Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Instan a los médicos a ser más agresivos para ayudar a los fumadores

Se encuentra que varios métodos aumentan el éxito de la gente que trata de abandonar el hábito

MIÉRCOLES, 8 de abril (HealthDay News/Dr. Tango) -- Para ayudar realmente a la gente a dejar de fumar, los médicos tienen que tratar el hábito como una enfermedad crónica que podría requerir intervenciones repetidas o intensivas, entre ellas farmacoterapia y consejería, señalan dos estudios recientes.

Un estudio incluyó a 750 personas que fumaban al menos diez cigarrillos al día. Se les asignó al azar a farmacoterapia (parche de nicotina o bupropión), farmacoterapia complementada con hasta dos llamadas de consejeros capacitados, o farmacoterapia y hasta seis llamadas de consejería. El estudio de dos años encontró que las personas en el grupo de consejería de alta intensidad tenían los mayores índices de éxito.

Los hallazgos "demuestran la importancia de abordar el tabaquismo como gestión de enfermedad", afirmó en un comunicado de prensa de la revista Annals of Internal Medicine el Dr. Edward Ellerbeck, profesor asociado y presidente del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Kansas. El estudio aparece en la edición del 7 de abril de la revista.

"Encontramos que los fumadores están dispuestos a llevar a cabo muchos intentos respaldados médicamente para dejar de fumar, lo que resulta en una abstinencia del tabaco cada vez mayor. Los médicos deben hablar con sus pacientes de manera continua sobre dejar de fumar, y facilitar el acceso a medicamentos para hacerlo", enfatizó Ellerbeck.

El segundo estudio, también publicado en la revista, incluyó a 127 fumadores con problemas crónicos de salud como enfermedad cardiovascular o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Se les asignó aleatoriamente para usar un parche de nicotina durante diez semanas, o una combinación de un parche, un inhalador oral de nicotina y bupropión durante tanto tiempo como fuese necesario. Tras seis meses, alrededor del 35 por ciento del grupo de terapia combinada había dejado de fumar, frente a 19 por ciento entre los que sólo usaron el parche de nicotina.

"Con frecuencia, los fumadores médicamente enfermos tienen una adicción muy grave, y están en mayor riesgo de complicaciones si siguen fumando", advirtió en el comunicado de prensa el autor principal, el Dr. Michael B. Steinberg, de la Facultad de medicina Robert Wood Johnson de la Universidad de Medicina y Odontología de Nueva Jersey. "Nuestro ensayo demuestra que un tratamiento intensivo con una combinación triple de medicamentos podría funcionar bien para ellos".

Más información

La American Cancer Society ofrece una Guía para dejar de fumar.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: Annals of Internal Medicine, news release, April 6, 2009
Consumer News in Spanish