See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Intervenir en los años preescolares puede prevenir la delincuencia juvenil

Un estudio sugiere que las sesiones modifican las respuestas al estrés de los niños en riesgo

LUNES 8 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- La acción parental puede modificar la respuesta biológica al estrés de los preescolares, reduciendo la probabilidad de que incluso un niño en alto riesgo se convierta en un delincuente juvenil, informan investigadores de EE.UU.

El hallazgo sugiere "que el comportamiento antisocial no es algo inmodificable, y los padres pueden formar parte de la solución", dijo en una declaración preparada la autora principal Laurie Miller Brotman, profesora asociada de psiquiatría infantil y adolescente en la Facultad de medicina de la Universidad de Nueva York.

Se sabe que los niños que tienen hermanos mayores delincuentes están en alto riesgo de convertirse en delincuentes juveniles, anotaron los autores del estudio.

La investigación muestra que los niños altamente agresivos y los adolescentes delincuentes tienen respuestas anormales al estrés, sobre todo en situaciones sociales. Estos jóvenes parecen tener menos conciencia de pistas sociales y no responden al refuerzo positivo de la misma manera que un niño con un desarrollo normal.

Este nuevo estudio, que aparece en la edición de octubre de la revista Archives of General Psychiatry, halló que las intervenciones familiares que modifican la respuesta al estrés en niños de alto riesgo podrían reducir el riesgo de delincuencia y enfermedad psiquiátrica posteriormente en la vida.

En el estudio participaron 92 familias en las que había un niño preescolar y otro niño mayor que había tenido problemas con la ley. Algunas familias fueron asignadas para que formaran parte de sesiones de intervención familiar que comprendían 22 sesiones de grupo y 10 visitas al hogar de profesionales de salud mental a lo largo de ocho meses. En estas sesiones, los preescolares aprendieron a socializar con sus compañeros, a identificar sentimientos y a seguir reglas.

Otras familias fueron asignadas a un grupo de control que no recibía ninguna intervención.

Se examinó los niveles de cortisol (la hormona del estrés) en la saliva para evaluar los niveles de estrés en los niños antes y después de una situación social estresante, como interactuar con un grupo de niños desconocidos. Los niños del grupo de intervención mostraron un respuesta normal al cortisol, mientras que los que estaban en el grupo de control mostraron un patrón de respuesta similar al observado en delincuentes juveniles, halló el estudio.

"Nuestros hallazgos demuestran la potente influencia del ambiente del cuidado en la biología de los niños", dijo Brotman, que también es directora del Instituto de ciencias de la prevención en el Centro de estudios infantiles de la NYU.

"Sabemos desde hace tiempo que los padres desempeñan un papel importante en el comportamiento de los niños. Sabemos que los padres de jóvenes delincuentes pueden mejorar sus métodos de crianza, y estos cambios resultan en menores tasas de problemas para sus niños jóvenes", dijo Brotman. "Ahora, hemos documentado que un programa que mejore las técnicas de crianza y el comportamiento de los niños también conduce a cambios biológicos que son consistentes con conductas no delictivas más adaptables".

Más información

La American Academy of Pediatrics tiene más información sobre la conducta infantil.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: New York University, news release, Oct. 1, 2007
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined