See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Niños intimidados sufren problemas de comportamiento

Son más propensos a exhibir depresión y a ser antisociales

Jueves, 13 de Noviembre (HealthDayNews) -- Jóvenes estudiantes acosados por la intimidación pudieran tener mayor riesgo de desarrollar depresión y comportamiento antisocial, según reveló un estudio que se presenta en la edición actual de Child Development.

Investigadores observaron la interacción en el patio de recreo de 266 estudiantes de escuela elemental desde el comienzo de kindergarten hasta el final de primer grado. Los investigadores contaron todas las instancias de agresión y victimización.

"Se observaron índices sustanciales de victimización. En promedio, los niños eran objeto de la intimidación física o verbal de sus pares aproximadamente cada tres a seis minutos", aseveró en una declaración el investigador principal James Zinder, de Wichita State University.

Señaló que muchos estudiantes de kindergarten son abusados verbal y físicamente abusados por sus padres. Pero para cuando llegan a primer grado, una cantidad elevada de intimidación verbal o física se concentra en un grupo más pequeño de víctimas perpetuas.

"Algunos niños experimentaron hostigamiento con mayor regularidad. Otro niños respondieron de manera eficaz a la agresión de sus pares a medida que las experiencias de hostigamiento se tornaron cada vez más intermitentes", sostuvo Snyder.

Afirmó que se necesita mayor investigación para tener un mejor entendimiento sobre cómo algunos niños aprender a manejar de manera eficaz con la situación o evitan la intimidación repetida mientras que otros niño no pueden hacerlo.

El estudio reveló que los niños quienes sufrieron de creciente hostigamiento son más probables de demostrar comportamiento antisocial y depresivo. A su vez, los varones quienes eran antisociales o depresivos parecían atraer mayor la intimidación.

Las niñas intimidadas en kindergarten eran más propensas de presentar comportamiento antisocial en el hogar a medida que crecían y actuaban progresivamente deprimidas en la escuela sin la intimidación continuaba.

El comportamiento antisocial en los varones parecía ofrecerles cierto tipo de alivio a corto plazo de la intimidación pero aumentó la probabilidad de intimidación a largo plazo. Por otro lado, el comportamiento antisocial exhibido por las niñas las hizo más probable que sufrieran de intimidación a corto a largo plazo.

La información acerca del comportamiento antisocial de los estudiantes discutir, intimidar y tener rabietas y con cuánta frecuencia los estudiantes parecían tristes, solos o aislados fue provista por los maestros y padres.

Más información

Aquí puedes conocer más acerca lidiar con la intimidación.

Fuente: Centro para el Avance de Salud, comunicado noticioso, 12 de noviembre de 2003
Consumer News in Spanish