Dormir el fin de semana afecta las notas de los niños

Según los expertos, crea un escenario similar al del "jet lag" el lunes en la mañana

MIÉRCOLES 13 de junio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio reciente sugiere que muchos adolescentes adoran dormir hasta tarde los fines de semana, pero esto podría afectar sus calificaciones.

Fue más probable que a los dormilones del sábado por la mañana les fuera mal en la escuela que a los adolescentes que mantuvieron hábitos de sueño más regulares, según concluye un estudio estadounidense que debía ser presentado el miércoles en la reunión anual de las Associated Professional Sleep Societies en Miniápolis.

"Cuando los adolescentes se acuestan tarde y duermen hasta tarde los fines de semana, su comportamiento adelanta su reloj (interno) a una hora posterior", explicó en una declaración preparada Stephanie J, Crowley, autora del estudio, de la Universidad de Brown en Providence, Road Island. "Este cambio de hora podría desplazar la señal cerebral de despertarse el lunes para ir a la escuela. Debido a esto, los adolescentes podrían sentirse peor y tener malos resultados al comienzo de la semana. Esencialmente, los adolescentes estarían dándose a sí mismos 'jet lag' el fin de semana sin siquiera subirse a un avión".

Anotó que muchos estudiantes de secundaria no duermen suficiente durante la semana y tratan de compensar el fin de semana. En este estudio, Crowley examinó las fases circadianas, la calidad del sueño y la alerta maturina antes y después de simular este patrón de sueño del fin de semana en los voluntarios.

Para evitar el efecto de "jet lag" del fin de semana, los adolescentes deben asegurarse de dormir lo suficiente todas las noches entre semana, recomendó Crowley. Se recomienda que los adolescentes duerman nueve o días horas durante la noche para mantener la buena salud y el desempeño óptimo durante el día.

Entre las sugerencias de sueño saludable para los adolescentes se encuentran:

  • Dormir toda la noche sobre una base regular. No acostarse tarde haciendo tareas, estudiando para un parcial ni nada similar. Si las actividades extracurriculares de la escuela consumen demasiado tiempo, hay que pensar en reducirlas.
  • Levantarse a la misma hora todas las mañanas.
  • Tratar de no tomar siestas después de la escuela. Si el adolescente siente que necesita una siesta, no debe dormir más de una hora.
  • No leer, escribir, comer, ver televisión, hablar por teléfono ni jugar cartas en la cama.
  • No consumir cafeína después del almuerzo.

Más información

La Nemours Foundation tiene más información sobre el sueño de los adolescentes.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: American Academy of Sleep Medicine, news release, June 13, 2007
Consumer News in Spanish