See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los apostadores compulsivos no aprenden de sus errores

Un estudio encuentra que tienen una rigidez mental que les impide dejar de jugar

JUEVES 27 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Una forma de rigidez mental que lleva a conducta compulsiva podría explicar por qué los adictos a las apuestas no pueden dejar de intentarlo incluso cuando están perdiendo, según sugiere un estudio italiano reciente.

No se sabe qué causa las apuestas compulsivas, pero se ha sugerido que factores ambientales y la predisposición genética podrían tener algo que ver al afectar las señales químicas en el cerebro, señalaron la investigadora Donatella Marazziti y sus colegas de la Universidad de Pisa.

Llevaron a cabo una serie de pruebas neuropsicológicas en quince hombres y cinco mujeres que eran apostadores patológicos o ludópatas en un intento por identificar las áreas del cerebro asociadas al trastorno. Los resultados de las pruebas, que evaluaron las capacidades de resolución de problemas, se compararon con los de un grupo de gente saludable.

Los apostadores rindieron bien en todas las pruebas excepto en la Test de clasificación de cartas de Wisconsin (WCST, por su sigla en inglés). En esa prueba, los apostadores tuvieron gran dificultad para encontrar diferentes maneras para resolver cada problema de la prueba, mientras que los participantes sanos mejoraron con la práctica.

"Nuestros hallazgos muestran que a pesar de capacidades intelectuales, lingüísticas y espaciovisuales normales, los apostadores patológicos no podían aprender de sus errores para buscar soluciones alternativas en el WCST", escribieron los autores del estudio.

Esto sugiere que los apostadores compulsivos tienen diferencias en un área del cerebro llamada región prefrontal, que tiene que ver con la resolución de problemas.

"Estas diferencias podrían provocar una especie de 'rigidez' cognitiva que predisponga a alguien al desarrollo de conductas impulsivas o compulsivas, llevando a las apuestas patológicas o ludopatía", concluyeron los investigadores.

El estudio fue publicado en la edición del 26 de marzo de la revista Clinical Practice and Epidemiology in Mental Health.

Más información

La American Academy of Family Physicians tiene más información sobre los problemas con el juego.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: BioMed Central, news release, March 26, 2008
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined