See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El tabaquismo sigue matando millones alrededor del mundo

Un segundo estudio informa que se asoció una mutación genética con la adicción a la nicotina

MIÉRCOLES 24 de noviembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Las muertes por tabaquismo siguen aumentando alrededor del mundo y una mutación genética asociada con el metabolismo de la nicotina podría ser causa de la adicción a la misma, según dos estudios recientes que aparecen reseñados en la edición de noviembre de Tobacco Control.

El tabaquismo fue el responsable de más de cinco millones de muertes alrededor del mundo en el año 2000, o cerca del 12 por ciento de todas las muertes, según señala uno de los estudios. Más de la mitad de las muertes tuvieron lugar entre fumadores entre 30 y 69 años de edad.

"En otro trabajo que hicimos hace un año, mostramos que el tabaquismo fue responsable por más de 4.83 millones de muertes prematuras en todo el mundo", aseguró Majid Ezzati, profesor asistente de salud internacional en la Escuela de Salud Pública de Harvard y coinvestigador del estudio. "Este trabajo analiza cómo se distribuyen estas muertes alrededor del mundo".

Ezzati y su colega, Alan Lopez, de la Escuela de Salud de la Población de la Universidad de Queensland en Australia, utilizaron las muertes por cáncer de pulmón como una medida de las muertes por tabaquismo. Los investigadores le atribuyeron al uso del carbón para cocinar y para la calefacción en una residencia mal ventilada la mayoría de las muertes por cáncer entre los no fumadores.

También calcularon las muertes por tabaquismo causadas por otras enfermedades, como cáncer de garganta, otros cánceres, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), otras enfermedades respiratorias, enfermedades cardiovasculares y otras afecciones de orden médico.

Ezzati y Lopez hallaron que de las 4.83 millones de muertes prematuras asociadas con el tabaquismo, 2.41 millones tuvieron lugar en países en vías de desarrollo y 2.43 millones en países industrializados. Un total de 3.84 millones de las muertes fueron de hombres.

Las principales causas de muerte por tabaquismo en países industrializados fueron las enfermedades cardiovasculares, el cáncer de pulmón y la EPOC. En países en desarrollo, las causas principales de muerte por tabaquismo fueron las enfermedades cardiovasculares, la EPOC y el cáncer de pulmón.

Según Ezzati, las regiones en las que las muertes por tabaquismo están aumentando más rápidamente son China, India, América del Sur y Europa Oriental. En esas regiones, "las muertes por tabaquismo están alcanzando a sus contrapartes de los países industrializados", aseguró.

"Fumar aumenta el riesgo de enfermedades que ya existen", explicó Ezzati. Por ejemplo, en países en desarrollo como China, cocinar y calentar las casas con madera y carbón es muy común. Esto causa niveles muy altos de enfermedad pulmonar crónica, explicó. "Fumar intensifica este riesgo subyacente", continuó Ezzati.

En Europa Oriental e India, las enfermedades cardiovasculares tienen altos niveles de riesgo subyacente que resultan intensificados por el tabaquismo, anotó.

Los investigadores planean utilizar su estudio como base para estudiar las tendencias en las muertes relacionadas con el tabaquismo para el futuro. Ezzati aseguró que las muertes relacionadas con el tabaquismo están aumentando en todo el mundo. También ha habido incrementos entre las mujeres, agregó.

Aunque las tasas de tabaquismo se están reduciendo en América del Norte y Australia, Ezzati espera que la tendencia al aumento de las muertes relacionadas con el tabaquismo continúe en otros lugares, especialmente en los países en vías de desarrollo. Debido a que las tasas de tabaquismo han aumentado en los países en desarrollo, las tasas de mortalidad las alcanzarán en las próximas décadas, especuló.

"El tabaquismo ya no es un problema sólo de occidente, estamos contemplando un problema que afecta a todo el planeta ahora", explicó Ezzati.

"Que más del diez por ciento del número total de muertes que ocurren en este planeta cada año sea atribuible al tabaco es nada menos que algo atroz", aseguró el Dr. David L. Katz, profesor clínico asociado de salud pública de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale. "El uso del tabaco se puede evitar, las muertes y el sufrimiento causado se pueden prevenir, pero este flagelo sigue siendo mercadeado a los consumidores alrededor del mundo", agregó.

"El tabaco sigue siendo un flagelo para la salud pública en todo el mundo", sostuvo Katz. Considera que se debe hacer todo lo posible a escala mundial para evitar que se siga usando. "El dolor y el sufrimiento no se restringen a las fronteras de los países, por lo que nuestros esfuerzos de salud pública tampoco deberían terminar en nuestras fronteras", recalcó.

Para el estudio de la nicotina, los investigadores canadienses recogieron información sobre 1,200 estudiantes de séptimo grado. El equipo de investigación luego reunió información sobre los hábitos relacionados con el tabaquismo y sobre la dependencia a la nicotina. También tomaron muestras de sangre para determinar el perfil genético de los estudiantes.

Los investigadores le hicieron seguimiento a 228 adolescentes que fumaban pero no eran adictos durante dos años.

Durante dos años, 67 de esos estudiantes se hicieron adictos a la nicotina. El grupo de O'Loughlin halló que aquéllos que tenían una mutación del gen CYP2A6, que controla el metabolismo de la nicotina en el hígado, tenían más posibilidades de hacerse adictos, en comparación con aquéllos que no tenían la mutación de este gen. Entre el 6 y el 8 por ciento de la población tiene esta mutación genética, según los investigadores.

"Lo que hemos hallado es que la gente metaboliza la nicotina o bien muy rápido o bien muy despacio", aseguró Jennifer O'Loughlin, la investigadora líder, una profesora asistente de epidemiología de la Universidad McGill. "Y esto está bajo control genético".

"Las personas que metabolizan la nicotina despacio parecen hacerse dependientes a ella más rápido", explicó O'Loughlin. El riesgo de hacerse dependiente a la nicotina es tres veces más alto entre quienes metabolizan la nicotina despacio que entre quienes lo hacen normalmente, aclaró.

Más información

Los National Institutes of Health le pueden dar más información acerca de los peligros del tabaco.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Majid Ezzati, Ph.D., assistant professor of international health, Harvard School of Public Health, Boston; David L. Katz, M.D., M.P.H., associate clinical professor of public health, Yale University School of Medicine, New Haven, Conn.; Jennifer O'Loughlin, Ph.D., assistant professor of epidemiology, McGill University, Montreal; November 2004 Tobacco Control
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined