó a los viajeros consultar a una clínica de viajeros antes de irse de casa. "Las vacunas para viajar por lo general son gastos de desembolso, pero valen la pena. La vacuna contra la hepatitis A se aplica a los niños rutinariamente, y también la recomiendo a adultos que viajan. Protege contra un virus que se transmite por la comida y el agua contaminadas", explicó Chow.

En el extranjero, los padres deben recordar los siguientes consejos: no beba agua del grifo, evite el hielo, no coma comida cruda vendida en la calle, y lleve pañuelos de papel que sirvan como papel sanitario de emergencia.

"Las amigas de mi hermana aprendieron de forma muy mala que no debían comer cobaya peruana antes de viajar en avión. Asegúrese de que todo esté bien cocido y lleve una botella pequeña de jabón antibacteriano por si acaso", añadió Chow.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece a los padres más consejos para un viaje seguro.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
FUENTE: Loyola University Health System, news release, July 28, 2011
Consumer News in Spanish