Lo que desencadena la "ira de las tribunas" es parecido a lo que desencadena la ira al volante

Un estudio asegura que los padres que se alteran en los eventos deportivos de sus hijos permiten que su ego se apodere de ellos

LUNES, 7 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio estadounidense asegura que la gente propensa a la ira al volante también tiene más probabilidades de despotricar mientras ve a sus hijos participar en algún deporte.

El ego defensivo, una de las causas de la ira al volante, también causa la "ira de las tribunas", según el investigador Jay Goldstein, estudiante de doctorado en quinesiología de la facultad de salud pública de la Universidad de Maryland.

Observó a los padres en partidos de fútbol de jóvenes en los suburbios de Washington, D.C., y concluyó que los padres se enfurecen cuando hay un desafío aparente a su ego.

"Cuando percibieron algo que ocurrió durante el juego que les pareció que se dirigía personalmente contra ellos o su hijo, se enfurecieron. Eso coincide con los hallazgos sobre la ira al volante", aseguró Goldstein en una declaración preparada.

También halló que los padres orientados al control tenían muchas más probabilidades de tomar las cosas personalmente y a explotar que los padres orientados a la autonomía, que asumen más responsabilidad sobre su propio comportamiento.

"En general, las personas orientadas al control son del tipo que trata de 'no ser menos que su vecino'. Tienen más dificultades para controlar sus reacciones. Se convirtieron más rápidamente en uno de 'esos' padres que los padres que son capaces de separar su ego de sus hijos y de lo que sucede en la cancha", señaló Goldstein.

Sin embargo, incluso los padres controlados por la autonomía podrían enfurecerse por un ego defensivo.

"Aunque tienen más probabilidades de controlarlo, en cuanto reaccionan al desencadenante psicológico, ya es demasiado tarde", aseguró Goldstein.

El estudio aparece en la edición de junio de la revista Applied Social Psychology.

Goldstein ofreció algunos consejos para ayudar a los padres a mantener el control si sienten que la ira los domina mientras ven un evento deportivo en el que juegan sus hijos:

  • Ejercicios controlados de respiración profunda, inhale durante cuatro segundos y exhale durante ocho.
  • Chupe un pirulí. Mantendrá su boca ocupada y le recordará que está ahí por su hijo.
  • Visualice una experiencia relajante, como flotar en el agua.
  • Haga ejercicios de estiramiento como los del yoga.
  • Reemplace los pensamientos negativos con pensamientos racionales como "este es el juego de mi hijo, no el mío" o "los errores son oportunidades para aprender".
  • No diga lo primero que se le ocurra. Cuente hasta 10 y piense en respuestas posibles.
  • Si no vio el juego, pregúntele a su hijo primero "¿cómo estuvo el juego?" en lugar de "¿ganaste?".
  • Alabe los esfuerzos de su hijo. Luego, quizás, comente sobre los resultados.
  • Utilice humor inofensivo, no humor áspero o sarcástico, para calmar los sentimientos de ira.

Más información

La Nemours Foundation explica de qué manera los padres pueden enseñar a sus hijos acerca del espíritu deportivo.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

Robert Preidt and Consumer news

Updated on June 10, 2022

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ