Los síntomas neurológicos de la COVID prolongada podrían persistir durante meses

fatigue woman headache
Adobe Stock

LUNES, 20 de junio de 2022 (HealthDay News) -- Muchas personas con COVID prolongada siguen teniendo síntomas neurológicos, como dolores de cabeza, fatiga y problemas de la memoria, seis meses más tarde, muestra una investigación reciente.

Los hallazgos provienen de un estudio en curso de personas con COVID prolongada, llevado a cabo por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de California, en San Diego. Las personas con COVID prolongada son las que continúan teniendo síntomas mucho después de que su infección inicial con la COVID-19 ha desaparecido.

"Es alentador que la mayoría de las personas mostraban cierta mejora a los seis meses, pero no sucedió así con todo el mundo", comentó la autora sénior del estudio, la Dra. Jennifer Graves, profesora asociada de medicina y neuróloga de UC San Diego Health.

"Algunos de estos participantes son profesionales de alto nivel, que preveríamos que puntuaran por encima del promedio en evaluaciones cognitivas, pero meses tras tener la COVID-19, siguen puntuando de forma anómala", añadió Graves en un comunicado de prensa de la universidad.

El estudio incluyó a 56 personas que desarrollaron síntomas neurológicos tras una infección de leve a moderada con la COVID-19. Entraron en el estudio entre octubre de 2020 y octubre de 2021.

Los participantes fueron evaluados unos pocos meses tras la infección, y de nuevo tres y seis meses después. En la primera evaluación, un 89 por ciento tenían fatiga y un 80 por ciento tenían dolores de cabeza. Otros síntomas comunes incluyeron un deterioro de la memoria, el insomnio y una reducción de la concentración.

Ocho de cada 10 dijeron que sus síntomas neurológicos afectaban a su calidad de vida.

A los seis meses, apenas un tercio de los participantes dijeron que ya no tenían ningún síntoma neurológico. En los demás, la mayoría de los síntomas fueron menos graves, y los síntomas más comunes fueron el deterioro de la memoria y la reducción en la concentración.

Ninguno de los participantes con síntomas a los seis meses tenía un historial de afecciones neurológicas antes de contraer la COVID, según los autores del estudio, que se publicó en la edición en línea del 15 de junio de la revista Annals of Clinical and Translational Neurology.

Es probable que los síntomas neurológicos de las personas con COVID prolongada aparezcan debido a que la COVID-19 desencadena una respuesta inflamatoria autoinmune en el cerebro, según Graves.

Los investigadores planifican reevaluar los síntomas de los participantes cada año durante hasta 10 años, y también examinar cómo las distintas variantes y vacunas afectan a los síntomas a largo plazo.

El equipo de Grave también encontró que un 7 por ciento de los participantes tenían un grupo de síntomas que no se habían identificado antes, que incluían problemas del pensamiento, temblores y dificultades con el equilibrio.

"Hay personas que no tenían problemas neurológicos antes de la COVID-19, y ahora tienen una falta de coordinación en el cuerpo, y una posible falta de coordinación en sus pensamientos", añadió Graves. "No anticipábamos ver esto, así que queríamos difundir la información en caso de que otros médicos también lo vean".

Más información

Aprenda más sobre las afecciones de la COVID prolongada en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of California, San Diego, news release, June 15, 2022

Consumer News in Spanish