See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El trastorno por atracón es el principal trastorno alimentario, según una encuesta

Los expertos afirman que la conducta compulsiva es común y ayuda a impulsar la epidemia de obesidad

JUEVES 1 de febrero (HealthDay News/HispaniCare) -- El trastorno por atracón encabeza la lista de los trastornos alimentarios que afectan a los estadounidenses, y la primera encuesta a nivel nacional sobre los trastornos alimentarios encuentra que tiene una prevalencia mucho mayor que la anorexia o la bulimia.

El trastorno por atracón, una afección en que las personas comen impulsivamente con frecuencia y sin control, sin recurrir a purgas, afecta al 3.5 por ciento de las mujeres y al 2 por ciento de los hombres durante sus vidas. La afección se relaciona fuertemente con la obesidad.

Estudios previos han evaluado la prevalencia de la anorexia nervosa o de la bulimia nervosa en la población, "pero para el trastorno por atracón, no han habido estudios previos", afirmó el investigador principal, el Dr. James I. Hudson, director del Laboratorio de psiquiatría biológica en el Hospital McLean, y profesor de psiquiatría en la Facultad de medicina de la Harvard.

"En realidad, estas son las primeras cifras sólidas sobre la prevalencia del trastorno", aseguró durante una teleconferencia para anunciar los hallazgos el miércoles.

Según la nueva encuesta, el trastorno por atracón es más común que la anorexia nervosa, de la que padecen el 0.9 por ciento de las mujeres y el 0.3 por ciento de los hombres, o la bulimia nervosa, que afecta a 1.5 por ciento de las mujeres y un 0.5 por ciento de los hombres.

El trastorno por atracón "se asocia con la obesidad severa y todas las complicaciones de ésta", señaló Hudson. "Y con frecuencia es crónico".

Según Hudson, en realidad los índices de todos los trastornos alimentarios han estado en aumento. "Además, los trastornos alimentarios se relacionan a los trastornos del estado de ánimo, de ansiedad, de control de los impulsos y de uso de sustancias", anotó.

Más problemático es el hecho de que menos de la mitad de las personas con antecedentes de un trastorno alimentario han recibido tratamiento alguna vez, señaló Hudson.

En la encuesta, el equipo de Hudson recolectó datos de casi 9,300 personas por todos Estados Unidos, que participaron en la Replicación nacional de la encuesta de comorbilidad. Entre los entrevistados, 3,000 respondieron preguntas sobre los trastornos alimentarios. El informe aparece en la edición de febrero de Biological Psychiatry.

Los investigadores encontraron que la duración promedio de la anorexia era de 1.7 años, en comparación a 8.3 años para la bulimia y 8.1 años para el trastorno por atracón.

"El trastorno por atracón es un verdadero trastorno alimentario. Es un importante problema de salud pública", añadió Hudson. "El trastorno por atracón tiene un fuerte componente genético y, debido a ello, tal vez podamos tratar o prevenir el trastorno por atracón y así prevenir muchos casos de obesidad".

Un experto considera que la encuesta enfocará más atención en los trastornos alimentarios, y provocará que el gobierno de los EE.UU. gaste más dinero en la investigación de las causas y tratamiento de estas afecciones.

"Estos resultados respaldan lo que grupos como el nuestro han estado diciendo durante años", declaró Marc Lerro, director ejecutivo de la Eating Disorders Coalition. "Ha habido relativamente poca investigación definitiva sobre los trastornos alimentarios".

Lerro se siente contento de que estas afecciones estén recibiendo más atención. "Las personas con trastornos alimentarios tienen problemas en la forma en que interactúan en la escuela y el lugar del trabajo", apuntó Lerro. "Para algunos, es una afección realmente debilitante que a veces lleva a la muerte".

El hecho de que el trastorno por atracón sea un gran problema no sorprendió a Lerro. "El estereotipo de que [las personas con] trastornos alimentarios son chicas tan delgadas como lápices simplemente no es incluyente", aseguró.

Lerro opina que el gobierno federal debería mantener un registro del número de personas en los Estados Unidos que sufren de trastornos alimentarios. Este año, el gobierno de los EE.UU. sólo está gastando $21 millones en la investigación de tratamientos para los trastornos alimentarios, apuntó.

"Esta encuesta es en realidad una alarma para que el gobierno federal haga más, como contar el número de personas que mueren cada año debido a un trastorno alimentario, contar el número de personas que batallan trastornos alimentarios, y financiar investigación para determinar qué es efectivo para tratar los trastornos alimentarios", continuó Lerro.

Otra experta considera que los trastornos alimentarios son aún más comunes de lo que la encuesta sugiere.

"Los trastornos alimentarios son más comunes de lo que las personas creen, y la prevalencia va en aumento", según la Dra. Ellen Rome, directora de la sección de medicina adolescente en la Clínica Cleveland. "Si se observa la salud mental como un todo, el espectro de los trastornos alimentarios se encuentra entre los desafíos sanitarios más comunes a los que se enfrentan los individuos".

Además, las personas con trastornos alimentarios también tienen muchos problemas sociales relacionados a su afección, "por la vergüenza, culpa, negación, el egocentrismo de la enfermedad que no les permite ver cómo afecta sus vidas", aseguró Rome.

Rome añadió que el trastorno por atracón está íntimamente relacionado a la epidemia de obesidad de los EE.UU. "Vemos cualquier forma de un trastorno alimentario como una estrategia de afrontamiento mal adaptada", apuntó. "El ochenta por ciento de la obesidad es genética. Así que la genética es la que prepara el terreno. Y la prevalencia del trastorno de atracón va de mano con la obesidad, como un factor contribuyente. Muchas personas comen compulsivamente para llenar un espacio vacío".

Rome también considera que se necesitan más fondos para estudiar las causas y tratamientos de los trastornos de ansiedad, lo que incluye los componentes genéticos y sociales del problema y cuáles tratamientos funcionan mejor.

"Tan sólo estamos comenzando", aseguró. "Necesitamos mejores tratamientos para todo el espectro de la obesidad, que está poco tratada. Simplemente hay muchas cosas más que necesitamos saber".

Más información

Para más información sobre los trastornos alimentarios, visite el U.S. National Mental Health Information Center.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: James I. Hudson, M.D., Sc.D., director, Biological Psychiatry Laboratory, McLean Hospital, professor of psychiatry, Harvard Medical School, Boston; Marc Lerro, executive director, Eating Disorders Coalition, Washington, D.C.; Ellen Rome, M.D., M.P.H., head of section, adolescent medicine, Cleveland Clinic, Ohio; February 2007, Biological Psychiatry
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.