Fumar mitiga el sabor de los dulces

Los investigadores añaden que el efecto aumenta con el tiempo

MIÉRCOLES 24 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Investigadores estadounidenses aseguran que fumar cigarrillos y tener antecedentes familiares de alcoholismo pueden afectar la manera como una persona percibe los alimentos dulces.

Las mujeres fumadoras fueron menos sensibles a los sabores dulces, comparadas con las que no lo hacían, según un estudio de la edición de noviembre Alcoholism: Clinical & Experimental Research.

En el estudio participaron 27 fumadores actuales (18 de los cuales tenían antecedentes familiares de alcoholismo) y 22 mujeres que no habían fumado nunca (nueve tenían antecedentes familiares de alcoholismo), con edades comprendidas entre los 21 y los cuarenta. Se examinó la sensibilidad al dulce de los participantes.

"Fumar cigarrillos y tener antecedentes familiares de alcoholismo tuvo efectos distintos sobre la percepción del sabor dulce y los deseos de comer", aseguró en una declaración preparada Juilie A. Mennella, coautora del estudio e investigadora principal del Centro de sentidos químicos Monell de Filadelfia.

"Las mujeres que fumaban cigarrillos fueron menos sensibles al sabor dulce que las que nunca habían fumado. Esto significa que las mujeres que fumaban necesitaban mayores concentraciones de soluciones dulces para detectar el sabor dulce. También hallamos que entre más años pasaba una mujer fumando, menos sensible era al sabor dulce", aseguró Mennella.

"El estudio sugiere que fumar cigarrillos mitiga la detección del sabor dulce y se relaciona con mayores ganas de comer, especialmente carbohidratos ricos en calorías y alimentos ricos en grasa", aseguró en una declaración preparada M. Yanina Pepino, coautora e investigadora del Monell.

El estudio también halló que las mujeres que tenían antecedentes familiares de alcoholismo preferían mayores niveles de dulce y deseaban alimentos dulces con mayor frecuencia. Eso confirma hallazgos anteriores de que una respuesta placentera al sabor dulce se relacionaba con un riesgo genético de alcoholismo.

"Ahora podemos usar este conocimiento para identificar individuos en alto riesgo de alcoholismo y para estudiar los mecanismos biológicos relacionados con el desarrollo de trastornos de uso del alcohol", aseguró en una declaración preparada Alexei B. Kampov-Polevoy, profesor investigador asistente de psiquiatría de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

Los estudios futuros que examinen los efectos del tabaquismo sobre los hábitos alimenticios y las ganas de comer deben tener en cuenta los antecedentes familiares de alcoholismo, recomendaron Mennella y Pepino.

Más información

La American Academy of Otolaryngology-Head and Neck Surgery tiene más información sobre el sabor y el olor.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: Alcoholism: Clinical & Experimental Research, news release, Oct. 24, 2007
Consumer News in Spanish