See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La exposición fetal al alcohol podría predisponer al alcoholismo

Estudios en ratas sugieren que los sentidos aprenden a tener afición por la bebida desde muy temprano

JUEVES 13 de diciembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio reciente muestra que las ratas expuestas al alcohol mientras aún estaban en el útero aprendieron a gustar de la sustancia y a sentirse atraídas por ella desde muy jóvenes.

Esta observación podría ayudar a explicar por qué los adolescentes con una exposición fetal previa a la bebida podrían ser más propensos al abuso de esta sustancia, señalan investigadores.

"[La exposición] a lo que las madres ingieren durante la gestación altera su respuesta", explicó Steven Youngentob, profesor de neurociencia y fisiología en la Universidad estatal de Nueva York (SUNY) y miembro del Centro para la investigación de la exposición al alcohol durante el desarrollo fetal de la SUNY en la parte norte del estado en Siracusa.

Youngentob es el autor principal de dos estudios que describen estos hallazgos en la edición de diciembre de Behavioral Neuroscience.

Incluso más que un historial familiar, la exposición fetal al alcohol predice si una persona abusará del alcohol posteriormente en la vida. Y mientras más temprana sea esta primera experiencia, más alta será la probabilidad de que la persona tenga problemas con esta sustancia en la edad adulta, afirman los expertos.

El síndrome completo de alcoholismo fetal involucra un retraso mental profundo así como defectos craneofaciales. Sin embargo, hay otros efectos más sutiles que surgen de la exposición al alcohol en el útero.

Los sentidos están entre los sistemas que se desarrollan en las fases más tempranas de la gestación y parecen permitir que el feto en desarrollo "aprenda" de la madre lo que es bueno comer y beber en virtud de lo que la madre ingiere durante el embarazo, explicó Youngentob.

"Toda esa información se transmite al feto durante la gestación o al bebé en el periodo de lactancia", dijo. "Resulta que este mecanismo adaptativo es para el beneficio del organismo y probablemente funcione de igual manera en los humanos".

A menos que involucre el abuso de una sustancia, agregó.

Los nuevos estudios evaluaron la hipótesis de que la exposición al alcohol en el útero resulta en una alteración de la respuesta sensorial a la sustancia que entonces afecta la conducta posterior.

"La hipótesis consistía en que existen cambios neuroadaptativos que hacen básicamente que el olor y sabor del etanol [alcohol] sea más atractivo para los animales. Por tanto, el animal, a causa de la exposición fetal, ha 'aprendido' que es bueno ingerir etanol ", dijo Youngentob.

Para el primer estudio, las ratas que habían sido expuestas al alcohol en el útero a través del consumo materno eran más propensas a elegir el alcohol frente a una sustancia no alcohólica en su juventud pero no en la edad adulta.

El segundo estudio siguió un protocolo similar: Las ratas fueron expuestas al alcohol cuando aún se encontraban en el útero.

En comparación con las ratas cuyas madres sólo ingirieron comida, las ratas con exposición prenatal olfatearon más el alcohol. También tuvieron una respuesta alterada al olor en sus vías nasales.

"Sabemos que el feto tiene sensaciones olfativas mientras se está desarrollando en el útero, y esto es casi una necesidad de supervivencia, porque se puede observar en los animales que cuando nacen saben de inmediato hacia donde dirigirse para encontrar la leche materna. Lo mismo [ocurre] cuando se coloca a un bebé en el pecho de la madre, localizará el pecho de la madre sólo con el olor", anotó el Dr. Raul Artal, profesor y jefe del departamento de obstetricia, ginecología y salud de la mujer de la Universidad de San Luís.

"Aprender los diferentes olores en el útero y familiarizarse con ellos podría ser algo que tiene un papel en el desarrollo del olor y gusto del alcohol. Esto es casi un tipo primitivo de respuesta. No tiene nada que ver con la inteligencia. Forma parte de la preservación de la vida".

En ambos casos, si las ratas jóvenes no tenían más experiencia con el alcohol en la edad adulta, el alcohol perdía su atractivo.

"La buena noticia es que ante la ausencia de una sustancia biológicamente relevante, o sea, al no ser expuesto a ella, el animal adquiere de nuevo una neutralidad biológica", señaló Youngentob. "Si el animal sólo recibe esa exposición fetal, y se le examina en la edad adulta, sus efectos desaparecerán en términos de la respuesta neurofisiológica".

Sin embargo, si los humanos se exponen al alcohol en la adolescencia, esto puede perpetuar el ciclo, dijo.

Youngentob y sus colegas están determinando si la exposición adolescente al alcohol perpetúa el ciclo en los humanos.

El mensaje es claro: No beba cuando esté embarazada y mantenga el alcohol fuera del alcance de los adolescentes, apuntó el investigador.

Más información

Más información sobre el síndrome de alcoholismo fetal en los U.S. Centers for Disease Control and Prevention.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Steven Youngentob, Ph.D., professor, neuroscience and physiology, and member, SUNY Upstate Developmental Exposure Alcohol Research Center, SUNY Upstate Medical University, Syracuse; Raul Artal, M.D., professor and chair, department of obstetrics, gynecology and women's health, St. Louis University; December 2007, Behavioral Neuroscience
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.