See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

PRIG: evita asfixia por juguetes de temporada

Informe anual hace una lista de juguetes peligrosos potenciales

Martes, 20 de noviembre (HealthDayNews) -- El Grupo de Investigación de Interés Público de EE.UU. (PIRG, por sus siglas en inglés) continuó un rito previo a Acción de Gracias, al publicar su informe anual sobre los juguetes que se consideran peligrosos.

El informe número 16 es una lista de juguetes que, según el PIRG, pueden ahogar o dejar sordos a los niños o que pueden por otro lado causar daño porque contienen químicos tóxicos.

Algunos manufactureros de juguetes continúan sin acatar la ley al colocar etiquetas de advertencia en juguetes pequeños o juguetes con partes pequeñas que pueden asfixiar a los niños, alegó PIRG. Muchos juguetes de plástico, anillos mordedores y sonajas contienen químicos que podrían causar cáncer o provocar estragos en el sistema reproductivo. Y algunos juguetes tienen un volumen tan alto que jugar continuamente con ellos podría conducir a pérdida auditiva, informó el PIRG, aunque los fabricantes de juguetes contradicen ese alegato.

"Ahogarse continúa siendo el peligro principal presentado por los juguetes pequeños, globos y pelotas pequeñas", expresó Rachel Weintraub, abogada administrativa de PIRG y autora del informe, titulado "Trouble in Toyland".

"En segundo lugar está la exposición química de los juguetes, algunos de los cuales contienen hasta 40 por ciento por peso de ftalatos tóxicos o tolueno encontrado en pulidor de uñas de niñas, que se utiliza en muchas pinturas y se vincula con un número significativo de peligros a la salud y puede causar mareo, recuento sanguíneo bajo y poner en peligro la reproducción", añadió. "Y este año, decidimos enfocarnos en juguetes excesivamente altos".

PIRG realiza el informe anual para advertir a los padres acerca del peligro en juguetes así como ayudar a la organización a abogar por un reglamento más fuerte y regulaciones para proteger los niños, señaló Weintraub. Los investigadores del PIRG van a las tiendas, armados con reglas de seguridad de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC, por sus siglas en inglés) y herramientas de prueba, "y si no podemos abrir el paquete en la tienda, lo compramos y nos lo llevamos para examinarlo", expuso.

Este año, el PIRG contrató un examinador independiente para medir los niveles de los decibeles en juguetes que zumben, truenen, chillen, piten o hagan cualquier otra clase de ruido.

"De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría, los juguetes con niveles de decibeles de más de 85 podrían ser peligrosos con el tiempo para la audición de un niño", dijo Weintraub. Según la más reciente información de la CPSC, hubo 191,000 visitas a la sala de emergencia por lesiones relacionadas con juguetes", informó Weintraub, "y 79 por ciento de aquellas lesiones ocurrieron en niños de 15 años o menos. Hubo 17 muertes a nivel nacional en el año; 2009 de lesiones relacionadas con juguetes y seis de las mismas fueron debido a ahogamiento".

La lista de 2001 del PRIG identifica una lista de los juguetes potencialmente peligrosos en ocho categorías. Estos incluyen juguetes no supuestos a estar circulando que se encontraron en anaqueles de juguetes, juguetes que contenían partes pequeñas, juguetes que contenían químicos tóxicos, o juguetes con lecturas decibélicas de más de 85.

Entre los ejemplos:

  • Bead Magic Set Custom, manufacturado por Lillian Vernon y adquirido en la tienda de distribución en Prince William, Virginia. El juguete se fabrica de partes pequeñas y no contiene etiquetas de advertencia de peligro, como lo requiere la ley;
  • Ocho tipos diferentes de globos mercadeados inadecuadamente para los niños menores de 8 años;
  • Juguetes sueltos en el empaque carentes de cualquier etiqueta de advertencia o de información del manufacturero;
  • Expressions Nail Polish, manufacturado por Almar Sales Co., contenía tolueno inflamable;
  • Y el Sesame Street Taking CD Player de Fisher-Price , cuyos niveles de decibeles es 91 cuando el micrófono se posicionaba cerca del oído.

"Encontramos un camión de bomberos [Tek Nek Toys International's Electronic Talking Fire Truck] que si juegas con él en el suelo producía decibeles de 103, y mientras más tiempo juegue el niño con un juguete con volumen alto, más excesivo podría ser el daño", expresó Weintraub.

Nueve de los juguetes citados como carentes de etiquetas que advirtieran de peligros de ahogamiento eran juguetes de Halloween encontrados en empaques abiertos - ojos de goma, anillos de araña, anillos de ojos y silbatos de Halloween. "Esto es probablemente debido a la época del año que evaluamos", explicó Weintraub. (Era octubre y parte de noviembre). "Podría ser, y estoy conjeturando, que estos juguetes de temporada estén sólo durante poco tiempo. Debido a eso, quizás algunos empleados de tiendas están menos vigilantes en cuanto al etiquetado apropiado de las cajas". Bead Magic Set Custom es un juguete descontinuado y fue enviado a las tiendas de distribución de Lillian Vernon, comentó el portavoz de la compañía David Hochberg. "Cuando los productos se venden en nuestros catálogos y en nuestro sitio en la Red, dejan nuestro almacén sin el empaquetado apropiado, etiquetado de acuerdo con los reglamentos de la CPSC. Cuando se colocan en nuestras tiendas de distribución, y en los anaqueles el consumidor tiene acceso al producto, no tenemos control sobre el empaque. Lo que sucede es que el consumidor remueve el empaque examina el producto y lo coloca de nuevo en el anaquel, y probablemente caen las etiquetas del bolso", indicó.

Fisher-Price dice que medir los niveles de los decibeles en el oído no es el patrón utilizado por los manufactureros de juguetes alrededor del mundo. "Satisfacemos los estándares más conservadores, y ese estándar es uno encontrado en Australia, donde el límite es 85 decibeles para niños mayores de 18 meses, medido aproximadamente a 10 pulgadas del hablante", manifestó la portavoz de Fisher Price Laurie Oravec. "No medimos el sonido contra el oído, ya que esta no es la forma que un niño utiliza un juguete".

"Cuando un niño juega con este juguete, tiene luces, sonidos y botones para presionar", continuó Oravec. "El niño usualmente lo tiene en sus manos cuando está jugando con él. Y todos sabemos muy bien que un niño mayor de 18 meses reconoce cuando algo está demasiado alto, y se aleja de esto". En general, la mayoría de los juguetes son seguros, y la mayoría de los manufactureros son responsables, planteó PIRG.

Qué hacer

Para leer el informe o para aprender cómo proteger tu niño cuando compras juguetes, visita ToySafety.net o la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor.

Fuentes: entrevistas con Racel Weintraub, abogada administrativa, Grupo de Investigación de Interés Público de EE.UU., Washington, D.C., David Hochberg, portavoz, Lillian Vernon Corp., Rye, N.Y.; Laurie Oravec, portavoz, Fisher-Price, East Aurora, N.Y.; "Trouble in Toyland", 20 de noviembre de 2001
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.