hospital bed

JUEVES, 10 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- Casi un tercio de los sobrevivientes mayores a la COVID-19 desarrollan nuevos problemas de salud en los meses posteriores a la infección, encuentra un estudio reciente.

Estas afecciones implican a varios órganos y sistemas importantes, lo que incluye al corazón, los riñones, los pulmones y el hígado, además de problemas de salud mental.

En todo el mundo, unos 400 millones de personas se han infectado con el coronavirus, y "el número de sobrevivientes con [nuevas afecciones] tras la infección aguda seguirá aumentando", escribieron el autor del estudio, el Dr. Ken Cohen, y sus colaboradores. Cohen es director ejecutivo de investigación traslacional de Optum Labs, con sede en Minnesota.

Los investigadores analizaron los datos de seguro de salud de 2020 de más de 133,000 estadounidenses de a partir de 65 años, que fueron diagnosticados con la COVID antes del 1 de abril de 2020.

Los compararon con grupos de personas de a partir de 65 años de 2019 y 2020, que no tuvieron COVID, y con un grupo diagnosticado con una enfermedad viral de las vías respiratorias inferiores.

Entre los pacientes con COVID, un 32 por ciento buscaron atención médica en los meses después de su diagnóstico, por una o más afecciones de salud nuevas o persistentes, lo que fue 11 puntos de porcentaje más alto que el grupo de comparación con de 2020.

Los investigadores encontraron que los pacientes con COVID tenían un riesgo más alto de una variedad de afecciones, entre ellas la insuficiencia respiratoria, la fatiga, la hipertensión y los diagnósticos de salud mental.

Y en comparación con el grupo de la enfermedad viral de las vías respiratorias inferiores, los pacientes con COVID tuvieron un riesgo más alto de insuficiencia respiratoria, demencia y fatiga.

Al ver solo a los pacientes con COVID, el riesgo más alto de varios problemas nuevos de salud se observó en los admitidos al hospital, los hombres, los pacientes negros, y los que tenían a partir de 75 años, según el estudio. Los hallazgos se publicaron en la edición del 9 de febrero de la revista BMJ.

Se trató de un estudio observacional, así que no puede probar un vínculo directo entre la COVID-19 y los nuevos problemas de salud, señaló el equipo de Cohen.

Aun así, estos hallazgos resaltan incluso más el amplio rango de importantes afecciones que se podrían desarrollar tras una infección con la COVID, apuntaron los autores en un comunicado de prensa de la revista.

"Comprender la magnitud del riesgo" podría mejorar el diagnóstico y la gestión de los pacientes con problemas nuevos tras una infección con la COVID, añadieron.

Más información

Aprenda más sobre las afecciones posteriores a la COVID-19 en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: BMJ, news release, Feb. 9, 2022

Hola Doctor and Robert Preidt

Updated on May 23, 2022

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ