See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La revolución de la Viagra

El impacto de la píldora continúa retumbando

Viernes, 13 de febrero (HealthDayNews) -- No es sólo los hombres de 50 y tantos que necesitan a un poco de acción quienes han buscado Viagra y sus primos recién aprobados.

También los jóvenes de 18 años, con ansiedad por su desempeño (no se debe confundir con problemas de desempeño reales), músicos de 38 años agobiados con la oportunidad y personas de 90 años quienes quieren ser viriles para siempre. De hecho, parece ser una verdadera estampida hacia las píldoras mágicas.

De acuerdo con una edición reciente de la Harvard Health Letter, el número de hombres diagnosticados con disfunción eréctil en los Estados Unidos ha aumentado en 250 por ciento desde que la Viagra sea aprobó en 1998. Dos drogas similares, LevitraCialis, se aprobaron en el 2003.

Pero ¿se confunde sexo con sexualidad?

Viagra parece cambiar no sólo la firmeza del pene del hombre; también parece cambiar la forma en que las personas piensan acerca de las relaciones.

Viagra es uno de los avances más notables en la medicina en los pasados 50 años. Es asombroso, sostuvo el doctor Abraham Morgentaler, un profesor asociado de urología en la Escuela Médica de Harvard y autor de The Viagra Myth: The Surprising Impact on Love and Relationships. "Pero el efecto de Viagra va más allá de su indicación médica. Los efectos son psicológicos, son de actitud, son de comportamiento y sociales Viagra ha resultado ser una ventana en la mentalidad de los hombres, de las mujeres y lo que el sexo significa para nosotros".

Existen aquellos que se benefician realmente de la Viagra. En su libro, Morgentaler, discute el caso de George, 58 años, y su esposa, Marie (nombres ficticios). Las pruebas revelaron que George estaba teniendo problemas con obtener erecciones firmes. No estaba todo en la cabeza. Viagra arregló el problema y dio nueva vida a su relación.

Otros pacientes, sin embargo, desean un six pack de Viagra como seguro.

Incluso se ve en hombres en la tradicionalmente viril edad de 18 a 25 años. "El área de mayor preocupación es los hombres jóvenes que están haciendo citas", indicó Morgentaler. "Esa edad se caracteriza por cierta carencia de confianza en la capacidad".

De acuerdo con Morgentaler, existe una cantidad justa de evidencia anecdótica que señala el uso de Viagra entre hombres jóvenes quienes no tienen problema físicos. Un paciente joven le pidió a Morgentaler una receta porque "Siento que me ofrece una oportunidad".

"Creo que para ellos abre una puerta. Por que mis amigos la usan, ¿necesito mejoría farmacológica con el fin de no quedarme atrás?", explicó Morgentaler. "Si un hombre siente que necesita tomar una píldora para adecuarse, pierde la oportunidad de ser amado y aceptado por quién es".

Esto es precisamente lo que pasó con "James", un cantante con cola de caballo, de 38 años, quien estaba tomando Viagra cada vez que tenía sexo porque le daba "confianza total". Debido a su estatus en Los Angeles, James necesitaba adoptar esta confianza. Luego de un tiempo, no obstante comenzó a sentirse que no podía tener sexo sin la píldora azul. Y un poco después de eso, se enamoró de "Sara", quien accidentalmente descubrió las píldoras en el bolsillo de su chaqueta. "Me sorprende que no las hubiese descubierto antes. Tenía píldoras de Viagra guardas en todas partes por si acaso", dijo James. Pronto tanto James como Sara estaba buscando consejería de Morgentaler.

"La experiencia de la Viagra nos ha demostrado [que] los hombres cuidan profundamente de ser una buena pareja sexual", indicó Morgentaler. "No sólo quieren ser adecuados, sino ser admirados. Viagra tiene un rol en esto".

Pero también abre una ventana de cómo las mujeres se sienten acerca de su apariencia sexual. "Lo otro que hemos aprendido es cuán importante es el pene erecto para el sentido de la mujer de su propia apariencia sexual", indicó Morgentaler. "Cuando una mujer encuentra un hombre que ha estado usando la píldora en secreto, hay dos reacciones principales. Una es de coraje por la deshonestidad y la otra es 'pensé que era yo la que te excitaba. ¿por qué necesitas una píldora para tener sexo conmigo?'".

No está claro cuánto del problema es físico y cuánto es la relación u otros asuntos emocionales. Y la Viagra pudiera no ser la solución en ninguno de los casos, destacó Ed Buckner, residente de Boston, 50 años. Cuando estaba a mediados de sus 40, Buckner notó que estaba teniendo un "problema de desempeño".

Bucker habló con su médico de cabecera, quien inmediatamente recetó Viagra. Respondió Buckner: "Bien, estaba esperando que dijera eso. Esto va a arreglar todo".

Pero no fue así. "Con todo el deseo de sentirme excitado. No lo estaba", recordó Buckner.

Luego de una batería de pruebas (incluyendo visitas al psicólogo), Morgentaler diagnosticó bajos niveles de testosterona. Ahora Buckner recibe inyecciones dos veces al mes y, expresó "He recuperado mi vida".

Más información

Para más sobre la disfunción eréctil, visita los Institutos Nacionales de la Salud o la Fundación Americana para Enfermedades Urológicas.

Fuentes: Abraham Morgentaler, M.D., profesor asociado, urología, Escuela Médica de Harvard, Boston, y autor, The Viagra Myth: The Surprising Impact on Love and Relationships; Ed Buckner, Boston; enero 2004
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined