Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Con frecuencia, la 'acumulación' de animales se asocia con la enfermedad mental

Expertos señalan que hasta 250,000 animales podrían sufrir abuso y negligencia no intencionados cada año en EE. UU.

VIERNES, 25 de marzo (HealthDay News/HolaDoctor) -- Un pequeño ejército de trabajadores de protección animal pasaron casi diez horas sacando animales enfermos y moribundos de una propiedad rural de Carolina del Norte, en uno de los mayores casos de acumulación de animales de los Estados Unidos.

Más de 400 animales de 17 especies en total, que incluían desde patos y conejos a perros y gatos, habían estado viviendo en la miseria con una pareja de mediana edad que afirmaba que eran salvadores de animales. Pero los supuestos salvadores les daban poca o ninguna comida, agua o atención médica.

"Cada sección de la propiedad que era inspeccionada era simplemente peor y más horrible que la anterior", recordó Shelley Swaim, inspectora de protección animal del estado, que estuvo en el lugar ese día hace tres años.

Se cree que cada año hay cientos, quizás miles, de casos de acumulación de animales por todo el país. Aunque los acumuladores tienden a ser mujeres, la compulsión de poseer grandes números de animales más allá de la capacidad de atenderlos adecuadamente abarca toda clasificación de edad, sexo, profesión y economía.

Algunos de estos acumuladores sufren de problemas significativos de salud mental, y el fenómeno es un problema tan grande para las personas como para las mascotas.

Animal Legal Defense Fund, una organización legal de derechos de animales con sede en California, cree que la acumulación es la principal crisis a la que se enfrentan los animales de compañía hoy en día, debido al gran número de animales afectados (se calcula que 250,000 al año), y el grado y duración de su sufrimiento.

Lo que separa la acumulación de animales de otros tipos de crueldad es que la negligencia crónica usualmente no es intencionada. La gran mayoría de acumuladores los ama a los animales e intenta cuidarlos, pero con frecuencia tiene un conocimiento muy limitado sobre la naturaleza y alcance de su problema, explicó la experta en acumulación Gail Steketee, profesora y decana de la Facultad de trabajo social de la Universidad de Boston.

"Es uno de los aspectos más perturbadores de su conducta", señaló. "Pueden ver a un grupo de animales enfermos y escuálidos y declarar que los cuidan bien".

Aunque esto podría ser una respuesta defensiva a amenazas de las autoridades para sacar a los animales, apuntó que parece tener raíces más profundas. "Una vez el número de animales ha superado su capacidad de proveer alimento, refugio y cuidados veterinarios adecuados, no pueden admitir la necesidad de ayuda", apuntó Steketee.

Steketee y colegas entrevistaron hace poco a acumuladores de animales para un estudio, y encontraron que muchos provienen de ambientes infantiles caóticos y tuvieron problemas con las experiencias tempranas de vinculación con las figuras de los padres en sus vidas. También habían sufrido de más problemas de salud mental y relaciones disfuncionales en la adultez.

"Es una situación triste porque comenzaron con la mejor intención y no pudieron cumplirla", lamentó Steketee. "Ameritan nuestra preocupación, no nuestra ira, a menos que estén entre los pocos que son activamente crueles con los animales".

Algunos trabajadores sociales y veterinarios esperan que la quinta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales, que será publicado en mayo de 2013, incluya una entrada sobre la acumulación. El reconocimiento como un trastorno individual en este libro de referencia dará a la comunidad de salud mental una mejor comprensión del problema, y atraerá más tratamiento y recursos, según afirman estos defensores.

Con los millones de mascotas no deseadas en todo el país, acumular grandes números de perros, gatos y otras criaturas vivas no es difícil. Los expertos apuntan que algunos acumuladores desarrollan una reputación como alguien que acepta mascotas no deseadas, o los animales que tienen se reproducen cada año. Otros buscan activamente animales de refugios e individuos mediante anuncios clasificados impresos y en internet y sitios web de adopción.

Algunos acumuladores también crean sitios web para hacerse pasar por organizaciones confiables de rescate para obtener animales, advirtió Gary Patronek, veterinario y vicepresidente de bienestar animal de la Animal Rescue League de Boston.

"Hay casos de personas que hacen esfuerzos muy formales y a gran escala, y reclutan activamente para obtener cada vez más animales, cuando no pueden cuidar ni a los que tienen, una tendencia muy perturbadora", añadió Patronek.

Para combatir el problema de la acumulación de animales, unas cuantas comunidades, entre ellas el Condado de Kern en California y el Condado de Lee en Florida, han establecido grupos de trabajo para reunir a las agencias necesarias, que incluyen a organizaciones de protección animal y de niños, las fuerzas del orden, los servicios sociales y los departamentos de salud pública.

Equipos capacitados de respuesta a desastres, administrados por al menos cuatro organizaciones nacionales de bienestar animal, con frecuencia se despachan a los casos de acumulación para ayudar en el rescate y rehabilitación de los animales.

Aún así, muchas comunidades tienen problemas para manejar estos casos tan complicados, apuntó Patronek.

"Si alguien sospecha que unos niños no están recibiendo atención adecuada, ciertamente no esperamos hasta que estén viviendo en la suciedad absoluta, pasando hambre, enfermos o muriendo antes de hacer algo", señaló Patronek.

Pero eso es lo que sucede con los animales, apuntó, porque las leyes contra la crueldad están formadas para castigar a las personas por cometer crímenes. De forma que si un acumulador no está dispuesto a cooperar, dijo, las autoridades tienen que esperar hasta que ocurra un crimen, lo que significa que los animales hayan sido suficientemente abusados o descuidados, antes de entrar en acción.

"Ninguna de las leyes se escribió para realmente abordar este tipo de conducta problemática en que la gente acumula muchísimos más animales de los que tienen capacidad de cuidar", lamentó.

Más información

Para consejos sobre cómo cuidar a las mascotas, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
FUENTES: Shelley Swaim, animal welfare inspector, North Carolina Department of Agriculture & Consumer Services, Veterinary Division; Gail Steketee, Ph.D., professor and dean, Boston University School of Social Work; Gary Patronek, V.M.D., Ph.D., veterinarian and vice president for animal welfare and new program development, Animal Rescue League of Boston
Consumer News in Spanish