See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Las películas me hicieron hacerlo

Los niños quienes observan los filmes clasificados R son más propensos a fumar y beber

Jueves, 14 de febrero (HealthDayNews) -- Los niños quienes observan películas clasificadas R son más propensos a probar fumar y beber.

Esa es la conclusión de un estudio realizado por investigadores de la Escuela Médica Dartmouth que aparece en la edición actual de "Effective Clinical Practice".

"Los niños quienes no se les restringe el observar películas clasificadas R son tres veces más probables de fumar o beber que quienes nunca las observan", indicó uno de los autores del estudio, doctor Michael Beach, un profesor asociado de medicina familiar y comunitaria en la Escuela Médica Dartmouth.

"Los padres pueden hablar con sus hijos de los daños del fumar y llevarles ese mensaje a casa, pero esto es desplazado por las escenas de fumar que ven en las películas", indicó Beach. "Fumar en las películas se muestra usualmente en un contexto sexual y glamoroso que puede tener una poderosa influencia".

Los investigadores encuestaron a 4,544 estudiantes de quinto a octavo grado. Los niños eran de 15 escuelas en Vermont y New Hampshire. Todas las escuelas tenían más de 150 estudiantes matriculados.

La encuesta incluyó preguntas acerca del comportamiento de los padres, las restricciones de películas y si los niños habían probado alcohol o cigarrillos. Cada encuesta también contenía un lista al azar de películas sin información de clasificación, y se pidió a los estudiantes que cotejaran las que habían visto.

En general, 18 por ciento de los niños había probado fumar y 23 por ciento había probado alcohol, encontraron los investigadores. Noventa por ciento de los niños quienes participaron en el estudio eran menores de 14 años, aún así sólo 16 por ciento de ellos estaban completamente restringidos de ver películas clasificadas R.

Los niños no deben ver películas clasificadas R, a menos que estén acompañados de un padre o tutor, según el sistema de clasificación utilizado por la Asociación de Película Cinematográfica de América. Una clasificación "R" se da a las películas que tienen contenido adulto, tal como violencia, sexo o abuso de sustancias.

El estudio encontró que 35 por ciento de los niños quienes no tuvieron restricciones en el tipo de películas que les era permitido observar habían probado fumar, mientras que sólo 12 por ciento de niños quienes reportaron tener algunas restricciones en las selecciones de sus películas habían fumado. Unicamente 2 por ciento de los niños quienes no le permitieron en lo absoluto observar películas clasificadas R habían probado fumar.

Los números eran similares para el uso del alcohol. Cuarenta y seis por ciento de los jóvenes sin restricciones habían probado el alcohol; 16 por ciento de aquellos con restricciones parciales lo habían probado, mientras que solamente 4 por ciento de los niños con completas restricciones lo habían hecho.

"Los niños se comportan de manera diferente cuando saben que se les observa", indicó Nell Minow, autora de "The Movie Moms Guide to Family Movies". "Lo que es importante aquí es que los niños necesitan saber que a alguien les importa lo suficiente como para imponer límites, no sólo en televisión y películas, sino en cualquier cosa que no sea bueno para ellos".

Beach señaló que los investigadores no podrían evaluar si los padres estaban con los niños cuando observaron las películas clasificadas R. Sin embargo, los investigadores intentaron controlar los datos para tantos factores como pudieron, incluyendo los hábitos de fumar y beber de los padres, el desempeño escolar de los niños, y la rebeldía.

Incluso completas restricciones paternales no evitaron que todos los niños vieran películas clasificadas R, reconoce Beach. Con las películas de video y el cable TV presente en muchos hogares, es difícil controlar lo que los niños ven en sus hogares o en los hogares de sus amigos.

Los investigadores apuntaron que el estudio tenía varias limitaciones. Primero, debido a que entrevistaron niños únicamente de Vermont y New Hampshire, los resultados a nivel nacional pueden variar. Además, los investigadores no pudieron concluir si el restringir las películas clasificadas R por sí solo fue responsable de experimentación reducida en cuanto al cigarrillo y al alcohol, o si hubo otros comportamientos en los padres que afectaron estas decisiones. Un portavoz de la Asociación de Películas Cinematográficas de América no realizó comentarios acerca del estudio.

Qué hacer

Vigila lo que tus hijos observan.

La principal tarea de un padre es dejarles saber que estamos prestando atención todo el tiempo a qué están haciendo y a los peligros que puedan encontrarse afuera, indicó Minow.

Para aprender más acerca de lo que significa cada clasificación de película, visita filmratings.com. Para consejos en ayudar a tu hijo a convertirse en un observador que puede discriminar los medios, lee este abstracto de The Movie Moms Guide to Family Movies.

FUENTES: Entrevistas con Michael Beach, M.D., Ph.D. profesor asociado, medicina familiar y comunitaria y anestesiología, Escuela Médica Dartmouth, Hanover, N.H.; Nell Minow, autora, "The Movie Moms Guide to Family Movies", McLean, Va.; "Effective Clinical Practice", enero/febrero 2002
Consumer News in Spanish