Los que cometen la primera infracción por conducir en estado de embriaguez tienen múltiples problemas

Un estudio encuentra que además del uso de alcohol, con frecuencia abusan de las drogas y tienen enfermedades psiquiátricas

JUEVES 29 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- La mayoría de los conductores que son arrestados por primera vez por conducir en estado de embriaguez son también propensos a abusar de las drogas o a tener trastornos psiquiátricos, según halla un estudio reciente.

Esto sugiere que los programas de intervención para las personas que cometen su primera infracción por conducir en estado de embriaguez deberían centrarse en algo más que detener su abuso de alcohol, afirmó la investigadora principal, la Dra. Stephanie O'Malley, profesora de psiquiatría en la Facultad de medicina de la Universidad de Yale.

Otro experto estuvo de acuerdo.

"Si sólo se trata el alcohol y no las demás afecciones, este estudio muestra que la recaída es rápida", señaló David Rosenbloom, profesor de salud pública en la Facultad de salud pública de la Universidad de Boston y director de Join Together, una organización que apoya los esfuerzos basados en la comunidad de programas de prevención y tratamiento de alcohol y drogas.

Rosenbloom no participó en el estudio, que aparece en la edición de abril de Alcoholism: Clinical & Experimental Research.

En el estudio, el equipo de O'Malley evaluó a 290 personas culpables por primera vez de conducir en estado de embriaguez que fueron tratadas en servicios de terapia en grupo entre octubre de 1992 y septiembre de 1994 en el estado de Connecticut.

Encontraron que el 42 por ciento tenía antecedentes de abuso o dependencia de drogas durante el transcurso de sus vidas, sobre todo de marihuana. Y el 30 por ciento tenía antecedentes de toda una vida de trastornos de ansiedad o del estado de ánimo, usualmente fobia social o depresión.

"Hubo algo de solapamiento", añadió O'Malley. Muchos de los pacientes tenían trastornos del estado de ánimo o ansiedad y problemas de dependencia de drogas.

Otros estudios también han encontrado que los culpables por primera vez de conducir en estado de embriaguez son propensos a tener problemas de droga y psiquiátricos, anotó O'Malley. "Lo diferente en este estudio es que tenemos diagnósticos completos y formales [de uso de drogas y otros problemas psiquiátricos] en vez de tan sólo síntomas [autorreportados]". Su equipo también evaluó si tener problemas de drogas o psiquiátricos afectaba los resultados del tratamiento una vez que los infractores eran enviados a programas de terapia en grupo después de sus arrestos.

Conducir bajo la influencia del alcohol es un grave problema en los Estados Unidos. Según O'Malley, estadísticas del Departamento de Transporte muestran que más del 40 por ciento de todos los accidentes vehiculares mortales se relacionaban con el alcohol.

Su equipo dio seguimiento a los participantes del estudio a lo largo de un año después de que terminaron el programa de terapia grupal de 10 semanas.

"Aquellos con trastornos del estado de ánimo o de ansiedad seguían teniendo problemas relacionados con el alcohol más duraderos, frente a aquellos que no sufrían de éstos", afirmó O'Malley. Los que tenían dependencia de drogas disminuyeron su ingesta de alcohol, pero estas reducciones no se sostenían al año de seguimiento.

Para ambos grupos, los que tenían trastornos del estado de ánimo o ansiedad o dependencia de las drogas, O'Malley encontró una mayor disposición para cambiar su uso de alcohol, en comparación con los infractores que no tenían problemas adicionales.

La investigadora señaló que esa fue la buena noticia del estudio. Sin embargo, cree que los programas de intervención actuales se quedan cortos para ayudar a estar personas a superar sus problemas. Estos esfuerzos necesitan ser mejorados para asegurar resultados permanentes.

El estudio "demuestra la importancia de una intervención completa en el primer arresto por conducción bajo los efectos del alcohol", apuntó Rosenbloom. "La primera vez que alguien es arrestado probablemente no sea la primera vez que condujera intoxicado. Las personas que son arrestadas por conducir ebrias tienen graves problemas. Los resultados de este estudio demuestran una vez más que en realidad hay que tratar los problemas de alcohol, drogas y psiquiátricos al mismo tiempo".

Más información

Para más información sobre cómo obtener ayuda para un problema con el alcohol o las drogas, visite Join Together.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Stephanie O'Malley, M.D., professor, psychiatry, Yale University School of Medicine, New Haven, Conn.; David Rosenbloom, Ph.D., professor, public health, Boston University School of Public Health, Boston; April 2007, Alcoholism: Clinical & Experimental Research
Consumer News in Spanish