See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Asocian fumar en la pantalla grande con el uso de cigarrillos entre los más jóvenes

Muchas películas clasificadas para los más pequeños contienen escenas en las que se fuma, señala un estudio, y esa exposición temprana lleva a la gente joven a iniciarse en este hábito

MARTES 8 de enero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Una investigación reciente sugiere que la gente joven que empieza a fumar podría estar influenciada por las películas que vieron durante los primeros años de su infancia.

Y no sólo eso, el estudio halló que casi el 80 por ciento de la exposición a escenas donde se usa tabaco tiene lugar en películas calificadas como "G," "PG" y "PG-13"

"Las películas que se ven a una edad temprana ejercen tanta influencia sobre el uso de tabaco a una edad posterior como las películas que los niños han visto recientemente", dijo la autora del estudio Linda Titus-Ernstoff, profesora de pediatría de la Facultad de medicina de Dartmouth.

"Cada vez me convenzo más de que la relación entre la exposición al tabaco en el cine y el inicio del hábito es real", agregó. "Es decir que es algo causal. Es poco probable que la asociación observada se deba a alguna otra influencia, a alguna otra característica inherente a los niños o al comportamiento de los padres. La relación es clara entre el tabaquismo en el cine y el inicio del hábito".

Los hallazgos aparecen en la edición de enero de Pediatrics.

Para medir el impacto del tabaquismo en el cine sobre la gente joven, Titus-Ernstoff y sus colegas se centraron en más de 2,200 niños y niñas de nueve a doce años que cursaban entre el cuarto y sexto grado en 26 escuelas primarias de New Hampshire y Vermont.

A partir de 2002 y 2003, los investigadores realizaron entrevistas a los niños y sus padres para determinar si los niños habían fumado o no en el pasado.

Los investigadores seleccionaron una lista de 50 películas de un grupo más grande de 550 películas de las 100 más taquilleras a lo largo de cinco años y medio antes de que empezara el estudio en 2002. Cerca del 40 por ciento de las películas estaban calificadas como "R", el 40 por ciento "PG-13", el 14 por ciento "PG" y el 5 por ciento "G".

Luego de la encuesta inicial de los niños se hicieron dos entrevistas más aproximadamente al año y a los dos años después. En cada punto de seguimiento, se elaboraba una nueva lista de películas para incluir 50 de las 100 más vistas y de los 100 videos más rentados en el último año.

Todas las películas de las listas fueron codificadas según el número de "ocurrencias del uso de tabaco", momentos en los que los personajes principales, secundarios o sin importancia usaban o manipulaban tabaco por primera vez en una escena nueva.

Aunque el 21 por ciento de las ocurrencias del uso de tabaco se daba en las películas "R", poco más del 60 por ciento se encontraron en las películas "PG-13" y casi el 19 por ciento en las películas "G" o "PG", señalaron los investigadores.

Entre las películas calificadas "G" que tenían escenas donde se usaba tabaco estaban 102 Dalmatians, Tarzán y Muppets from Space. Entre las películas "PG" de la lista que tenían escenas en las que los personajes usaban tabaco estaban George of the Jungle, Atlantis:The Lost Empire y The Rainmaker.

En la tercera encuesta, cerca del 10 por ciento de los niños había empezado a fumar y había visto en promedio casi 37 películas. Eso se tradujo en una exposición promedio de casi 150 ocurrencias de uso de tabaco.

Tras tomar en cuenta otros factores que pudieran afectar el comportamiento, los investigadores concluyeron que el 35 por ciento del inicio del hábito entre los niños se atribuía directamente a las escenas en las que había presencia de tabaco en la pantalla.

Los niños que pudieron haber visto escenas con presencia de tabaco a una edad preescolar eran tan propensos a fumar un cigarrillo como los que habían visto escenas similares a una mayor edad, apuntó Titus-Ernstoff.

"Esto quiere decir que los padres necesitan prestar más atención a las películas que ven sus hijos", declaró Titus-Ernstoff. "Creo que tienden a preocuparse más por el sexo, la violencia y las palabrotas. Pero decir palabrotas nunca ha matado a nadie. Y quizás necesiten prestar más atención a las películas que hacen más atractivo el uso de tabaco o el abuso de otras sustancias".

"Nuestro hallazgo es que la gran mayoría de las escenas de tabaco del cine a la que los niños están expuestos aparecen en películas aptas para niños", agregó. "Así que aún cuando los padres estén haciendo un buen trabajo para proteger a los niños de las películas con calificación 'R', todavía necesitan prestar atención a las películas 'G,' 'PG,' y 'PG-13' ".

Titus-Ernstoff dijo que los padres preocupados deberían tratar de revisar las nuevas películas para detectar escenas con contenido de tabaco en sitios Web como www.kids-in-mind.com que incluyen descripciones detalladas de las películas.

Danny McGoldrick, vicepresidente de investigación de la organización sin fines de lucro Campaign for Tobacco-Free Kids, calificó al nuevo estudio como "muy sólido" en términos de su metodología y hallazgos.

"Esto se añade a la evidencia existente del impacto del tabaquismo en las películas", dijo. "Y lo último que necesitamos es que Hollywood ayude a las compañías de tabaco a crear una imagen positiva en torno a un producto que a final de cuentas acaba con la vida de la mitad de las personas que lo usan y que la mayoría comienza a usar en la niñez".

Más información

Para más información, visite Campaign for Tobacco-Free Kids.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Linda Titus-Ernstoff, Ph.D., professor, department of pediatrics, Dartmouth Medical School, Hanover, N.H.; Danny McGoldrick, vice president, research, Campaign for Tobacco-Free Kids, Washington, D.C.; January 2008 Pediatrics
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined