Muchos adolescentes jóvenes mueren como pasajeros en accidentes automovilísticos

Estudio halla que no usar cinturón de seguridad y los conductores jóvenes son las primeras razones

MIÉRCOLES 5 de marzo de (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio reciente revela que es más probable que los niños entre los doce y los 16 que son pasajeros de automóvil mueran a que lo hagan niños en el mismo ambiente, sobre todo si el vehículo es controlado por un conductor joven y experimentado.

Los investigadores examinaron 45,560 choques en los que se vieron involucrados pasajeros entre los ocho y los 17. Entre 2000 y 2004, 9,807 pasajeros de este grupo de edad murieron en accidentes automovilísticos.

"Nos sorprendió encontrar que había un punto de cambio claro entre los doce y los 16 años. Hubo un aumento dramático en las muertes de los pasajeros de vehículos", aseguró la Dra. Flaura Koplin-Winston, fundadora y codirectora científica del Centro de investigación y prevención de lesiones del Hospital infantil de Filadelfia. El estudio aparece en la edición de marzo de la revista Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine.

Antes de los doce años, la cantidad de muertes por año de vida fue bastante constante y, de pronto, entre los doce y los catorce aumentó dramáticamente y continuó aumentando durante la adolescencia, aseguró Winston.

Entre esas muertes, el 54.4 por ciento de los adolescentes iban con un conductor menor de veinte. Además, cerca de las dos terceras partes de los adolescentes que murieron no llevaba cinturón de seguridad. Los investigadores hallaron que más de las tres cuartas partes de los choques tuvieron lugar en carreteras en las que el límite de velocidad estaba por encima de los 45 mph (72 kph). El consumo de alcohol tuvo que ver con el 21.2 por ciento de los accidentes automovilísticos fatales.

"Como pediatra, investigadora y madre, me pareció que los padres deben comenzar a hablar sobre la conducción mucho antes de comenzar a pensar en una licencia provisional de conducción", señaló Winston. "Hay que comenzar a los doce o a los trece porque ahí es cuando comienzan a andar en automóvil con otras personas, desafortunadamente a veces sus compañeros".

Winston considera que los padres deben hablar con sus hijos sobre usar cinturón de seguridad y ser modelos haciéndolo ellos mismos.

"Necesitamos identificar qué es un viaje inseguro", señaló Winston. "Ir con un conductor joven, sobre todo menor de 16, sobre todo en el primer año de conducción, puede ser peligroso", señaló.

Los padres deben ayudar a sus hijos a hallar soluciones alternativas y otras personas que los lleven, recomendó Winston.

Winston apoya leyes de conducción escalonadas que restrinjan la cantidad y la edad de los pasajeros que un conductor joven pueda llevar en el vehículo. "Esas cosas realmente pueden salvar vidas", dijo.

Un experto considera que los padres no prestan suficiente atención cuando sus hijos comienzan a subirse a los automóviles de sus amigos.

"Con frecuencia, los padres se preocupan por aspectos relacionados con la salud. Se preguntan si el dolor de cabeza que tiene un niño podría deberse a un tumor cerebral. Se preguntan si esa lesión podría indicar una leucemia. Claro, nadie quiere que su hijo resulte afectado por esas enfermedades, pero no son comunes y se pueden prevenir", aseguró la Dra. Karen Sheehan, directora médica de prevención e investigación de lesiones del Hospital Children's Memorial de Chicago.

Lo que es común y se puede prevenir en gran medida son los accidentes en vehículos automotores, aseguró Sheehan. "Sin embargo, como sociedad, consideramos que los accidentes automovilísticos no se pueden evitar, pero si se miran los datos con cuidado, como se hizo en este artículo, existen riesgos específicos que se pueden identificar que, si se evitan, pueden prevenir lesiones graves" dijo.

"Los padres necesitan exigirles a sus hijos que se pongan el cinturón. Los padres necesitan tener en cuenta los peligros para sus hijos de ir en un vehículo conducido por alguien joven, sobre todo en carreteras de alta velocidad", recomendó Sheehan.

Más información

Para más información sobre la conducción de los adolescentes, visite el National Cancer Institute.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Flaura Koplin-Winston, M.D., Ph.D., founder and co-scientific director, Center for Injury Research and Prevention, Children's Hospital of Philadelphia; Karen Sheehan, M.D., medical director, Injury Prevention and Research, Children's Memorial Hospital, and medical director, Injury Free Coalition for Kids in Chicago, both in Chicago; March 2008, Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine
Consumer News in Spanish