See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Cuando los ahorros se desvanecen, el riesgo de muerte aumenta

money

MARTES, 3 de abril de 2018 (HealthDay News) -- Los adultos mayores que pierden los ahorros de toda la vida también podrían perder años de vida, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores observaron a más de 8,700 estadounidenses mayores de 50 años, y encontraron que los que perdieron la mayor parte de su patrimonio neto tenían más probabilidades de fallecer a lo largo de los próximos 20 años.

En comparación con las personas que mantuvieron su riqueza, las que perdieron al menos un 75 por ciento a lo largo de 2 años tenían un 50 por ciento más de probabilidades de fallecer en las próximas dos décadas.

Los investigadores dijeron que uno de los hallazgos más llamativos fue la frecuencia con que las familias sufrían ese tipo de pérdida financiera.

Más de una cuarta parte de los participantes del estudio perdieron la mayor parte de su riqueza en algún momento del estudio de 20 años. Y otro 7 por ciento no tenía ahorros ni otros bienes desde el principio.

"Si esto le ha sucedido, usted no está solo", apuntó la investigadora líder, Lindsay Pool, profesora asistente de investigación en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern, en Chicago.

¿Por qué se relaciona la pérdida de la riqueza con una muerte más temprana? El estudio no puede responder a esa pregunta, dijo Pool. Pero anotó que el estrés de perder la seguridad financiera, sobre todo a una edad más avanzada, podría cobrarse un precio a la salud física.

Además, las personas que pierden sus ahorros quizá no puedan costearse la atención médica o las recetas.

"Muchas personas en este estudio estarían en Medicare", dijo Pool. "Pero pueden de cualquier forma tener dificultades para cubrir los gastos de desembolso".

Y también están los asuntos cotidianos, dijo. "¿Puede costearse una comida fresca y saludable? ¿Qué oportunidades tiene de hacer ejercicio? ¿Vive en un vecindario donde es seguro salir a caminar?".

Los hallazgos, publicados el 3 de abril en la revista Journal of the American Medical Association, amplían la investigación que observa el precio para la salud que suponen las pérdidas financieras cuantiosas.

Estudios recientes han profundizado en los efectos de la gran recesión que comenzó a finales de 2007 y que condujo a que la tasa de desempleo de EE. UU. se duplicara, y a millones de ejecuciones hipotecarias.

Encontraron que las personas que sufrieron esas pérdidas tenían un riesgo más alto de depresión, ansiedad, abuso de sustancias y suicidio.

El nuevo estudio observó las consecuencias a más largo plazo, explicó Pool, y se enfocó en los adultos mayores, que podrían ser particularmente vulnerables a los efectos de perder sus ahorros sobre la salud.

Jason Houle, profesor asistente de sociología en el Colegio Dartmouth en Hanover, New Hampshire, ha estudiado la asociación entre las ejecuciones hipotecarias de la recesión y la salud mental.

"Lo que encuentro particularmente llamativo en este estudio", comentó Houle, "es que subraya que la gran recesión no solo nos costó nuestros trabajos y ahorros, sino que el precio de la recesión se puede medir en vidas humanas". Houle no participó en el estudio actual.

Los hallazgos se basan en 8,714 estadounidenses que tenían entre 51 y 61 años de edad cuando entraron en un estudio a largo plazo sobre la salud en 1994. Les dieron seguimiento hasta 2014.

A lo largo de esos 20 años, el equipo de Pool encontró que más de una cuarta parte perdieron el 75 por ciento o más de su riqueza familiar a lo largo de un periodo de dos años, lo que los investigadores denominaron un "choque de riqueza". Para la mayoría, esa riqueza consistía en cuentas de banco, una vivienda y vehículos, aunque los que tenían un patrimonio neto más alto con frecuencia también tenían negocios o inversiones.

En promedio, las personas que sufrieron un choque de riqueza fueron más propensas a fallecer durante el estudio. Hubo 65 muertes por cada 1,000 personas en el grupo del choque de riqueza cada año, frente a 31 por cada 1,000 entre las personas que mantuvieron sus bienes.

De hecho, la tasa de mortalidad en el grupo de choque de riqueza fue similar a la de los adultos que nunca habían acumulado ningún patrimonio neto.

Según Houle, los hallazgos ven "lo que sucede cuando todo se derrumba. Y la respuesta no es agradable".

El estudio no pudo probar causalidad. Y no está claro exactamente qué es lo que está ocurriendo, dijo Pool. Por una parte, los investigadores observaron las fechas generales de fallecimiento, no las causas específicas.

Y es posible que las personas con una peor salud inicial tuvieran un riesgo más alto de una pérdida importante de riqueza, añadió Pool.

Pero su equipo sí tomó en cuenta factores demográficos y ciertas medidas de salud, por ejemplo si las personas tenían antecedentes de afecciones como enfermedad cardiaca, diabetes, cáncer o hipertensión.

Más información

Para más información sobre los efectos de la recesión en la atención de la salud en EE. UU., visite la Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTES: Lindsay Pool, Ph.D., research assistant professor, preventive medicine, Northwestern University Feinberg School of Medicine, Chicago; Jason Houle, Ph.D., assistant professor, sociology, Dartmouth College, Hanover, N.H.; April 3, 2018, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.